Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 15 de Diciembre 2019
| Vértice

Tren Parlamentario

Debe la República transitar hacia un nuevo pacto social que conjure la posibilidad real del estallido.

Por: EL INFORMADOR

Este 11de noviembre de 2009 quedará marcado como el día en que los trabajadores tomaron otra vez las calles, y los campesinos la Cámara de Diputados. Y un común denominador les ha unido: debe la República transitar hacia un nuevo pacto social que conjure la posibilidad real del estallido.

Afuera, en las calles y avenidas, el reclamo contundente –antesala, advertían, de la huelga nacional-- por la desaparición del sindicato más influyente del México de los últimos años, el Mexicano de Electricistas, convertido ya en el vértice adonde concurren todas las fuerzas políticas de izquierda del país, incluidas las de filiación priista.

En San Lázaro (en un auditorio, el E, abarrotado), la poderosa Confederación Nacional Campesina (84 diputados) aparecía del brazo del PRD, y, juntos, se iban sobre los lomos de esa propuesta de Presupuesto de Egresos del Ejecutivo Federal, que repara y embiste como no lo había hecho antes, a la gente del campo. A la más inerme. A la más pobre.

Cruz López Aguilar, diputado federal priista y líder de la CNC, dijo que en el tema del presupuesto para el campo no sólo negocian una bolsa adicional de 30 mil millones de pesos; también tres asuntos más: modificar los lineamientos generales de las reglas de operación; modificar los paripassu, e imponer condiciones a Hacienda para evitar los subejercicios, que –decía el diputado federal priista Alberto Jiménez Merino-- a la fecha son el equivalente a 74% del gasto federal para el campo.

1.- La modificación de los lineamientos tendría el propósito de obligar a la Secretaría de Hacienda a ya no hacerse el tíololo solo y a entregar cuanto antes los recursos a los destinatarios del campo.

2.- Los paripassu son un acuerdo que obliga a los gobiernos de los estados a entregar la misma parte proporcional que entregue la Federación en programas. Ayer, consensuaban priistas y perredistas en plantear en el decreto del Presupuesto que la proporción sea de 80 a 20; es decir: 80% lo entrega el Ejecutivo federal, y 20 los estados.

3.- Ayer amarraban el acuerdo de incluir en el Presupuesto condiciones jurídicas nuevas en materia de subejercicio: cuando la Secretaría de Hacienda incurra en uno éstos, entendido como la no entrega de un recurso, a más tardar en unos seis meses ese recurso no entregado deberá meterse a una bolsa que la Cámara de Diputados pueda entonces reasignar. De este modo, Hacienda ya no incurriría en la chicanería hacendaria de escamotear recursos, vía subejercicio, a través de fideicomisos cuyos montos sólo el Ejecutivo termina sabiendo y a los cuales la Auditoría Superior de la Federación no está facultada para auditar.

El subejercicio en México ha sido el equivalente a grosería en ayunas, que la Secretaría de Hacienda ha practicado usualmente por intereses políticos. Suele no entregar recursos como una manera de castigar la rebeldía de algún gobernador, o de alguna organización.

El subejercicio –con sus excepciones de rigor: los programas pueden quedar inoperantes o no bien sustentados-- más de una vez ha sido la cara torcida del chantaje presidencial, para afectar políticamente a la oposición. Y los gobiernos de Fox y de Calderón lo han practicado con singular alegría.

Los de la CNC creen posible redistribuir el presupuesto de tal manera que para el campo vayan cuando menos 265 mil millones de pesos, o hasta 272 mil millones y pico. Muy lejos de la propuesta presidencial que Felipe Calderón hizo el 8 de septiembre, para este sector, de unos 220 mil millones.

Se les han visto muy juntos estos días a perredistas y cenecistas. Sus cifras concuerdan. José Narro Céspedes, diputado federal del PRD, ha dicho este día que “la propuesta de la Comisión de Agricultura y Ganadería es de 30 mil millones de pesos adicionales y también se contempla modificar las reglas de operación parar lograr que el recurso se utilice realmente en tiempo y forma”.

Armando Ríos Píter, también del PRD, opinaba que incluso puede haber hasta 35 mil millones, o más. Y añadía: “El PRI está en esa dinámica en cuanto a tratar de actualizar por su cuenta los números que ellos tienen, por lo que próximamente nos habremos de sentar para hacer un trabajo compartido entre nuestros partidos políticos y que nos permita saber más o menos cuántos recursos podría aspirar la revisión tanto de lo que significa el recorte, para el gasto corriente del Gobierno federal”.

Ríos Píter incluso decía ayer que su partido implementará el Programa Especial de Seguridad Alimentaria, y hacía mención de las siguientes entidades federativas: Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Estado de México, Michoacán y Zacatecas.

José Narro: “Prácticamente todos los recortes que tienen que ver con la agricultura campesina, con el maíz y con el frijol, se vieron afectados”. Y arengaba a los partidos a que se corrija porque “muchos programas que tienen que ver con proyectos productivos para el campo se vieron afectados, como el de Activos Productivos el cual tuvo un recorte (en la propuesta presidencial del 8 de septiembre) de 47 por ciento”.

Pero el SME, en San Lázaro, también repercutía. Cruz López Aguilar declaraba que los campesinos apoyan a los electricistas en sus “justas demandas”. En esa reunión de San Lázaro, de hombres de sombrero y de representantes de la CNC y perredistas, un argumento se paseó, estridente: se requiere de un pacto social para modificar la relación entre la sociedad y sus gobiernos. Y lo mismo decía, al atardecer, en el Zócalo, el líder del SME Martín Esparza, cuando llamaba a los mexicanos a establecer un “nuevo pacto social y establecer un movimiento social pacífico para recuperar el poder desde el pueblo”.

En el Senado, todavía se escuchaban los ecos de la participación de Manlio Fabio Beltrones en la Cumbre de Negocios de Monterrey: sí, se requiere cambiar, pero de sistema político. Sin desaparecer el presidencialismo, hay que insertarle figuras de Gobierno del parlamentarismo, decía.

Ya noche, en los territorios de San Lázaro, se escuchaba el retumbar de una huelga nacional, como una posibilidad real en la vida de la República de los próximos días. Y los detenidos aquellos en el camino de Querétaro, entraban a la bifurcación.

Temas

Lee También