Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
null
Jalisco

Si gana la Rectoría, Ruth Padilla creará tres centros universitarios

Considera a Tlajomulco por su número de habitantes, además de Tomatlán —cuyo proyecto ya está avanzado— y Zapopan

El Informador

Aunque prácticamente en todo el Estado se solicitan más centros universitarios, Ruth Padilla Muñoz, rectora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y aspirante a la Rectoría General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), destaca que, de ser elegida, contemplaría la construcción de más espacios en al menos tres municipios.

Uno de estos sería Tlajomulco, donde se cuenta con la población más grande. Sin embargo, aclara que hay iniciativas avanzadas: “Está Tomatlán en la zona de la Costa”.

En el caso de Zapopan, considera que se podría abrir otro espacio universitario, el cual sería satélite de un centro base para que no represente un costo elevado en la organización administrativa.

Remarca que también se requiere crecer en algunas sedes, como en Ciudad Guzmán y Puerto Vallarta, así como en la Ciénega, que tiene muchas de las carreras experimentales.

Con relación a las preparatorias declara que se necesita llegar a los acuerdos con el Gobierno del Estado, pues se requiere equiparlas, pero sin duplicar los esfuerzos. “Nos falta mucha infraestructura, mucha inversión en equipamiento”.

En los últimos años, la Universidad de Guadalajara ha incrementado la cobertura, pero sin recibir un aumento presupuestal real. EL INFORMADOR/Archivo

Apuesta a la investigación, pero con beneficio social

La Universidad de Guadalajara (UdeG) requiere de investigación con innovación social, pues tiene el conocimiento para la aplicación de la tecnología en todos sus ámbitos, destaca Ruth Padilla Muñoz, aspirante a la Rectoría General.

Aclara que no se dejaría de hacer investigación de punta, pero se requiere de investigación que además de generar nuevo conocimiento, se aplique en problemas puntuales de la industria, de la empresa, de la sociedad y de las instancias gubernamentales.

“Tenemos que hacerlo, eso no tiene vuelta de hoja en un ambiente de múltiples conocimientos, que incluso rescatan los saberes ancestrales, que es una de las líneas que el Conacyt está lanzando ahorita y que me parece que está bien, siempre y cuando no sea limitativa”.

Apunta que también propondrá la dignificación del salario de los trabajadores: “También estoy hablando de cómo socialmente se mira al investigador, al profesor que trabaja en una prepa o un centro universitario, porque cada vez vemos con más desdén una profesión que es indispensable para el desarrollo de cualquier actividad económica”.

En términos generales, el proyecto “universidad para todos” es la principal apuesta en el programa de trabajo de Ruth Padilla Muñoz, actual rectora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).

La candidata destaca que va por una universidad abierta a los requerimientos y necesidades de cada persona. “Desde los jóvenes hasta los adultos mayores, pasando por todo el segmento intermedio... por una razón importante: La universidad no puede seguir encerrada sólo pensando en cómo se incrementa la matrícula, que es un factor muy importante, pero no puede ser lo único”.

Acentúa que aún trabaja en la elaboración del plan de trabajo que presentará al Consejo General Universitario. Descarta que tenga asegurado algún voto de los cerca de 180 consejeros que votarán en febrero próximo por el próximo rector. Además, dice no tener conocimiento de que existan dados cargados hacia alguno de los seis candidatos.

Añade que, desde hace mucho tiempo, las mujeres debieron ocupar los cargos más altos en la UdeG.

 

Simplificará procesos para ahorrar

Cuestionada con relación a si la universidad requiere de un plan de austeridad en el manejo de los 13 mil millones de pesos que tiene como presupuesto anual, con el objetivo de mejorar la eficiencia de los recursos, Padilla contesta que es necesario hacer ajustes.

Acentúa que también se requiere eficiencia en la tramitación. Señala que, cuando realizó su registro como candidata, llevaba tres carpetas de papel con su currículum, porque la convocatoria decía que tenía que presentarlo con las evidencias probatorias. “Del puro listado del currículum eran (alrededor de) 200 páginas”. Pretendió entregar la información en disco, pero le dijeron que tenía que ser en papel: “¿Imagínate eso aplicado a toda la administración? ¿Qué significa? Que porque la Auditoría Superior… que porque la Contraloría del Estado nos pide papel para las comprobaciones. Y tú dices: ‘No, no puede ser que me gaste lo mismo en administrar un peso que 100 millones’”.

