Jueves, 06 de Octubre 2022
null
Jalisco

Recorte afecta cobertura en prepas y plazas para maestros: Villanueva

Pone en riesgo el crecimiento del CUTlajomulco y CUTonalá, y la construcción del CUTlaquepaque y de tres prepas en Tonalá, Tlajomulco y la zona Sur de Guadalajara,

El Informador

El rezago presupuestal que enfrenta la UdeG, que se agudizará con la bolsa propuesta para 2022 por el Gobierno estatal, amenaza tres nuevos centros universitarios y la construcción de tres prepas, pero también la generación de plazas para maestros.

El rector Ricardo Villanueva destaca que entre los temas más básicos, pero fundamentales, está el pago de horas de asignaturas. “Tenemos un déficit de 100 mil horas al año que nadie nos paga y que lo hemos tenido que resolver. Son 30 planteles (prepas) los que se han construido en los últimos 10 años y que necesitan maestros, personal administrativo y operativo”.

El problema, subraya, es que hay maestros de asignatura que aspiran a un tiempo completo, pero no se tienen plazas, “porque estamos, digamos, abusando de las horas de asignatura, que es la única manera que tenemos para crecer”.

Reitera que el próximo año la UdeG recibirá el peor presupuesto de las últimas dos décadas por parte del Estado, lo que no responde al aumento de la matrícula: en los últimos 10 años pasó de 220 mil a 320 mil alumnos.

Para 2022, la UdeG tendría un presupuesto de 13 mil 131 millones de pesos (MDP) provenientes de los gobiernos federal y estatal (la Entidad aportaría seis mil 509 MDP).

El recorte pone en riesgo el crecimiento del CUTlajomulco y CUTonalá, y la construcción del CUTlaquepaque y de tres prepas en Tonalá, Tlajomulco y la zona Sur de Guadalajara, “para garantizar al 100% la matrícula que ya estamos dando”.

El rector Ricardo Villanueva lamenta que la falta de apoyos de los Gobiernos federal y estatal se traduce en un déficit de dos mil 600 millones de pesos. EL INFORMADOR/Archivo

Plan de austeridad de la UdeG sale al quite de recortes presupuestales

Aunque en los últimos tres años la Universidad de Guadalajara (UdeG) implementó un plan de austeridad, con ahorros por dos  mil  millones de pesos, el Ricardo Villanueva indica que ya no están en condiciones de lograr economías que les permitan contener los recortes del presupuesto estatal y federal.

Explica que los ahorros realizados han permitido estabilizar la infraestructura educativa. “El Fideicomiso de Infraestructura de la Red Universitaria ha sido otro tema que han criticado de parte del Gobierno de Jalisco, como si fuera algo malo, pero es donde están todas las economías que hemos generado con la reducción del personal directivo”.

Un ejemplo de este esfuerzo está en el Corporativo de Empresas de la Universidad, que está terminando de construir un módulo de aulas de la Preparatoria 22 en San Pedro Tlaquepaque. “Hemos buscado la forma de seguir creciendo. La Universidad no ha dejado de crecer, pese a los malos tratos. ¿Seguiremos haciendo el esfuerzo de generar economías? Sin duda”.

Por ello, considera que no hay necesidad de generar debates en torno a si la casa de estudios debe hacer o no una Bienal porque no tiene dinero. “En la Universidad necesitamos tener ambas cosas. Necesitamos seguir con eventos de primer nivel, seguir avanzando en infraestructura y en todas nuestras tareas sustantivas”.

Insiste en que seguirán haciendo esfuerzos por generar ahorros para no frenar la operación, “pero llegará un momento en que esto es insuficiente porque llevamos cinco años de muy malos presupuestos… y cada vez esto se vuelve insostenible”.

Añade que el siguiente año ya no se tendría margen para seguir ahorrando. 

“Hemos hecho economías, desde dejar de imprimir la Gaceta Universitaria, que nos generó un ahorro de ocho millones de pesos al año (para hacerla digital). También dejar de imprimir el examen de admisión, que son 760 mil pesos al año”.

En el plan también está la cancelación de arrendamientos de algunos inmuebles. 

“La Coordinación de Investigación la acabamos de trasladar al edificio administrativo para dejar de pagar una renta de 70 mil pesos mensuales”.

En los tres años que van de su gestión al frente de la UdeG, subraya, se retiraron los vehículos ejecutivos, se dejó de pagar celulares a todos los funcionarios. “Hemos hecho un plan de austeridad verdaderamente intenso”.

