Domingo, 28 de Noviembre 2021
México | Ernesto Espinosa Lobo es detenido por narcomenudeo

Cae dueño del bar, clave en caso Heaven

A más de un mes de la desaparición de 12 jóvenes, Ernesto Espinosa Lobo es detenido por narcomenudeo

Por: EL INFORMADOR

No bajan los brazos. Los familiares han colocado carteles y entregado miles de volantes en busca de sus desaparecidos. ESPECIAL /

No bajan los brazos. Los familiares han colocado carteles y entregado miles de volantes en busca de sus desaparecidos. ESPECIAL /

CIUDAD DE MÉXICO (29/JUN/2013).- Ernesto Espinosa Lobo, uno de los copropietarios del bar Heaven After, fue arrestado por policías federales ministeriales por el delito de narcomenudeo.

El empresario del Heaven es una pieza clave para conocer dos cosas: Por qué secuestraron a 12 jóvenes en el antro el pasado 26 de mayo, y determinar a dónde fueron llevados.

Espinosa Lobo, quien ayer por la noche fue trasladado al Centro de Arraigo de la Procuraduría capitalina, es hijo de Ernesto Espinosa Cabrera, quien fuera comandante de la hoy extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) en Oaxaca.

El ahora detenido forma parte de una sociedad que es dueña del Heaven. En algunas declaraciones ministeriales es señalado como el responsable de haber permitido el secuestro de los tepiteños.

Marcos Ledesma, otro de los copropietarios del bar, se entregó a las autoridades el pasado 6 de junio. Según su versión, acudió a la Procuraduría porque dos días antes detuvieron a su esposa, Brenda Casas Figueroa, junto al encargado de seguridad del bar, Gabriel Carrasco, y a Andrés Henonet, su chofer. Argumentó que sus hijas estaban tristes por la captura de su madre.

Actualmente los siete detenidos (ver recuadro) están arraigados en una casa de seguridad de la Procuraduría capitalina. Ledesma estuvo preso por robo en 2010 en el Reclusorio Oriente.

Pedirán a la PGR tomar el caso

El abogado de las familias de los tepiteños secuestrados, Ricardo Martínez Chávez, solicitará que el llamado caso Heaven sea atraído por el ámbito federal, decisión que fue respaldada por los familiares. Sin embargo, ayer la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Distrito federal entregó a Espinosa Lobo a la Procuraduría capitalina, en cumplimiento a una orden de localización y presentación girada por la Fiscalía Antisecuestros.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, negó ayer que se oculte información sobre la desaparición de los jóvenes.

Una de las líneas de investigación es que los hoy desaparecidos eran narcomenudistas y habían discutido con aparentes rivales del barrio de Tepito que también estaban en el bar.

Entre los desaparecidos figura Jerzy Ortiz, hijo de Jorge Ortiz, “El Tanque”, ex líder de los narcomenudistas en Tepito y preso desde 2003, actualmente en Coahuila.

“El Tanque” afirmó el jueves al diario español El País que el Gobierno capitalino sabe quién controla en negocio de la droga en Tepito, y confía en que su hijo está con vida.

Al respecto, Mancera afirmó ayer: “Todos sabemos que hay narcomenudeo en la ciudad, sabemos que se tiene que hacer el combate”.

Con información de SinEmbargo.mx y Notimex

¿QUIÉN ES QUIÉN?

Los arraigados


> Marcos Ledesma, copropietario del bar.

> Brenda Casas Figueroa, esposa de Ledesma.

> Gabriel Carrasco Ilizaliturri, encargado de seguridad del establecimiento.

> Andrés Estuart Henonet González, chofer de
   Ledesma.

> Armando Hernández Gómez, líder de narcomenudistas en Tepito, la Condesa y la Roma.

> Fernando Gamboa Camarillo, sobrino de
    Hernández Gómez.

> José Hernández, sobrino de Hernández Gómez.

TELÓN DE FONDO

Recurren a la recompensa para avanzar en el caso


A un mes de la desaparición de los 12 jóvenes tepitenses ocurrida el pasado 26 de mayo, las familias siguen en espera de noticias favorables, mientras que el jefe de Gobierno del Distrito Federal enfrenta uno de los peores momentos en su corta gestión.

La señal más contundente de que el Gobierno de Miguel Ángel Mancera está desesperada por encontrar pistas es que se ha ofrecido una recompensa de 10 millones de pesos a quienes den información fidedigna y comprobable sobre el paradero de las personas, una estrategia  a la que recurría el Gobierno de Felipe Calderón.

Las familias no se han quedado de brazos cruzados. Al menos dos veces por semana se reúnen para manifestarse o para repartir volantes —casi 100 mil en varios puntos de la capital— con las fotografías de sus desaparecidos.

Versiones hay muchas. Una apunta a que 17 hombres se los llevaron en ocho autos con apoyo de los empleados del bar.  Otra más es que los plagiarios no eran muchos, pero que iban armados y que se llevaron a los jóvenes en cuatro camionetas.

Lo que es concreto, es que el bar ya había sido clausurado en agosto de 2011 por la desaparición de Antonio César Ortega, de 33 años. Los familiares afirman que discutió con personal del bar, y que después del incidente ya no supieron nada de él.

Pablo Ortega, hermano del desaparecido, recordó que en aquella ocasión también fue citado a declarar Ernesto Espinosa Lobo, detenido ayer. Actualmente Pablo y su familia se han unido a los familiares de los otros 12 desaparecidos del Heaven, para exigir que el caso se esclarezca.

Temas

Lee También