Jueves, 23 de Enero 2020
México | En la guardería había inscritos más de 200 niños

Corto circuito, posible causa de incendio en Sonora

Según el procurador de Justicia del estado, Abel Murrieta, el inmueble tenía unas intalaciones eléctricas improvisadas

Por: EFE

CIUDAD DE MÉXICO.- Los expertos de las Procuradurías federal y estatal coinciden en que el origen del incendio, en la guardería ABC del Instituto Mexicano del Seguro Social en Hermosillo, Sonora, fue un refrigerador de aire que había en el almacén.

"Una de las hipótesis es que el calentamiento del 'cooler' provocó el derretimiento de sus partes, que cayeron sobre la papelería que había en el lugar iniciando el fuego", dijo el procurador de Justicia de Sonora, Abel Murrieta Gutiérrez.

"Pero también pudo ser un corto circuito", porque tenía "unas instalaciones (eléctricas) improvisadas, como las que desafortunadamente muchas veces hacemos todos en nuestras casas", reconoció.

Murrieta aclaró por qué las personas que acudieron en auxilio de los niños tuvieron que abrir tres agujeros en la pared exterior a mazazos y estrellando sus vehículos para iniciar la evacuación de los pequeños.

A la primera de las salidas de emergencia se accedía después de atravesar un salón de clases que tenía otra puerta de 80 centímetros de ancha y una cerradura de seguridad.

La segunda, de las mismas características y ubicada junto a la cocina de la guardería, tuvo que ser abierta a la fuerza desde el exterior por los bomberos.

Desde el exterior de la guardería se aprecia un portón que tampoco se abrió. La explicación del procurador fue clara: "el portón era falso, por dentro se encontraba sellado" .

"Tenemos que buscar un responsable de las instalaciones y del fuego que se inicia, pero tenemos que buscar también por qué se da este resultado tan negativo", comentó Murrieta en alusión al elevado número de víctimas.

En la guardería había inscritos más de 200 niños, pero cuando ocurrió el siniestro muchos de ellos ya habían sido recogidos por sus familiares.

Según las investigaciones preliminares, el incendio sorprendió a 141 niños que a esa hora dormían la siesta, de los cuales 44 ha muerto, 22 permanecen hospitalizados en centros especializados de México y Estados Unidos, y otros 10 ya fueron dados de alta.

El inmueble funcionaba como jardín infantil desde 2001 y la alcaldía de Hermosillo en ese año le otorgó el permiso de funcionamiento.

Temas

Lee También