También se quitaron todos los eventos protocolarios. “Desde mi toma de protesta, todos los eventos hemos tratado de seguirlos reduciendo y lo seguiremos intentando. Lo cierto es que hay un déficit real de dos mil 600 millones de pesos. Estamos hablando ya del 20% de nuestro presupuesto.  Se nos agotan las posibilidades de economizar”. 

REZAGO

Infraestructura pendiente

La UdeG tiene muchas obras a medias en materia de infraestructura básica, reconoce el rector Ricardo Villanueva. “Recordar que en los últimos 20 años, la Universidad llegó a 116 municipios, pero hemos llegado con muchas carencias”.

Puntualiza que se requiere una inversión importante para atender los rezagos, en especial, de las escuelas regionales. “Nada más en muros perimetrales estamos en cerca de los 150 millones de pesos. Estamos hablando de que la Universidad ha crecido muy rápido, con mucho sacrificio, con poco presupuesto. Somos la Universidad que más cobertura territorial tiene en todo el país, pero lo hemos hecho, obviamente, no en todas las ocasiones con la infraestructura óptima. Llegamos, empezamos a dar clases y en el camino vamos terminando de construir las escuelas”.

Por eso se requiere de más presupuesto para la construcción de centros universitarios y preparatorias, para consolidar la infraestructura, los proyectos de investigación, los laboratorios y las bibliotecas. “Hay muchísimas cosas pendientes”.

Cuestionado sobre la propuesta del Ejecutivo estatal para la creación de un fondo para la infraestructura educativa para el próximo año, que recibirá recursos por la vía del Impuesto sobre Nóminas (ISN), responde que  la desconoce. “Entiendo que se hará un fideicomiso al cual tampoco nos han invitado”.

Contrario a esto, dice, la UdeG siempre ha convocado al Gobierno estatal  para  participar en los fideicomisos que tiene la casa de estudios. “Qué bueno que se invierta en infraestructura educativa, pero de inicio, la Universidad de Guadalajara no ha sido considerada”.

El fideicomiso que creará el Ejecutivo estatal con la participación de la Iniciativa Privada contará con una bolsa de 800 millones de pesos, tan sólo por la vía del ISN, el cual se destinará para infraestructura de todos los niveles.

Por ello, el rector considera que es importante que la comunicación venga del Ejecutivo estatal. “Estamos en permanente comunicación con las cúpulas empresariales, pero creo que el Gobierno del Estado es quien nos tendría que invitar para ser partícipes de este fondo”. 

Niegan maltrato

Tras su comparecencia ante diputados para dialogar sobre el proyecto de la Ley de Ingresos 2022, el secretario de la Hacienda del Estado, Juan Partida Morales, afirmó que la Universidad de Guadalajara no tiene reducción en el proyecto de presupuesto del próximo año. Subrayó que en el rubro de infraestructura, la UdeG tiene un aumento de 14% (228 millones de pesos). Según el planteamiento de la administración estatal, se propone incrementar el subsidio ordinario a la Universidad en el mismo porcentaje que la Federación: eso implica 404 millones de pesos más de lo que obliga el convenio con la Federación.

Por su parte, el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso, Gerardo Quirino Velázquez, aseveró que los señalamientos del rector están basados en cifras inexactas. “Queremos decirle al rector, con mucho respeto, que está equivocado; segundo, que la educación en general y en particular la Universidad, seguirá siendo una  prioridad para Jalisco”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Hacienda, Claudia Salas Rodríguez, invitó al titular de la casa de estudios a revisar cifras.

Y  luego de  los señalamientos de los emecistas, Ricardo Villanueva acudió al Congreso estatal para entregar una solicitud para reunirse con la Junta de Coordinación Política para abordar el tema. También entregó un oficio al presidente de la fracción emecista para aceptar la invitación que le hicieron para revisar sus cifras.

“Quiero reunirme con todos los coordinadores de fracción. El día que me inviten, aquí estoy para platicar y profundizar… tenemos mucha información para aportarles”. Pero no hay fecha para la reunión.

El rector Ricardo Villanueva acudió al Congreso para entregar una solicitud para reunirse con diputados y analizar el presupuesto 2022. En la foto, Gerardo Quirino Velázquez, José María Martínez, Mara Robles y Hugo Contreras. ESPECIAL

TELÓN DE FONDO

Ajuste a las empresas universitarias

Debido a que se proyecta que las empresas productivas de la UdeG puedan realizar aportaciones importantes a la Universidad, las cuales podrían ser de 50 millones de pesos al año, Ricardo Villanueva informa que esperarán a que éstas se recuperen de la crisis económica generada por la pandemia. “Ahorita están sobreviviendo por la pandemia”.

