Martes, 21 de Enero 2020
México | El cártel del Golfo ya los había “reinstalado”

La Policía Federal captura a dos de los 53 fugados de Zacatecas

En cuarto día de operativos, detienen a otros 10 agentes en Nuevo León

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- La Policía Federal detuvo el miércoles en el Estado de Hidalgo a dos de los 53 reos que el pasado 16 de mayo se fugaron del penal de Cieneguillas, en el Estado de Zacatecas, quienes estarían vinculados al brazo armado del cártel del Golfo, informó ayer la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

Los dos capturados fueron identificados como Marcos Espinoza Muñoz, “El Negro”, de 21 años de edad, y Osvaldo García Delgado, “El Vampiro”, de 27 años, ambos originarios de San Luis Potosí.

La SSP indicó que policías federales realizaron un operativo en el kilómetro 113 de la carretera México-Laredo, en el municipio de El Arenal, donde detectaron dos vehículos en el que viajaban seis sujetos armados, presuntos informantes del citado cártel, quienes fueron detenidos.

Al continuar con las investigaciones, agregó la SSP, los policías federales se trasladaron a dos inmuebles. Uno ubicado en el fraccionamiento Nuevo Actopan, municipio de Actopan, Hidalgo, utilizado como centro de reunión por la organización criminal, donde se detuvo a otra persona.

El segundo inmueble se ubicaba en la carretera Periférico Norte número 1145, de la colonia Angostura del Saucito, en San Luis Potosí, donde se detuvo a uno más de los presuntos delincuentes.

Entre los detenidos figuran Espinoza Muñoz y García Delgado, quienes se habían fugado del penal en Zacatecas, así como José Marco Antonio Ramírez, alias “El Gordo”, de 19 años, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas; José Manuel Moreno Moreno, alias “El Viejo” (47), de Pachuca, Hidalgo; Carlos Hernández Vitrago, alias “El Vegueta” (31), de Morelos; Rubén “N”, alias “El Caleta” (17), de Guerrero; Homero “N”, alias “El Bon Ice” (17), de Piedras Negras, Coahuila, y Gerardo Hernández Miranda, alias “El Vela” (43), de Jalisco.

La SSP dijo que las dos personas que se habían fugado del penal de Zacatecas están vinculadas con la banda de secuestradores “Los Cotorros”, organización que pertenece al cártel del Golfo y cuya base de operaciones se localiza en el Estado de Hidalgo.

Durante el operativo los policías federales aseguraron varios vehículos, 11 armas cortas, una subametralladora Intratec calibre 9mm., seis equipos de telefonía celular, 10 tarjetas de crédito y 400 envoltorios con cocaína, entre otros objetos.

La SSP señaló que las autoridades federales continúan la búsqueda de los reos fugados el mes pasado del penal en Zacatecas, de los cuales 26 están relacionados con delitos del fuero común y 27 del fuero federal, presuntamente vinculados con el cártel del Golfo.

La policía internacional Interpol lanzó una alerta internacional desde el 21 de mayo para dar con el paradero de 11 de los delincuentes considerados como de alta peligrosidad.
(El Universal)

CRÓNICA

“Nos vamos de fiesta”, les dijeron       

Los 53 reos evadidos del penal de Cieneguillas, Zacatecas, el 16 de mayo, permanecieron ocultos durante cuatro o cinco días en una bodega de San Luis Potosí y en una casa de seguridad después de la fuga, para luego ser enviados a diferentes partes del país para trabajar con el brazo armado del cártel del Golfo.

De acuerdo con la narración de uno de los dos presos capturados en Hidalgo, sus compañeros fueron enviados a Puebla, Jalisco, Guanajuato y Sinaloa para trabajar como tienderos (encargados de venta de droga al menudeo), halcones (vigilantes) y operativos.

En un testimonio videograbado que difundió la Policía Federal en conferencia de prensa, el reo refiere que los “operativos” andan armados, son los encargados de cuidar a los comandantes (jefes de plaza), de hacer levantones y cuidar a los secuestrados por la organización.

De acuerdo con su relato, unos dos días antes de la fuga, el comandante (el jefe de los reos que orquestó la operación), les dijo a los 53 que sacaran sus mejores garras porque iban a tener una fiesta, y asegura que el 16 de mayo cuando llegó el comando al penal de Cieneguillas comenzaron a tocarles en las celdas y a decirles que se iban.

Relató que los 53 fueron subidos a camionetas tipo Suburban, que tomaron la carretera a San Luis Potosí, en donde circularon con torretas encendidas y los llevaron a la bodega donde permanecieron ocultos.

En su testimonio agrega que los encargados de realizar la fuga fueron los comandantes “Quique” y “Ostión”, quienes dividieron a los 53 evadidos, decidiendo a qué plazas se iban y el tipo de trabajo que harían.

“A León (Guanajuato) se fueron varios, iban como tienderos, como ‘halcones’ o como operativos”, relata el interno, cuya identidad reservó la Policía Federal.
En el interrogatorio relata que los “comandantes” identificaron Jalisco y Sinaloa como dos de las plazas más difíciles para trabajar, porque hay en ellas muchos “contras”, es decir, integrantes del cartel de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de La Familia.
(El Universal)

En cuarto día de operativos, detienen a otros 10 agentes en Nuevo León
Vínculos con el crimen organizado

MONTERREY, N.L.- Tres mandos policíacos municipales y un juez calificador, figuran entre los 10 detenidos ayer en Nuevo León en el cuarto día del operativo que realizan autoridades federales y estatales en corporaciones policíacas para detectar agentes vinculados presuntamente al crimen organizado.
La Procuraduría General de Justicia de la Entidad informó en un comunicado que entre los detenidos este día figuran los secretarios de Seguridad del municipio de Montemorelos, Alejandro Esparza Contreras, y de Allende, Luis Humberto Vargas Flores.

Asimismo, el comandante Operativo de Policía de Montemorelos, Fernando Aboytes Núñez, y el juez calificador Eduardo Alejandro Morales Ocaña.
De acuerdo con la Procuraduría estatal, en los cuatro días de operativos han sido detenidos un total de 74 policías estatales y de 12 municipios con órdenes para comparecer por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, de los cuales 57 tienen ya orden de arraigo.

El martes pasado fueron detenidos por elementos del Ejército, agentes federales y estatales, cinco mandos policíacos de tres municipios y un día después fueron puestos en libertad.

Temas

Lee También