Jueves, 15 de Abril 2021
México | No contarían con el voto duro, el financiamiento ni las redes para movilizar electores

Ley frena independientes a la Presidencia; piden cambios

José Woldenberg, Luis Carlos Ugalde y María Marván coinciden en que estos nuevos aspirantes competirán en desventaja contra los postulados por los partidos

Por: EL INFORMADOR

Jorge Castañeda, aspirante a la presidencia, defiende una candidatura única y ciudadana para evitar que el voto se disperse. SUN / C. Mejía

Jorge Castañeda, aspirante a la presidencia, defiende una candidatura única y ciudadana para evitar que el voto se disperse. SUN / C. Mejía

GUADALAJARA, JALISCO (08/ABR/2016).- La elección presidencial de 2018 será inédita: por primera vez aparecerán en la boleta los aspirantes independientes; sin embargo, especialistas de la talla de José Woldenberg o Luis Carlos Ugalde, ex presidentes del IFE; María Marván, ex consejera electoral, y organizaciones como el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Transparencia Mexicana y Fundar prevén un escenario complicado porque competirán en desventaja contra los postulados por los partidos políticos.

Las posibilidades de que algún independiente gane son remotas, coinciden los expertos. En cambio, los candidatos respaldados por un partido llevan ventaja por el voto duro, el posicionamiento de la marca, el financiamiento público, la estructura y redes para movilizar el voto.

“Los partidos políticos tienen una inserción social real, tienen una estructura, seguidores y votantes”, señala José Woldenberg. Por el contrario, los independientes, matiza la ex consejera María Marván, cuentan con muy pocas posibilidades: “Me parece muy complicado que un independiente pueda llegar a la Presidencia”.

De entrada, los aspirantes independientes deben reunir más de 800 mil firmas, “muy pocos lo lograrán porque los requisitos son muy altos, necesitas un movimiento nacional en muy poco tiempo”, reitera Marván y añade que también juegan en desventaja en términos de financiamiento público, “las reglas electorales son contradictorias, desde 1997 se estableció que el financiamiento público tiene que prevalecer sobre el privado, con esta regla es imposible que los independientes lleguen a la presidencia”.

Luis Carlos Ugalde también ve difícil que un independiente pueda ganar, a menos que se logre una alianza entre un candidato de partido y uno ciudadano. Para Alexandra Zapata, del Imco, la tarea que enfrentan es titánica: “En primer lugar, están las barreras de entrada por los requisitos que les piden… (luego) en el tiempo tan corto que se les ha dado es una labor imposible. El primer reto es obtener el registro y después les sigue un camino muy complicado para acceder a los fondos”.

Por eso, el aspirante Jorge Castañeda considera necesario reducir los requisitos para quienes quieran participar como independiente. Entre ellos: dejar fuera cierta cantidad de firmas para el registro, no imponer tope de gastos y ampliar plazos de campaña.

En tanto, el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, ha declarado que un punto importante es la equidad en el uso de recursos, pues en el proceso para elaborar la nueva Constitución de la Ciudad de México, el gasto de campaña de los candidatos independientes registrados fue inferior al de los aspirantes de un partido político.

Mientras tanto, Transparencia Mexicana y la organización Fundar ponen el dedo en los antecedentes e intereses de los perfiles independientes. “Es un riesgo que la popularidad se imponga sobre la trayectoria… hacer Gobierno requiere de mucho más que carisma”, subraya Eduardo Bohórquez, de Transparencia Mexicana. Coincide Miguel Moguel, de Fundar: “Pueden llegar perfiles con intereses políticos preocupantes para la conducción de un país”.

En este contexto, Juan Ramón de la Fuente, presidente del Aspen Institute de México, ha opinado que se debe definir si es válido que los ex militantes de partidos políticos, sobre todo aquellos que recientemente estuvieron en sus filas, puedan registrarse como independientes.

Tiene Margarita Zavala mayor simpatía de cibernautas

La hoy panista Margarita Zavala figura a la cabeza de los probables candidatos a la Presidencia por la vía independiente, de acuerdo con un ejercicio de esta casa editorial. En el sondeo, que acumula 574 votos hasta las 12:31 horas de ayer, la panista registra 188 votos como la primera opción de los lectores (casi 33% de las preferencias).

Le siguen el periodista Pedro Ferriz con 163 votos (28.40%); el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente con 73 (12.72%); el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, con 58 (10.10%); el ex canciller Jorge Castañeda con 50 (8.71%), y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, 42 (7.32%).

En otra lectura y en el supuesto de que Zavala no participara, el que tiene más votos a favor es Ferriz.