A partir de 2019, las empresas comenzaron a realizar aportaciones a la Universidad, que en ese año fueron por 20 millones de pesos. Los recursos se han destinado para la construcción de aulas y otras acciones.

Puntualiza que las ganancias generadas por las empresas durante 11 años se destinaron para pagar la construcción del Auditorio Telmex. Incluido el pago de un crédito por 120 millones de pesos, del que la UdeG fue aval.

Ante las críticas, rechaza que el presupuesto ordinario de la casa de estudios se destine para construir auditorios. Ese recurso, indica, es para las actividades sustantivas de la UdeG. “Nunca se ha tomado dinero que era para las aulas, para construir el  Telmex”.

El rector enfatiza que todas las empresas deben cumplir con brindar un beneficio social y generar recursos extraordinarios para que sus ganancias se conviertan en patrimonio universitario. “Teníamos una gasolinera y la cerramos”. También se decidió cerrar una que se creó para la transición energética. No dio resultados.

MUSEO DE CIENCIAS AMBIENTALES

A la espera de la Corte

Luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitiera la controversia constitucional promovida por la Universidad de Guadalajara, que busca evitar el recorte de 140 millones de pesos que se etiquetaron para la construcción del Museo de Ciencias Ambientales, el rector informa que el asunto podría resolverse en un lapso de tres a seis meses.

Reitera que es un gran paso el que la Corte admitiera esta controversia. “Esta admisión viene con una suspensión que es muy importante, porque se le determinó al Ejecutivo estatal que no mueva el recurso, que cualquier acto jurídico que haya admitido para que la Universidad no pudiera acceder a ese recurso queda sin efecto”.

Eso obliga al Ejecutivo estatal a mantener los 140 millones de pesos disponibles hasta que termine el juicio y se determine el fondo del asunto entre los ministros. 

“Tenemos una suspensión y la garantía de que ese dinero se tiene que guardar en Jalisco”.

Lo que sigue, puntualiza, es garantizar que el Gobierno de Jalisco cumpla con dejar el dinero en la partida que corresponde. 

“Eso es lo que estamos viendo en la Corte, esperar si el Gobierno del Estado mete una queja a esta resolución, que nos daremos cuenta”.

La disputa por 140 millones de pesos originalmente asignados al Museo de Ciencias Ambientales podría resolverse en seis meses. EL INFORMADOR/G. Gallo

Espera que se retome el diálogo con el Estado

Aunque la comunicación está rota entre el Ejecutivo estatal y la UdeG, el rector espera que se retome el diálogo para revisar la propuesta del presupuesto que se proyecta para el próximo año para la casa de estudios.

Recuerda que en la última reunión que sostuvo con funcionarios estatales se acordó revisar el tema.
“Quedamos que lo íbamos a ver antes de que se presentara, pero nunca nos convocaron. Se presentó sin tomarnos en cuenta, pero estamos abiertos a que, en cuanto nos manden llamar, acudiremos”.

Debido a esto, solicitó una cita con la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Destaca que siempre hay posibilidad de entrar en razón. “Lo que escucho al gobernador de Jalisco pedirle al Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador), esa sensibilidad que pide para los proyectos prioritarios de Jalisco, pues es lo mismo que le pido al gobernador, que esa sensibilidad la tenga con la universidad pública de todos los jaliscienses, porque lo que le estamos pidiendo es para los proyectos estratégicos”.

Añadió que actualmente el sector poblacional más alto en Jalisco es el de los niños de cinco a 14 años de edad. “En 10 años, esos niños van a necesitar un espacio en la preparatoria. Demográficamente tiene el sector poblacional más amplio, por lo que si no empezamos a construir hoy la infraestructura para esos niños, en 10 años vamos a dejar a muchísimos jóvenes sin una oportunidad de estudiar”.

Insiste en que se debe reconsiderar la postura del Gobierno estatal. “Espero que el Gobierno reabra el diálogo” para poner sobre la mesa los argumentos del por qué es importante que de los 12 mil 832 millones de pesos extra que tendrá Jalisco para el próximo año, se considere una bolsa superior al 1.8% que se propone actualmente para la Universidad.

“¿Cómo de 12 mil 832  millones  sólo nos quieren dar  200 millones y fracción? ¿A dónde se van los otros 12 mil 600 millones de pesos, que sea más importante que construir las escuelas de los niños de Jalisco?”. 

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de los recortes al presupuesto de la UdeG?

Participa en Twitter en el debate del día @informador