Jueves, 23 de Enero 2020
México | Cosecha de maíz blanco

Sinaloa enfrenta crisis maicera, pese a excedentes

Legislación frena a la primera planta productora de etanol

Por: EL INFORMADOR

CULIACÁN, Sin.- La cosecha de maíz blanco se convirtió para los agricultores de Sinaloa en una paradoja. Pese a que producen casi cinco millones de toneladas al año, útiles para cubrir 85% de las necesidades nacionales en la elaboración de tortillas, padecen un mercado deficitario en granos y un tope de compra de los industriales harineros, para no generar gastos en inventarios y bodegas.

Alonso Campos Encinas, presidente del Comité Estatal de Maíz, expuso que los productores que no tuvieron coberturas para contratos a futuro, resienten pérdidas económicas por más de 400 millones de pesos.

Este año, los contratos de ventas a futuro pactados para la comercialización son de 3.8 millones de toneladas sobre la base de 145 dólares. Del millón 200 mil toneladas restantes, se gestiona con la Federación un programa de exportaciones, o que los porcicultores e industriales lo adquieran.

En este momento, añadió Campos, hay incertidumbre sobre el destino de los excedentes del grano, máxime que los campesinos no disponen de recursos para almacenarlo.

Como solución al problema, Campos Encinas dijo que a raíz de la especulación que se dio con el precio de la tortilla por una supuesta escasez de maíz, se planteó que el Gobierno federal integre una reserva alimentaria y financie su almacenamiento.

Señaló que si los productores aportan 85% de las necesidades para elaborar el principal alimento de la población, es inadmisible que se desgasten en gestiones para colocar sus cosechas. A finales de los 80, en la Entidad se cosechaban en promedio 250 mil toneladas de maíz, pero con la incorporación de técnicas de mínima labranza y el uso de semillas híbridas, su cultivo se volvió extensivo en apenas dos décadas.

En el presente ciclo agrícola se tienen siembras de este grano en 480 mil hectáreas, enclavadas en los distritos de riego, con un pronóstico de rendimiento promedio de hasta 10 toneladas por hectárea.

Para biocombustible y exportación

A inicios de 2008, productores de maíz de Navolato suscribieron un convenio de venta de 300 mil toneladas de maíz, para ser usadas como materia prima en la primera planta de etanol construida en esa zona, para generar 33 millones de galones de biocombustible.

Sin embargo, el contrato no se pudo cumplir, ya que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación no extendió el permiso para que dicha industria empiece a trabajar.

Jorge Kondo López, secretario estatal de Desarrollo Agropecuario, asegura que existen otras soluciones para la colocación del excedente del grano, como es la exportación de 500 mil toneladas. Se proyecta con las autoridades un estímulo de cero impuestos a la exportación, así como la gestión con el sector pecuario y las propias industrias harineras para colocar el resto del producto.

Las condiciones de los mercados internacionales en relación a los precios de los granos son cambiantes, de ahí que el año pasado los agricultores que no suscribieron contratos de ventas a futuro les fue mejor en cuanto al precio alcanzado, por el incremento que tuvo la tonelada del maíz en dólares.

Pese a que este año el precio internacional fue más atractivo para los agricultores, por el deslizamiento del peso ante el dólar, se quejan de que la semilla, fertilizantes, servicios de fumigación, trilla y acopio se encarecieron más de 30 por ciento. (El Universal)

FICHA TÉCNICA

Bioenergéticos

-- La Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos establece que sólo se podrá producir etanol a base de maíz cuando haya excedentes nacionales. La legislación promueve la producción de bioenergéticos para mezclarse con los combustibles tradicionales siempre y cuando sean a base de diversos cultivos agrícolas, como caña de azúcar, sorgo dulce o remolacha tropical.

-- Artículo 29: “Las controversias que se susciten respecto de las transacciones a lo largo de las cadenas productivas de insumos, en materia de calidad, cantidad y oportunidad de los productos, servicios financieros, servicios técnicos, equipos, tecnología y bienes de producción, se podrán resolver a través del Servicio Nacional de Arbitraje”.
-- Artículo 30: “Las controversias que se susciten respecto de las transacciones y actividades relacionadas con la producción, el almacenamiento, el transporte, la distribución, la comercialización y el uso eficiente de bioenergéticos, se podrán solucionar a través de un procedimiento de arbitraje opcional ante la Secretaría de Energía”.

Legislación frena a la primera planta productora de etanol
Inversión aún sin dividendos


CULIACÁN, Sin.- La primera planta de etanol construida en México, finca sus expectativas de operación en un cambio de criterios sobre el uso de maíz como materia prima y en un programa alimentario para usar la pasta que se obtendría, además de que elevaría 14% el contenido proteínico de las tortillas.

A un año de su edificación en pleno corazón agrícola de Navolato, en una extensión de 20 hectáreas y que requirió una inversión de 60 millones de dólares, la agroindustria sólo ha logrado realizar pruebas, puesto que el Gobierno federal no le ha extendido el permiso para operar.

La planta, diseñada para aprovechar excedentes de maíz blanco, como cada año se generan en Sinaloa, produciría en una primera etapa hasta 30 millones de galones de etanol y 110 mil toneladas de pasta proteínica vegetal; sin embargo, su funcionamiento está parado, ya que la Ley de Promoción y Desarrollo de Bioenergéticos establece que sólo se puede usar el maíz como materia prima cuando haya excedentes en el país.

Eduardo de la Vega, principal accionista de la empresa Biocyclos, explicó en abril de 2008 que el principal producto a generar era una pasta vegetal, la cual mezclada con la harina de nixtamal podría elevar 14% las proteínas en las tortillas.
Durante el acto de recepción de la primera secadora de pasta de maíz que se instala en México —de fabricación polaca y con un peso de 83 toneladas—, precisó que el eje de esta industria no es la elaboración de etanol, sino aportar hasta una quinta parte de la pasta proteínica que requiere el país.

Añadió que la tortilla que consumen actualmente los mexicanos sólo les aporta nueve por ciento de proteínas a su dieta, por lo que con el procesamiento de cerca de 350 mil toneladas de maíz, que captará de los excedentes que se tienen en Sinaloa, se generarían 110 mil toneladas anuales de la pasta.

Temas

Lee También