Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019
México | ITINERARIO POLÍTICO POR RICARDO ALEMÁN

¿Por qué matan periodistas?

Los periodistas son desaparecidos, secuestrados o muertos, porque ponen en peligro la oculta complicidad entre autoridades y delincuentes

Por: EL INFORMADOR

Ricardo Alemán.  /

Ricardo Alemán. /

La interrogante parece ociosa. No lo es, porque cuando el crimen mata a un periodista no sólo ciegan la vida de ciudadanos y trabajadores de los medios, sino que silencia una voz que reporta, documenta, denuncia, revela, señala y critica la virtud y el vicio de todas las formas del poder; sea público, político, religioso, empresarial… y de los poderes fácticos, como el poder criminal.

El trabajo periodístico produce un bien conocido como información, cuya propiedad es social -es decir, de todos los ciudadanos-, y que al mismo tiempo es la mejor herramienta de todos para exhibir las virtudes y los vicios de todas las formas del poder. Por eso, cuando levantan, secuestran, desaparecen o matan a un periodista -sea del medio que se trate-, a todos los ciudadanos nos arrebatan bienes, derechos y libertades fundamentales en democracia; como el derecho a estar informados y la libertad de expresión.
¿Por qué matan periodistas? ¿Quién los mata?

La respuesta a la doble pregunta permite entender que detrás del secuestro, desaparición, levantón y crimen de periodistas se localiza la complicidad indisoluble de criminales y autoridades, cuya sociedad es condición para el florecimiento del crimen. Es decir, que la complicidad de servidores públicos y criminales sólo es posible en la oscuridad, la opacidad, la desinformación… Para esa sociedad, el periodismo es veneno.

En realidad el ejercicio del periodismo -el que reporta, documenta, denuncia, revela, señala y critica-, es uno de los más peligrosos enemigos de los criminales organizados y sus aliados, los corruptos policías -sean municipales, estatales o federales-, los corruptos alcaldes, gobernadores, diputados locales, federales, senadores o funcionarios del más alto nivel.

Los periodistas son desaparecidos, secuestrados o muertos, porque ponen en peligro la oculta complicidad entre autoridades y delincuentes. Ahora bien, los periodistas son desaparecidos o muertos por sicarios a sueldo de barones del crimen, mientras sus socios - alcaldes, gobernadores, legisladores o gobernantes en general-, hacen todo para que nadie investigue nada. Eso explica por qué no se aclaran, y menos castigan, narcocrímenes contra periodistas.

Pero el efecto va más allá. Con balas callan a los periodistas, pero al mismo tiempo los criminales y sus socios pretenden el control de los medios. Quieren que esos medios difundan su mensaje de terror; quieren usar a los medios contra el Estado, contra los ciudadanos. Y no están lejos de lograrlo.

En el camino

En efecto Ciro, la CNDH y su presidente no solo son tontos, sino inútiles. Lo nuevo es que no es novedad… Y una buena. La Lotería, la institución más antigua del Estado, lanzará hoy La Lotería Mexicana. Un acierto… Estamos con ustedes, siempre solidarios, porque el periodismo no tiene más protección que el propio periodismo. Los esperamos con vida.

www.ricardoaleman.com.mx
Twitter: @laotraopinion

Temas

Lee También

Comentarios