Jueves, 20 de Febrero 2020
México | Carlos Rico Ferrat, consideró la integración en la región es económica y sobre todo social

Proponen incorporar Iniciativa Mérida al ASPAN

Señala Leslie Bassett, que la integración de México, Estados Unidos y Canadá sobrepasa en buena medida los acuerdos bilaterales

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- La ministra consejera de la Embajada de Estados Unidos en México, Leslie Bassett, propuso integrar la Iniciativa Mérida dentro de la llamada Alianza para la Seguridad y la Prosperidad para América del Norte ( ASPAN) .

Al participar en la inauguración del Centro de Diálogo y Análisis sobre América del Norte en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus ciudad de México, la diplomática sugirió estudiar esa posibilidad.

Aunque no ofreció mayores detalles sobre la propuesta, dijo que la integración de México, Estados Unidos y Canadá sobrepasa en buena medida los acuerdos bilaterales y se relaciona no sólo con los temas económicos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ( TLCAN) .

Aunque los calendarios electorales y la oposición de quienes ven en la integración económica un riesgo para la soberanía dificultan el diálogo, confió en que los temas avancen favorablemente.

En su oportunidad, el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Carlos Rico Ferrat, consideró la integración en la región es económica y sobre todo social.

A su parecer, la agenda dejó de ser bilateral y de temas únicos, pues ahora es trilateral y múltiple, por lo que sugirió que México tome la iniciativa a fin de articular la discusión y generar las políticas públicas que regulen esas relaciones y que pretendan el beneficio de la población de los tres países.

A su vez, el embajador de Canadá en México, Guillermo E. Rishchynski, aseguró que a diferencia de como se planteaba la relación trilateral a medidados de los años 90 en la actualidad hay un flujo de casi millón y medio de turistas entre Canadá y México, así como 10 mil estudiantes mexicanos en su país.

Ello evidencia que más allá de hablar de globalización, la cual es un hecho irrefutable y que está en marcha, América del Norte debe pensar en términos de competitividad para que los tres países crezcan y se beneficie a su población, sostuvo.

Por ejemplo, sugirió revisar los mecanismos para mejorar la movilidad laboral y de estudiantes, a fin de que se aproveche la experiencia y la fuerza laboral de cada uno de los países.

Temas

Lee También