Martes, 21 de Mayo 2024
México | HISTORIAS DE REPORTERO POR CARLOS LORET DE MOLA A.

Setenta y tres aviones para Moreira

Oficialmente fue el Quinto Informe. En realidad, fue el primer acto político del nuevo dirigente nacional del PRI

Por: EL INFORMADOR

Carlos Loret de Mola A.  /

Carlos Loret de Mola A. /

El vuelo de la Ciudad de México a Torreón toma una hora y media. El 4 de noviembre de este año tardó casi el doble. Los aviones no bajaron su velocidad ni Torreón se movió más al Norte. Ese día las aeronaves, sobre todo de empresarios y políticos, tuvieron que sobrevolar el aeropuerto Francisco Sarabia por espacio de una hora, antes de recibir el permiso de bajar a pista, debido a que nunca antes en la historia tantos aviones convergieron en esa terminal en un sólo día; 73 matrículas diferentes registró la torre de control. Todas aterrizaron para desembarcar a sus pasajeros en el Quinto Informe de Gobierno de Humberto Moreira.

En la ceremonia, el gobernador mejor evaluado del país en las encuestas se tomó el tiempo de mencionar uno a uno a prácticamente todos sus compañeros mandatarios priistas que acudieron a la cita, coordinadores parlamentarios, líderes sectoriales; entre ellos, destacadamente, los tres aspirantes presidenciales: Enrique Peña Nieto, Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes.

Oficialmente fue el Quinto Informe. En realidad, fue el primer acto político del nuevo dirigente nacional del PRI, el que “se les coló” hasta posicionarse y volverse inevitable: Moreira no era el elegido. Era el senador Jesús Murillo Karam, actual secretario general tricolor. Su nombre había surgido por consenso de los tres aspirantes presidenciales. Ésa fue la regla acordada entre ellos: el nuevo dirigente, que será árbitro de la contienda presidencial, se daría por acuerdo de las partes; un árbitro aceptado por los tres jugadores. Murillo ya tenía el visto bueno de todos.

Moreira desafió el acuerdo y empezó a placearse. Se confesó interesado en buscar la dirigencia nacional. Salió a los medios. Y sembró la duda sobre si el senador Murillo era realmente la mejor ficha. Fue clave que convenciera a Peña, quien identificó en el locuaz gobernador coahuilense un discurso aguerrido, un relevo generacional que evaluó más útil para el reto que le quita el sueño: la sucesión en el Estado de México frente a la posible alianza PAN-PRD. Con ese respaldo, terminaron por ceder Paredes (principal impulsora de Murillo) y, con más trabajo, Beltrones (que intentó posicionar a Emilio Gamboa hasta el final). Fidel Herrera negoció su apoyo a cambio de una senaduría en 2012.

Moreira será el nuevo dirigente nacional del PRI. Sin embargo, el camino no está libre de escollos. El gobernador de Coahuila, que está casi a horas de dejar ese cargo, enfrentará varias polémicas que lo pondrán en aprietos y al ocupar su nueva posición, salpicarán al partido que encabeza.

Tienen que ver con su propia sucesión. Para hacerse cargo del PRI, Moreira dejará a un interino con la única misión de despejar el camino para que el partido gane la elección para gobernador que se celebra el 3 de julio del próximo año. El candidato del PRI será su hermano Rubén, quien ya enfilándose, pidió licencia de su cargo de diputado federal el 2 de diciembre.

Rubén Moreira Valdés es cómodamente el mejor posicionado en las encuestas para gobernador de Coahuila, pero es el hermano. No es una práctica deseable en la democracia en construcción de nuestro país. En México no hay reelección. México no es Estados Unidos. Y los Moreira no son los Kennedy. Las dinastías en el poder allá son reconocidas, aquí generaron una guerra civil hace 100 años.

Pero no sólo eso. Rubén Moreira tendrá que lidiar con una foto incómoda: el 23 de septiembre de 2010 aparece festejando a brazos alzados en su curul al momento en que logra tomar posesión como diputado federal Julio César Godoy Toscano, desaforado antier por presuntos vínculos con el cártel de “La Familia Michoacana”. Sus opositores están listos para usarla.

Todos los aviones del PRI están alineados para Moreira. Veremos si su torre de control los hace aterrizar y despegar sin contratiempos, como aquel 4 de noviembre, o en su ímpetu termina estrellando las naves.

Saciamorbos

Felices vacaciones.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones