Jueves, 23 de Enero 2020
México | México continúa siendo ubicado como el lugar donde la epidemia inició

Preocupa a la OPS que países “bajen la guardia” ante influenza A H1N1

A mediados de septiembre o principios de octubre estará aplicándose la primera vacuna contra la influenza A H1N1

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la declaración de la fase 6 de pandemia global, a mediados de septiembre o principios de octubre estará aplicándose la primera vacuna contra la influenza A H1N1, por lo que el próximo 7 de julio se efectuará una reunión oficial mundial de expertos en Ginebra, para determinar quiénes son los grupos vulnerables que requerirán la vacuna en primer término, y el número de dosis por persona, que preliminarmente se estima será de dos vacunas, anunció John Andrus, encargado de la oficina regional para las Américas, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Durante una conferencia de prensa desde Washington, Andrus afirmó: “La transmisión del virus es muy rápida, y en los últimos 40 días aproximadamente hemos estado operando en condiciones de fase 6, por lo que las medidas han sido apropiadas”.

Agregó que existe la preocupación de que México y otros países bajen la guardia, por lo que pidió que se mantengan las medidas adoptadas y se incrementen otras.

México, agregó, continúa siendo ubicado como el lugar donde la epidemia inició, y aun cuando las autoridades mexicanas han indicado que mantendrán vigilancia, es necesario que aumente el monitoreo y mantenga otras acciones, especialmente porque la situación continúa desarrollándose en el mundo y el virus es impredecible, por lo que podría cambiar, de manera que es necesario estar preparados contra consecuencias adversas.

“Necesitamos regresar al principio: monitorear el virus, tratar la enfermedad, mandar campaña con los mensajes correctos, tener una apropiada capacidad y continuar con esto incluso en horas extras, creo que esto es una respuesta saludable y la mayoría de los países lo están haciendo”.

La situación que se vio en México al principio en términos de la epidemia, mencionó, es muy parecida a lo que se registró en Estados Unidos y Canadá, “y la infección podría ser más seria en el futuro y la respuesta deberá ser una mejor preparación”.
Señaló que la reacción que tuvo el Gobierno mexicano en ese momento estuvo basada en el número de muertes, y la forma en que reaccionaron fue la que consideraron necesaria.

Andrus informó que la Organización Mundial de la Salud recomendó a los laboratorios farmacéuticos concluir la producción de la vacuna contra la influenza estacional, para iniciar la nueva vacuna contra la influenza A H1N1.
El funcionario de la OPS detalló que México es uno de los cinco países del Continente Americano que compra sus propias vacunas sin hacer uso del fondo revolvente que tiene la Organización Panamericana de la Salud, y que es utilizado por más de 30 países para obtener vacunas, en este caso la nueva contra el virus A H1N1.

Hasta ahora, refirió, la mayoría de los casos de influenza A H1N1 se han recuperado sin tratamiento médico, mientras que las cifras oficiales sólo reflejan los casos que necesitaron hospitalización, con lo cual se ha identificado a los grupos vulnerables, en este caso, jóvenes menores de 25 años, personas con enfermedades preexistentes y embarazadas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud informó que a este viernes suman 29 mil 669 los casos de influenza A H1N1 confirmados en laboratorio, incluyendo 145 muertes en 74 países.

Estados Unidos tiene registrados 17 mil 855 casos, incluyendo 45 muertes, mientras que en México suman seis mil 241 casos entre los que se cuentan 108 decesos, y Australia llega ya a mil 307 casos.

Temas

Lee También