Estos procesos complican también los apoyos a los investigadores. Aún y cuando éstos consigan cinco millones de pesos, la entrega es muy lenta porque entra dinero del Conacyt y tiene que pasar por una serie de filtros. “Hablamos de innovación, de aplicación y uso de las tecnologías. Hablamos de la responsabilidad social. ¿Y nosotros?”.  Añade que no tiene un estimado del ahorro que podría significar la simplificación de procesos, pues trabaja en la elaboración de su plan de trabajo.

PERFIL

Ruth Padilla Muñoz

  • Es doctora en Ciencias para el Desarrollo Sustentable por el Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara.
  • Maestra en Administración de Instituciones Educativas por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.
  • Es Química Farmacobióloga por la Universidad de Guadalajara.
  • Trabajó en la industria farmacéutica privada (1975-1977).
  • Inició su labor como docente en 1977 en la Preparatoria de Autlán de Navarro.
  • Fue fundadora y la primera directora de la Preparatoria de Tonalá en 1989, lo que la convirtió en la primera mujer en ocupar la dirección de un plantel de educación media superior en la UdeG.
  • Fue la primera rectora en los centros universitarios de Los Altos (1998-2001) y de Tonalá (2013-2016).
  • Actualmente es rectora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías.
  • Fue parte del Comité Académico de Apoyo al Comité Directivo del Sistema Nacional de Bachillerato, en donde participó en la Reforma Integral de la Educación Media Superior, que se concretó en 2008.
  • Es miembro del Consejo Mexicano de Investigación Educativa y forma parte del banco de evaluadores vigente del Fondo Mixto del Conacyt.
  • Es profesora-investigadora y además cuenta con el reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública (SEP) como perfil Promep.
Con una amplia trayectoria universitaria, Ruth Padilla Muñoz es la única mujer que aspira a la Rectoría General. EL INFORMADOR/E. Barrera

Los últimos logros como rectora del CUCEI, de 2016 a la fecha:

  • En el periodo 2016-2018 se incrementó en 2.9% el número de alumnos admitidos a licenciatura. Sin embargo, de los 12 mil 479 aspirantes que se tuvieron durante el año pasado, apenas cuatro mil 228 lograron un lugar en este centro universitario.
  • El año pasado, el CUCEI contó con una matrícula de 14 mil 802 alumnos de licenciatura y 302 de posgrado. Se encuentran en programas de calidad, 96.5% de los estudiantes de pregrado (14 mil 295) y 96.4% en lo que corresponde a posgrado (291).
  • En 2018 se contó con 382 profesores de tiempo completo con la distinción de perfil Prodep. Respecto a 2016, esta cifra se incrementó en 13 académicos.
  • El año pasado fueron presentadas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial siete solicitudes de patente, tres modelos de utilidad y un diseño industrial, lo que implica un incremento con respecto al 2015 (cinco patentes, dos modelos de utilidad y un diseño industrial).
  • En 2018 se incrementó en 167% el número de graduados de los programas de doctorado con respecto a 2016, en tanto que el número de graduados de maestría se incrementó en 21.1 por ciento.
  • La eficiencia terminal pasó de 40% en 2016 a 52% en 2018.
  • El presupuesto del CUCEI en 2018 fue de 148.2 millones de pesos. De éstos, 21 millones se invirtieron para la conclusión o continuidad de obras en el Laboratorio de Química, en el Laboratorio de Producción de Ingenierías y en el Edificio de tres niveles Z1, entre otros.

 

Preocupa el presupuesto federal

Aunque el Gobierno federal finalmente no recortó el presupuesto 2019 a las universidades públicas del país, el cual se había proyectado en cinco mil millones de pesos menos, Padilla declara que ve riesgos para los próximos años.

“Sí veo un conflicto, porque la tendencia nacional no está para las universidades públicas estatales que ya existimos, sino a la generación de nuevas estructuras universitarias que cuestan mucho dinero. Sería más fácil invertir en las universidades que ya están, en lugar de abrir nuevas”.

Tampoco es viable ni deseable, subraya, que les reduzcan el presupuesto. Recuerda que en los últimos años, la Universidad de Guadalajara ha incrementado la cobertura, pero sin recibir un aumento presupuestal real.

“Si antes tenías alrededor de 60 mil pesos por alumno en la educación superior, ahora tienes la mitad, porque tenemos más alumnos y menos dinero, porque los incrementos presupuestales han sido por la inflación, que no es tal, porque se acumulan muchas cosas”.

