Jueves, 23 de Enero 2020
|

Debate partidista

Por: EL INFORMADOR

Los comicios están a la vuelta de la esquina. Las campañas políticas con miras a las elecciones del próximo 5 de julio deberán concluir dentro de poco más de un mes, y no se ha terminado de dibujar el perfil de los candidatos a legisladores federales y locales, y a alcaldes en el caso de Jalisco, ni se tiene claridad sobre las propuestas de fondo que plantean los partidos políticos.
En el contexto nacional, la información que más espacios ha ganado en los medios de comunicación ha sido, desde las propias precampañas, la estrategia del Partido Acción Nacional (PAN), cuyo presidente, Germán Martínez Cázares, ha embestido una y otra vez, utilizando los medios tradicionales pero también la eficaz plataforma de la internet, en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las respuestas de los priistas también han merecido atención, pero ambos partidos se han mantenido en el tono del ataque, la ironía o la franca diatriba.
La “sopa de letras” que hizo famosa el dirigente panista, en la que cualquier niño que supiera leer podía encontrar palabras con carga negativa dirigidas al PRI, le costó una sanción por parte del Instituto Federal Electoral (IFE), por considerar que violentaba el marco legal que rige las campañas proselitistas y se enfocaba a denostar al adversario, al asociarlo al narco, la corrupción y otros lastres de nuestro país.
El jueves pasado, la dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, retó a Martínez a sostener un debate de ideas, de propuestas, que aleje las campañas políticas de la senda de la descalificación. De inmediato el segundo aceptó el desafío, pero condicionó su aceptación a que el encuentro sea sólo entre ellos dos, lo cual no ha gustado al resto de los dirigentes partidistas.
Cabe esperar que, si se realiza en primera instancia una confrontación respetuosa y propositiva entre PAN y PRI, ésta contribuya a distender el clima discursivo beligerante que han adoptado hasta ahora muchos políticos. Y que se amplíe todo lo que sea posible la discusión entre dirigentes partidistas.
En estos momentos en que cada episodio que se vive en el país entra al tobogán de la politización, todo lo que se parezca a una propuesta debe ser bienvenido.

Temas

Lee También