Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
México | Las calles se convirtieron en ríos de aguas bravas en Ciudad Constitución, poblado ubicado a menos de 80 kilómetros

Huracán Norbert toca tierra en Baja California

Baja California fue azotada con lluvias torrenciales y vientos fuertes, y forzando a centenares de personas a huir de sus viviendas inundadas

Por: AP

PUERTO SAN CARLOS, MÉXICO.- El huracán Norbert tocó tierra el sábado en el sur de la península mexicana de Baja California, azotándola con lluvias torrenciales y vientos fuertes, y forzando a centenares de personas a huir de sus viviendas inundadas.

Norbert, con fuerza de huracán categoría dos y vientos de hasta 165 kph (105 mph), tocó tierra cerca de Puerto Charley, en la costa suroccidental de Baja California, informó el Centro Nacional de Huracanes estadounidense.

Se espera que el meteoro cruce la punta sur de la península, escasamente poblada, antes de entrar al Mar de Cortés y luego vuelva a tocar tierra, esta vez en el estado noroccidental mexicano de Sonora por la noche del sábado, aún con fuerza de huracán, agregó el centro de huracanes.

Numerosos habitantes de la zona fueron llevados a los refugios en autobuses y camiones del ejército, mientras la inundación llegaba a sus casas. El viento doblaba las palmeras y algunos vecinos cruzaban la ciudad de Puerto San Carlos con el agua hasta las rodillas.

"Salimos de nuestra casa porque nos dio miedo. Nuestra casa es muy pobre y el agua ya estaba entrando'', dijo María Espinosa, de 54 años, quien llegó con su hija y dos nietos a una escuela secundaria habilitada como refugio. Ellos se unieron a aproximadamente otras 60 personas que recibieron colchones de espuma y mantas.

Las calles se convirtieron en ríos de aguas bravas en Ciudad Constitución, un poblado ubicado a menos de 80 kilómetros (50 millas) tierra adentro en la península. Muebles, partes de automóviles y botes de basura flotaban por las carreteras, desiertas salvo por el paso de algunos camiones de la policía, que realizaba patrullajes, y por algún perro callejero.

La tormenta pasó muy al norte de Los Cabos, una zona turística en el extremo meridional de la península, pero su trayectoria se ubicaba cerca de Loreto, un pequeño pueblo en la costa occidental, popular entre los turistas.

Las autoridades locales emitieron una advertencia por huracán para la costa occidental de Baja California, desde Puerto San Andresito hasta Agua Blanca. El gobierno también emitió advertencias a lo largo de la costa oriental de la península, desde La Paz hasta Loreto, así como a la costa de Sonora.

En las zonas bajas de Sonora, las autoridades comenzaron a desalojar a la gente, y abrieron 60 refugios para más de seis mil personas, dijo Willebaldo Alatriste, director de Protección Civil del estado.

``Estamos listos para recibir el impacto en cualquier momento'', dijo Alatriste.

A las 18:00 GMT, el centro del huracán se ubicaba aproximadamente a 85 kilómetros (55 millas) al este sureste de Cabo San Lázaro. La tormenta se movía con dirección noreste a cerca de 24 kph (15 mph).

El gobernador del estado de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño, reconoció que las autoridades están ``muy preocupadas''.

Los meteorólogos esperan que una vez que Norbert toque tierra en Sonora, perderá fuerza, pero sus restos derramarán todavía más lluvia sobre el anegado occidente de Texas, donde las autoridades se estaban preparando para más inundaciones.

Las autoridades estatales y locales planean activar un centro de operaciones de emergencias el lunes en Presidio, donde un dique de tierra trata de contener el crecimiento del río Bravo.

Mientras tanto, en el sur de la costa mexicana del Pacífico, la tormenta tropical Odile hacía sentir sus efectos en el balneario de Acapulco, aunque se esperaba que el centro de la tormenta permanezca en altamar.

Las inundaciones en Acapulco obligaron a las autoridades a cancelar clases en las escuelas. Las autoridades de Proteccion Civil del estado de Guerrero ordenaron a unas 10 mil personas que viven cerca de ríos u otras zonas peligrosas que evacuen sus viviendas.

Aludes de tierra y árboles caídos bloquearon caminos en la zona. Unas 150 casas estaban bajo cuatro metros (13 pies) de agua en El Paraiso, una pequeña población al norte de Acapulco.

Odile se ubicaba el sábado a 100 kilómetros (60 millas) al suroeste de Zihuatenejo, un centro turístico al noroeste de Acapulco y se movía con dirección noroeste a 20 k/h (13 mph). Odile podría convertirse en huracán y si varía su trayectoria podría tocar tierra, señaló el centro de huracanes estadounidense.

El gobierno extendió una advertencia de huracán desde Manzanillo hasta Zihuatanejo, mientras Odile se movía de forma paralela a la costa del Pacífico con vientos de aproximadamente 100 k/h (65 mph).

Temas

Lee También

Comentarios