Y si no compitieran Zavala ni Ferriz, la mayor simpatía está con Castañeda.

Proponen candidato único contra partidos

Jorge Castañeda, quien aspira a la Presidencia de la República por la vía independiente, defiende una candidatura única y ciudadana: “Única porque si son varias candidaturas se pulveriza el voto; independiente porque los partidos no van a jalar en la agenda (ciudadana), los ciudadanos deben respaldarla si quieren que las cosas cambien en México y ya no creen que los partidos puedan hacer que cambien, pues no les queda más remedio que eso”.

Es la única manera de impulsar un cambio en 2018; de lo contrario, no pintarán electoralmente, reiteró.

Propone “la puesta en práctica de un proceso mediante el cual se construya, entre mediados de 2016 y finales de 2017, una candidatura única, surgida de debates, mediaciones, apoyos y campañas de tierra indispensables. La argumentación principal a favor de esta tesis es simple y aplastante: se puede ganar si la candidatura única y la elección se convierte en un plebiscito sobre la partidocracia”.

Para ello plantea dos condiciones necesarias: “Que todos acepten participar y que todos acepten el desenlace. Proceder así implica varios procedimientos sencillos… Por ejemplo, se podría establecer una ventanilla donde se presente y comparta su proyecto todo aquel o aquella que desee buscar una candidatura independiente a un cargo en 2018 y cuente con el arropamiento de una parte de la sociedad civil organizada”.

LOS QUE SUENAN

Juan Ramón de la Fuente


Independiente.

Profesión: Medicina y psiquiatría.

Actualmente es presidente del Aspen Institute en México, fue secretario de Salud con Ernesto Zedillo, rector de la UNAM durante el conflicto estudiantil de 1999 y vicepresidente de la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud.

Aunque en marzo pasado aseguró que no aspira a una candidatura presidencial independiente para 2018, refirió que su apoyo a las candidaturas independientes es una opción viable en un futuro para él. Ha manifestado que aspira a seguir contribuyendo al desarrollo del país desde la sociedad civil y no milita en ningún partido político.

Miguel Ángel Mancera

Partido político: PRD.

Profesión: Doctor en derecho.

Aunque no milita en las filas del PRD, llegó impulsado por ese partido al cargo de jefe de Gobierno del Distrito Federal. Sin embargo, desde que lleva las riendas de la ciudad, su popularidad y niveles de aprobación van a la baja.

En el PRD es el candidato con más posibilidades de llegar a Los Pinos, aunque al no ser militante del partido puede irse por la vía independiente si las tribus perredistas no lo dejan competir.

Jorge Castañeda

Independiente.

Profesión: Doctor en Historia Económica.

Inició su carrera política como militante del Partido Comunista Mexicano, fue asesor de Cuauhtémoc Cárdenas durante su campaña presidencial y en 2000 asesoró la candidatura de Vicente Fox, quién después de triunfar lo nombró Secretario de Relaciones Exteriores, cargo en el que se mantuvo por tres años.

En 2004 anunció su candidatura presidencial independiente para 2006 para lo cual entabló un juicio de amparo para poder contender sin ser nominado por un partido político, pero sus argumentos fueron desechados por los tribunales

Margarita Zavala


Partido político: PAN.

Profesión: Abogada.

Milita en Acción Nacional desde 1985. En junio de 2015 anunció a través de un video que buscará la Presidencia con el PAN, sin el PAN o a pesar del PAN, por lo que no se descarta que de no tener el apoyo de la dirigencia, la ex primera dama busque la vía independiente.

Analistas coinciden en que no será nada fácil que sea vista como una candidata apartidista, sobre todo que los votantes logren desvincularla de su esposo Felipe Calderón.

Jaime Rodríguez “El Bronco”

Independiente.

Profesión: Ingeniero agrónomo.

Con 49% de la votación, El Bronco se convirtió en junio de 2015 en el primer gobernador independiente en la historia del país. Militó en las filas del PRI durante 33 años y fue alcalde de García entre 2009 y 2012. Aunque en junio de 2015 confirmó no tener planes de aspirar a la Presidencia en 2018, tres meses después declaró que México tendría un Presidente independiente en 2018. “Si la raza se enterca yo tendré que tomar decisión en el 2018”. Es apoyado por grandes empresarios regios.

Pedro Ferriz de Con

Independiente.

Profesión: Periodista.

Periodista y con una trayectoria de 36 años en medios, dejó su carrera en 2014 tras el escándalo por la filtración de llamadas telefónicas con Mary Carmen Tovar, con quien mantuvo una relación extramarital.

