Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 25 de Abril 2018

|

Una leyenda

Por: EL INFORMADOR

Unos  le  llaman  cauquén  real,  otros  solamente  le  dicen  caiquen  pero  llámese  como  se llame  cuando  lo  conocí  me  pareció  tan  interesante,  sobre  todo  por  la  leyenda  que  se  ha  tejido a   su  alrededor,  que  pensé  era  digna  d e  contarse   en  este  artículo  y  más   al  conocer  cual  era  el  hogar  de  la  criatura  silvestre  que  hoy  nos  ocupa.

El  caiquen  es  una  ave  parecida   al  pato,  es  monógama  y  como  el  majestuoso  cóndor,  vive  en  una  de  las  zonas   geográficas   más   agrestes,  bellas   e  impresionantes  del  mundo:  la  Patagonia  Sur,   en  la  isla  de  la  Tierra  del  Fuego  que  para  chilenos  y  argentinos  es:  “El  fin  del  mundo”,  el  sur  del  sur,  tan  lejana  y  despoblada   que  cuando   se juntan  cinco  personas  ya  es   una  multitud.   Por  estar   tan  remota  y  despoblada  la  zona  la  fauna   patagónica   es  muy  abundante   y  variada,  no  le  teme   al  hombre,  el  caiquen  convive   con  manadas   de   guanacos,  con  el  cisne  de   cuello  negro,  el  pájaro  carpintero  patagónico,  el  zorro  gris   autóctono  de   la   zona   en  contraste   con  el  zorro   rojo  y  los  castores  que  por   su  piel  fueron  importados   con  fines   comerciales,   (el  proyecto  fracasó  pero  los  animales  se  quedaron  y  hoy  abundan).

Tanto  Argentina   como  Chile,  para  aprovechar  la  riqueza  y  el  potencial  turístico de estos  agrestes  territorios  que  contienen  el   10%  de  las  reservas  de  agua  dulce  del  mundo,  los   convirtieron  en  parques  nacionales  siendo  los  principales   el  llamado  “Torres  del  Paine”   en  donde  dominan  el  paisaje  los  famosos  cuernos  de ese  nombre  y  el  Lago  Pehoe  del  lado  chileno  y  el  impresionante  Parque  Nacional  de  “Los  Glaciares”   cuya   atracción  máxima   es  el  Glaciar  “Perito  Moreno”  que  con  sus  constantes  desprendimientos  de   enormes   bloques  de  hielo  se   hace   notar   ya  que  como  dicen  los   argentinos  “es  la  voz  del  hielo  que  se  escucha” y  en  este  parque  que  comparten  con  los  chilenos   no  es  el  único  glaciar  pues   en  el  parque  también  se  tienen  otros   glaciares  que   como  grandes  ríos  en  estado  sólido  estremecen  al  espectador   por   sus   tonos  azules:  El  Upsala  más   grande   que  El  Perito  Moreno   pero   sin  los  frecuentes   desprendimientos  de  hielo;  El   Onelly  así  como   el  Spegazzini  y  otros   más   que  son  la  delicia  de  los   turistas.

La  leyenda  prometida:  los  caiquenes   como  ya  se  dijo  son  aves   monógamas,  siempre  viven  en  parejas   hasta   la  muerte,  pero  una  leyenda  cuenta  que  cuando   uno  de  los  miembros  de esa  familia   muere   el  otro  lo  hace   también,  se  muere  de  tristeza   pero  si  es   el  macho  el  que  sobrevive  este  no  muere  de  tristeza  sino  que   se  muere  de  hambre  pues  por  estar  vigilando a   la  familia  y  protegiéndola  de  los   zorros   grises  que  los  cazan  ya  que  son  sus  principales  enemigos,  no  saben  buscar  que   comer,  por  lo  que se mueren  de  inanición,  de  hambre,   no  de  tristeza;   pero  si  es   la  hembra  la  que   sobrevive,  esta  si  busca  otra   pareja  a  la  cual  mantiene  con  tal  de   que   cuide  a  la  familia  ya  que   así  la  naturaleza  evita  que  esta  ave  se  extinga.

La  población  más  cercana   al  glaciar  Perito  Moreno  es   el  Calafate,  que  tomó  el  nombre de un  arbusto  que  crece  en  el  bosque  magallánico  que  da  un  fruto  rojo  que  es   comestible  y  del  cual  se  dice  que  quien  lo  come   si es forastero,  volverá  irremisiblemente  a  la  Patagonia,   ¿usted  lo  cree?   Porque   el  que  esto  escribe  ya  lo  experimentó  y  volví  a  la  Patagonia   a  disfrutar  en  todo  su  esplendor  la  naturaleza.

Temas

Lee También

Comentarios