Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Enero 2019
México | Vicente ‘N’ y Francisco ‘N’, ya fueron recluidos en el Cereso del municipio de Zamora

Detienen a dos presuntos asesinos de párroco michoacano

Vicente ‘N’ y Francisco ‘N’, ya fueron recluidos en el Cereso del municipio de Zamora

Por: SUN

Pobladores de Janamuato aseguraron que López Guillén era una persona íntegra, seria y entregada a su labor sacerdotal. TWITTER / @ArquidioMorelia

Pobladores de Janamuato aseguraron que López Guillén era una persona íntegra, seria y entregada a su labor sacerdotal. TWITTER / @ArquidioMorelia

MORELIA, MICHOACÁN (03/OCT/2016).- El procurador de Michoacán, José Martín Godoy, reportó la detención de los dos presuntos homicidas del párroco de Janamuato, municipio de Puruándiro, José Alfredo López Guillén, y aseguró que el crimen no está relacionado con la delincuencia organizada.

El fiscal michoacano aseveró que la muerte del religioso, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 25 de septiembre, se debió a un asunto de “convivencia”, pues señaló que el hecho se registró luego de desacuerdos entre el sacerdote y los presuntos asesinos.

Se trata de dos jóvenes identificados como Vicente “N” y Francisco “N”, quienes ya fueron recluidos en el Centro de Reinserción Social del municipio de Zamora.

Según Godoy Castro, ambos implicados robaron algunas pertenencias de valor y los vehículos del cura.

El párroco José Alfredo López Guillén fue encontrado sin vida en un paraje de la comunidad de Janamuato conocido como Las Guayabas, donde, a decir de la Procuraduría estatal, ya tenía al menos cinco días de hacer sido asesinado a tiros; hecho que fue confirmado por el cardenal Alberto Suárez Inda.

Fue precisamente Suárez Inda quien denunció la desaparición de su párroco; que a decir de habitantes, pudo haberse perpetrado por integrantes de la delincuencia organizada que ronda ese pueblo ubicado a no más de siete kilómetros de la cabecera municipal.

El cuerpo del religioso fue encontrado maniatado, envuelto y en avanzado estado de descomposición, según la dependencia estatal.

Al conocer la noticia, pobladores de Janamuato aseguraron que José Alfredo López Guillén era una persona íntegra, seria, entregada a su labor sacerdotal y comprometida con los jóvenes de su comunidad para inhibir el alcoholismo y la drogadicción e incluso la venta y compra de estupefacientes.

Temas

Lee También

Comentarios