Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Noviembre 2019
México | HISTORIAS DE REPORTERO POR CARLOS LORET DE MOLA

¿Por qué si todo está bien, todo está mal?

En el último medio año, el dólar bajó de 15 a 13 pesos, las tasas de interés de Cetes de 12% a 8%, y la Bolsa de Valores ha subido 90%

Por: EL INFORMADOR

En el último medio año, el dólar bajó de 15 a 13 pesos, las tasas de interés de Cetes de 12% a 8%, y la Bolsa de Valores ha subido 90%. El PIB que cayó más de 6% el primer trimestre recién reportó un aumento de 2.9% para el periodo julio-septiembre.

La inflación pasó de 6.5% a 3.9%, la canasta básica que subió de precio a inicios de 2009 más de 8%, registró un aumento de la mitad en la primera quincena de este mes; el desempleo bajó de 6.4 a 5.9 de octubre a noviembre, y desde mayo el IMSS reporta que se han creado 250 mil empleos en estos cinco meses.

Desde mediados de septiembre, la gente comenzó a consumir más luz en sus casas y la industria elevó su demanda porque abrieron líneas de producción estancadas por la crisis. A partir de julio las tiendas frenaron el desplome en sus ventas y el mes pasado hasta las aumentaron 5%. Cancún, Ixtapa, Huatulco y Los Cabos tienen más ocupación hotelera en este momento que en noviembre de 2007 y 2008.

Hace un año México tenía que pagar a los inversionistas hasta seis puntos porcentuales más de rendimiento que Estados Unidos para atraerlos, y apenas ayer era menos de dos puntos la sobretasa del llamado “riesgo país”.

Hace un año se vendían 80 mil automóviles, y el mes pasado se colocaron 150 mil. La producción industrial que a inicios de 2009 se fue a 8% negativo ya marca 2.1% a favor. Las exportaciones subieron 6.2% en octubre y las importaciones, que venían de caer más de 15%, crecieron más de 6% en el tercer trimestre de este 2009.

Entonces, ¿por qué si todo está tan bien, todo está tan mal?
La gente no se cree el discurso de la recuperación económica, y eso también se mide: el Índice de Confianza del Consumidor se ha desplomado de 103 a 83 puntos de agosto a la fecha, lo que quiere decir que el público encuestado espera que tanto la situación económica del país como la de sus familias empeore en el próximo año.

La pérdida de confianza de la gente coincide (de agosto a la fecha) con el debate y aprobación de los nuevos impuestos. ¿Qué expectativa de mejora económica se puede tener, si lo que se ve venir son más gravámenes?

Alguna vez Ronald Reagan dijo que “recesión es ver a tu vecino perder su empleo, pero depresión es cuando lo pierdes tú”. Mientras un mexicano no vea que su vecino consiga chamba, o que él mismo pueda reinsertarse en el mercado laboral, cualquier informe de recuperación económica termina siendo hasta políticamente contraproducente.

En el primer semestre de la carrera de Economía enseñan que sin expectativas favorables no hay crecimiento, que este modelo económico exige el consumo como motor, y que si la gente espera que la cosa se ponga peor, no compra, digan lo que digan las cifras oficiales. Si falta la percepción de que va bien, entonces no va bien.

Temas

Lee También

Comentarios