Viernes, 24 de Enero 2020
México | Piden trasladarlos

El DF ya no recibirá más presos del fuero federal

Ayer se puso en marcha el programa Dignificación de Alimentos en los reclusorios, que busca que los reos se alimenten de una manera más higiénica

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno del Distrito Federal comunicará a la Federación que no recibirá en sus cárceles a más presos del fuero federal, como una medida para mitigar la sobrepoblación en las prisiones capitalinas.

Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno capitalino, urgió a su secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, para que elabore una carta dirigida al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, en la cual se le notificará que la administración local no recibirá a más reos del fuero federal.

De acuerdo con los funcionarios entrevistados, el argumento se sustentará en el artículo 18 de la Constitución Política, el cual establece que “la Federación, los estados y el Distrito Federal podrán celebrar convenios para que los sentenciados por delitos del ámbito de su competencia extingan las penas en establecimientos penitenciarios dependientes de una jurisdicción respectiva”.

El precepto también aclara que para los internos que purguen penas por delincuencia organizada, se destinarán centros especiales. En el caso de los sentenciados, podrán cumplir con su castigo en las cárceles más cercanas a su domicilio, siempre y cuando no se trate de reos peligrosos o acusados de delitos graves como el narcotráfico.

El argumento de las autoridades locales, según funcionarios del Gabinete de Seguridad que pidieron el anonimato, es que desde 1997, con el primer gobierno perredista de la ciudad, no hay un convenio con la Federación sobre los presos del fuero federal.

“Si no tenemos un convenio no podemos ni estamos obligados a cumplirlo”, dijo un funcionario cercano al jefe de Gobierno, quien recordó que en las cárceles de la ciudad hay seis mil internos relacionados con delitos federales, provenientes de estados como Baja California, Sinaloa y Durango, entre otras entidades.
De hecho, el pasado lunes 1 de junio el propio Ebrard dijo que durante esta semana insistiría ante el gobierno federal en que es urgente trasladar a los reos del fuero federal a cárceles de alta seguridad. (El Universal)


Van contra sobrepoblación
Construirán 12 nuevos penales


CIUDAD DE MÉXICO.- La construcción de 12 nuevos penales que el Gobierno federal planea concesionar a particulares apenas permitiría resolver la sobrepoblación actual que enfrentan la mayoría de los 438 centros de reclusión del país, así como a frenar la convivencia de internos del fuero común con aquellos recluidos por delitos federales, principalmente tráfico de drogas, portación de arma de uso exclusivo del Ejército y delincuencia organizada, problemas existentes en la mayoría de las cárceles locales del país.

De acuerdo con un informe sobre población carcelaria de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, más de 90 mil de los 220 mil que integran la población carcelaria, están en prisión preventiva, es decir, sujetos a proceso sin haber sido sentenciados.
El sistema carcelario tiene una capacidad para 172 mil 151 personas, por lo que la sobrepoblación rebasa las 50 mil personas, que son las que tendrían que reubicarse en los nuevos penales.

Andrés Calero Aguilar, tercer visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), advirtió que es urgente erradicar la corrupción al interior de los penales y evitar la sobrepoblación —que a nivel nacional es de más de 53 mil espacios— para impedir vacíos de autoridad, autogobierno y hechos similares como la fuga de los reos del Cieneguillas, Zacatecas.

Explicó que este hecho es el ejemplo más claro de cómo la corrupción echa por la borda todos los esfuerzos en materia de prevención.

Recorrido
Suciedad y hacinamiento reinan en el Reclusorio Norte

CIUDAD DE MÉXICO.- En un recorrido por el Reclusorio Norte a invitación de las autoridades, se constató, una vez más, el hacinamiento y falta de higiene en la mayor parte de esa prisión y su población penitenciaria.

Tal y como lo ha denunciado la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el desaseo de varios internos, celdas y patios es evidente, no puede ocultarse. Huele.

En el dormitorio ocho hay mil 71 presos, aunque su capacidad es para 240; por eso es uno de los que más quejas ha generado, reconoce el director del penal, Fernando Alonso.

Las celdas tienen en promedio entre 15 y 16 reos, pero dos que se visitaron sobrepasan esa cifra. Una tenía 29.
Una de las peores zonas, por sucia, es el dormitorio ubicado en lo que antes fuera un comedor, a un costado del ocho. El lugar permanece cerrado de día, y sólo en la noche se abre para ser utilizado.

El olor a sudor, orines y mugre cala más fuerte en esta zona repleta de literas de tres camastros de lámina, pero sin colchones.
“Aquí se hace diario el aseo, pero como somos muchos, en la noche unos comen o hacen cualquier cosa y dejan la basura; pero sí limpiamos. La institución nos da cloro, jabón, lo que necesitamos”, explica un reo a modo de justificación.

El director del reclusorio comenta que no todo el trabajo debe ser de las autoridades penitenciarias, pues muchos reos carecen de hábitos de limpieza.
“Hay gente que no ha tenido acceso a una multiplicidad de servicios, a un proceso educativo. Esperan que mágicamente alguien se readapte cuando los internos son producto de una historia y una sociedad determinada”. (El Universal)

Temas

Lee También