Acentúa que las universidades públicas requieren de más recursos y reglas claras para ejercerlos con transparencia, pero sin “borrar de un plumazo su autonomía”.

Considera que la universidad está “hiperauditada”. “Todos los años nos audita la Auditoría Superior de la Federación. Ya llevamos dos o tres auditorías estatales. Todos los años nos audita un despacho externo…”.

Añade que propondrá una oficina para cada centro universitario, que se dedique a contestar auditorías y transparencia.

Ruth Padilla considera que las nuevas instalaciones de la universidad deben estar enfocadas a laboratorios y talleres, pues la función de las aulas puede ser cubierta a través de internet. EL INFORMADOR/Archivo

LA MATRÍCULA

Reforzará la orientación educativa en la casa de estudios

—En la metrópoli, uno de cada 10 deserta; en centros regionales, dos de cada 10. ¿Qué proyectos tiene para evitar la deserción?

—Debemos hacer un esfuerzo muy importante en lo que es la orientación educativa en prepas. Si no estimulamos esa orientación educativa desde la prepa, si me apuran, desde la secundaria, vamos a seguir teniendo muchos alumnos que fracasan porque no era la carrera de su vocación.

Hay algunas (estrategias) que ya hemos emprendido: el tutor. La exigencia que un alumno que reprobó un curso esté en contacto con su tutor y éste le firme cada mes su desarrollo para que no vuelva a caer en un problema de reprobación y abandone la escuela.

Hay muchos estudiantes que desertan porque económicamente no tienen cómo sostenerse. Ahí están los distintos modelos de educación para que tú puedas trabajar y estudiar.

En el CUCEI, por ejemplo, hemos variado hacia arriba en un 12% la eficiencia terminal. Estábamos en 36%-38% y ahorita ya estamos en 50%. Y tenemos que llegar al 60%-70%, por lo menos.

—¿Incrementará el número de programas de posgrado?

—Es un tema muy difícil. En el posgrado en el CUCEI, que son los posgrados exigentes de ciencias, tenemos pocos estudiantes, menos de 400 en una población de 15 mil estudiantes. No es fácil, primero, por las exigencias de los procesos de selección, por los espacios disponibles, por los profesores que tienen doctorado y pueden asumir la responsabilidad de atender estudiantes.

En la propia universidad hay centros muy exitosos, como Salud, porque tienen todas las especialidades médicas, pero hay otras carreras en donde nos cuesta mucho trabajo meterlos al posgrado. En Ingeniería Civil, los chavos están trabajando desde que están en quinto o sexto semestres.

—¿Cuánto aumentaría la matrícula, de ganar la Rectoría?

—Tendríamos que apostarle más a las ciencias exactas, a la generación de laboratorios o talleres más que en aulas, porque esos ya se pueden trabajar en línea. En dos centros universitarios, que son el Norte y Valles, se puede asistir dos veces a la semana y todo el demás trabajo se lleva de manera personal.

Pero sí debemos contar con bibliotecas bien equipadas, contar con todas las bases de datos que sean útiles para los estudiantes, etcétera.

Se deben liberar espacios en los centros universitarios e incrementar la matrícula en aquellas (carreras) que son necesarias e indispensables para México.

El caso del CUCEI es muy ejemplar, teníamos cuatro ingresos por cada 12 aspirantes. Si nosotros tuviéramos más laboratorios, más espacios, más profesores, seguramente podríamos atender a los 12 mil 479 que hicieron trámite en 2018, pero nada más admitimos a cuatro mil 228.

En media superior vamos a poder dar cobertura, si bien no al 100% de la población, porque no todos quieren hacer la prepa… lo vamos a cubrir de manera simultánea.

No olvido el crecimiento de la matrícula, pero sí quiero pensar en una universidad que cambie la manera de ver y pensar la educación.

—¿Apostará a la universidad virtual?

—Faltan presupuestos compartidos. Si la universidad virtual está trabajando con equis centro universitario, desarrollando todo o una parte de una carrera, pues el centro universitario debería de compartir sus recursos humanos y financieros con el sistema de universidad virtual, de manera que el sistema se fortaleciera.

Evidentemente, si cada vez tiene más matrícula, por sí mismo, hay que incrementar el presupuesto.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál es la principal necesidad de la comunidad universitaria en Jalisco?

Participa en Twitter en el debate del día @informador