Luego de su salida de Grupo Imagen anunció que emprendía un nuevo camino y este año anunció sus intenciones de competir como candidato independiente por la presidencia de México en 2018. Así inició un movimiento ciudadano para formar una plataforma independiente que enfrente los partidos políticos para generar un cambio en el país.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS


Aunque no le llamen así, los independientes van a forjar un partido, no creo que alguien que busque la Presidencia aparezca solo en el escenario y diga voten por mí… esa persona se dotará de una organización, de una red de relaciones, de un ideario,  presentará un diagnóstico, una propuesta, a eso se le llama partido.

José Woldenberg, (ex presidente del IFE).

En caso de que un candidato independiente ganara la Presidencia tendría un serio problema al no tener una fracción parlamentaria con la cual gobernar.

Yo no creo en la santidad de los independientes, no existen como tal, existen candidatos sin partido y habrá que ver con quién establecen lazos de dependencia.

María Marván,
(ex consejera del IFE).

El que los independientes no tengan tantos recursos públicos como los partidos significa que tendrán que competir  bajo reglas diferentes y mecanismos más innovadores. Tienen que apelar a sectores que no son movilizables por los partidos y ahí está su ventaja porque pueden movilizar a ese 40% que se siente decepcionado de los partidos.

Luis Carlos Ugalde, (ex presidente del IFE).

Hasta la fecha solamente dos posibles aspirantes a la Presidencia de la República han presentado sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses (plataforma #3de3): José Calzada Rovirosa, titular de la Sagarpa, y Jorge Castañeda; también estamos en comunicación con el equipo de Margarita Zavala.

Alexandra Zapata, (investigadora del Imco).

Los aspirantes independientes juegan a contracorriente, son una fórmula nueva que nadie conoce… y probablemente haya desconfianza, por lo que enfrentan más dificultades y retos. Pero el hartazgo con los partidos y escándalos de corrupción pueden detonar la posibilidad de articular un movimiento ciudadano nacional a su favor.

Miguel Moguel, (integrante de Fundar).

Los independientes van a enriquecer el debate político en 2018, habrá temas con los que los partidos no puedan trabajar, desde el tema del aborto para el PAN hasta asuntos que tienen que ver con la dinámica propia de elección interna de los partidos.

Esta figura ayudará a tener una perspectiva más amplia.

Eduardo Bohórquez,
Transparencia Mexicana.

EL CANDIDATO IDEAL

La popularidad y buena reputación son claves

Además de una reputación que lo coloque en la escena y ser lejano a filias y fobias partidistas, quien aspire a contender por la Presidencia de manera independiente en 2018 debe contar con recursos para costearse una campaña que lo lleve a todos los rincones del país para reducir la brecha con sus rivales auspiciados por institutos políticos.

La imagen sí importa, pero una buena imagen y reputación, trasciende. Esto porque hay riesgo de que las candidaturas independientes sean aprovechadas por aspirantes que surgen más bien del entarimado del espectáculo o del deporte, sin que necesariamente cuenten con experiencia y liderazgo para gobernar.

El desempeño que han mostrado el ex futbolista y alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, y la actriz y legisladora Carmen Salinas (quienes sí fueron respaldados por un partido político), son ejemplo de un vacío en la Ley Electoral.

Aunque para una elección presidenciable, Federico Estevez, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Alejandro Espinoza Valle, del Colegio de la Frontera Norte (Colef), coinciden en que el carisma no basta para sumar adeptos y tener posibilidades reales de triunfo.

Además de contar con recursos y amistades que confíen en el proyecto para fondear su campaña, los candidatos por la vía independiente también deben tener apoyo de los medios de comunicación, pues las redes sociales por sí mismas no abarcan al país entero.

“Ayuda si tienen recursos financieros disponibles (…) También requieren de acceso a medios de manera pronunciada. Éste fue el caso de ‘El Bronco’ en Nuevo León, que claramente contaba con el visto bueno de El Norte”, dice Estevez.

Por su parte, Espinoza destaca que cualquier relación o fobia del pasado con partidos podría jugar contra un proyecto que se jacte de ser independiente. “Eso va a salir a relucir en las campañas. Esa información va a trascender”.

Aspirante fuerte

Características para que un independiente tenga oportunidades para ganar la Presidencia en 2018: buena reputación, popular, desligado de los partidos, conexiones y solvencia, liderazgo y carisma.

ARANQUE PROMETEDOR EN 2015

“Los muros sí caen”


Durante las campañas de 2015, en las que se renovaron mil 679 cargos de elección popular, sólo tres aspirantes en todo el país lograron sortear los obstáculos burocráticos que la Ley Electoral impuso para convertirse en los primeros candidatos independientes en la historia del país. Todos ganaron.

En 2015, el candidato independiente y ex presidente municipal de García, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, derrotó a todas las fuerzas políticas en su contra en Nuevo León, incluso desde que arrancaron las campañas. Las encuestas siempre lo posicionaron por encima de la candidata priista Ivonne Álvarez. Al final, captó 49.44% de las votaciones en el Estado.

En el Congreso de Jalisco, Pedro Kumamoto enfrentó a la priista Laura Haro, al panista Antonio Pinto y a Margarita Alfaro, de Movimiento Ciudadano, en el Distrito 10 (Zapopan). La expectativa puesta en el candidato que usó el slogan “Los muros sí caen” motivó incluso a la conformación de un debate oficial. Tras los comicios, se confirmó que Kumamoto había ganado la silla curul en el Legislativo estatal, con 53 mil 126 votos a su favor y distante en más de 16 puntos de sus competidores.

El tercer triunfador fue Manuel Clouthier Carrillo, hijo de Manuel Clouthier “Maquío” (contendiente del priista Carlos Salinas en el año de 1988), quien participó como candidato a una diputación federal por Sinaloa. Logró 42.3% de los votos, lo que lo convirtió en el primer diputado federal en el Congreso de la Unión sin partido político.

Urgen reformas antes de 2018: Arturo Zamora

Aunque la reforma electoral aprobada en febrero del año pasado es un paso hacia adelante en la construcción de la democracia, hay pendientes que deben ser modificados para acercarla más a ese propósito.

En ese sentido, el senador Arturo Zamora considera que es imperativo establecer cláusulas que “prohíban” a los líderes de partido usar las prerrogativas y los fondos públicos para promocionar su imagen personal por encima de la de sus candidatos. Se refiere, específicamente, a los líderes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, y del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya.

“Ellos se promueven a sí mismos. El modelo de comunicación debe tener adecuaciones que permitan flexibilizar el acceso a los sistemas electrónicos de comunicación (…) pero lo que hacen es inequitativo, incluso frente a sus compañeros. Es contrario a la ética política”.

Adicionalmente, la Ley Electoral deberá adecuarse para que los candidatos por la vía independiente, quienes “llegaron para quedarse”, compitan en condiciones de mayor equidad con aquellos candidatos impulsados por los partidos.

Expone que también los independientes tendrán que rendir cuentas y transparentar tanto el destino que le dan a los recursos públicos, como los ingresos de aportaciones privadas. La meta, expone, es que la contienda sea “más equitativa”.

Una tercera modificación importante a la Ley es la homologación de los tiempos de campaña para alcaldes. Ajustar los calendarios de aspirantes a los Ayuntamientos, pero “sin que esto suponga atentar contra la libre determinación de las Entidades”.

EL DATO

Las campañas políticas para los comicios de 2018 iniciarán en octubre del año próximo, por eso desde el Senado se comenzará a trabajar ya en las reformas electorales, pues los tiempos legales impiden modificaciones seis meses antes de que inicie el proceso electoral (abril de 2017).

GUÍA

El paso legislativo

¿Desde cuándo se permite la figura de independiente?


Desde la reforma de 2012 se permitieron las candidaturas independientes, pero había riesgo de que éstas se invalidaran en caso de que fuera comprobado que los candidatos no podían competir “en condiciones de equidad” con los postulados por partidos políticos.

Fue hasta el 10 de febrero de 2014 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma que transformó no sólo las reglas de la competencia sino a las instituciones relacionadas con ésta. La reforma pretende fortalecer la participación ciudadana y permite la reelección de candidatos. La primera ocasión en la que este formato estará permitido sucederá en 2018.

¿Cuáles son los requisitos?

Los ciudadanos que reúnan el porcentaje adecuado de firmas de apoyo serán registrados ante el INE como candidatos independientes. En caso de buscar la Presidencia deberán conseguir 823 mil firmas de apoyo. Los candidatos por esta vía tendrán una bolsa de financiamiento (prerrogativas) y espacios de promoción por radio y televisión para reforzar su campaña. A ellos se les repartirá el 30% de la cantidad determinada como “franja igualitaria”. Según el apartado A del artículo 41 de la Ley Electoral, el tiempo que tendrán disponible los independientes en medios de comunicación será sólo del 30%; el porcentaje restante será ocupado por los que son impulsados por partidos políticos.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué candidato independiente tiene más posibilidades de ganar la Presidencia en 2018?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También