Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Diciembre 2018
FISCALIA ESPECIALIZADA EN PERSONAS DESAPARECIDAS - RECORRIDO POR LAS INSTALACIONES DE LA FISCALIA ESPECIALIZADA EN PERSONAS DESAPARECIDAS LA CUAL ESTA UBICADA EN AVENIDA CALZADA INDEPENDENCIA AL CRUCE CON CALLE HOSPITAL. EN EL LUGAR SE ENCUENTRORAN EL AREA DE ALERTA AMBER, PROTOCOLA ALBA , POLICIA INVESTIGADORA.AREAS DONDE SE REALIZAN TRABAJOS DE PROTOCOLO ALBA.170316.LOCAL.LOC.RTR022
Jalisco

Las desapariciones de mujeres se disparan este año en Jalisco

A pesar de la puesta en marcha del Protocolo Alba 183 mujeres desaparecidas no han sido localizadas

El Informador

María Fernanda Azpeitia desapareció en agosto de 2016. En septiembre de este año, la Fiscalía informó sobre la detención de Yannet “N”, presunta implicada en el hecho. Posteriormente elementos de la dependencia catearon una finca de la colonia Los Gavilanes, en Tlajomulco. Se destacó que allí podían estar los restos de la joven que no ha sido encontrada. 

María Fernanda no es la única. Si bien en diciembre de 2016 la dependencia documentó 73 casos de mujeres desaparecidas en el Estado que no han sido localizadas, hasta septiembre de este año la cifra aumentó a 183. 

Este incremento se da a pesar de que en junio de 2016 se implementó el Protocolo Alba, cuyo objetivo es reaccionar inmediatamente luego de que se comunica la desaparición de una mujer o niña. 

A través de este mecanismo se han registrado mil 925 reportes de mujeres desaparecidas, de las cuales mil 669 (86%) se han encontrado vivas y 16 muertas. Sin embargo, Gerardo de la Cruz Tovar, investigador de la Universidad Panamericana (UP), señaló que los esfuerzos de las autoridades son insuficientes. 

“Hablar de estos 110 casos nuevos nos dice que la actividad que está llevando a cabo la autoridad no resulta. Y el que la fiscal renuncie, a dos meses de entrar en funciones, nos habla entonces de que se está improvisando en algo que debería estar bien instalado”.

Dante Haro, ex fiscal de Derechos Humanos que llegó a la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de forma interina tras la renuncia de María Teresa Medina Villalobos, agregó que algunas complicaciones que han encontrado en las investigaciones tienen que ver principalmente con que los familiares no dan la información completa al levantar un reporte por desaparición. 

El funcionario acentuó que actualmente trabajan para que, en cuanto exista la presunción de algún ilícito, se remita al área especializada.

En la la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas pretenden capacitar al personal en derechos humanos y perspectiva de género. EL INFORMADOR

Falta coordinación con las policías municipales

Una mujer con dos tatuajes, uno en la espalda y otro en el pecho, fue vista por última vez el 24 de enero de 2017, a las 12:00 horas, en Tlajomulco. Otra, de complexión robusta, con dos dedos de la mano amputados y cicatrices en la cabeza, fue vista el 4 de febrero de 2017 en el municipio de La Huerta, a las 11:00 horas. Estos son sólo algunos detalles de aquellas que aún no han sido encontradas.

El nuevo fiscal para desaparecidos en Jalisco, Dante Haro Reyes, quien entró en funciones el pasado miércoles, luego de la renuncia de la anterior titular, María Teresa Medina, mencionó que una de las debilidades que han encontrado en la búsqueda de mujeres desaparecidas es la falta de coordinación con las policías municipales.

“La seguridad pública es una facultad que se tiene en los tres niveles de Gobierno. Entonces, lo que debemos fortalecer es la coordinación, que es donde vemos nosotros que, a veces, el municipio o a veces la parte de las instancias es en donde se tiene que buscar el redoblar esfuerzos y eso, sobre todo en el Protocolo Alba, es en donde se tiene que fortalecer”, comentó el funcionario.

Para Alejandra Cartagena López, vicecoordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) en México, el Protocolo Alba requiere de gente realmente especializada, además de que quien recibe los reportes de desaparición esté sumamente capacitado para esto.

“Se tiene que fortalecer el protocolo con personal que realmente tenga el perfil para estar ahí y que realmente conozca de esta política criminal, para poder buscar de forma inmediata a las mujeres. Nosotras tenemos detectado que aún se pide a los familiares que esperen 24 o 72 horas para levantar la denuncia, lo cual es completamente ilógico, porque para eso está el Protocolo Alba, porque las primeras 72 horas son clave”.

En este momento, el Cladem se encuentra trabajando con la Fiscalía para modificar el protocolo, con la finalidad de tener un reglamento que los obligue a capacitar al personal en derechos humanos y perspectiva de género y que se incluya a las familias a las investigaciones, ya que son ellos los que pueden tener algún dato que ayude a los investigadores a encontrar a la desaparecida.

GUÍA

¿Qué es el Protocolo Alba?

Es un mecanismo de búsqueda y localización inmediata de niñas y mujeres denunciadas como desaparecidas. Para esto, se coordinan autoridades federales, estatales y municipales.

¿Cuáles son sus fases?

1.- Iniciar la investigación en las primeras 24 horas de la desaparición.
2.- Si en ese tiempo no se ha localizado se realiza una ficha que se difunde al público en general con los datos de la persona y señas de identificación.
3.- Si a partir de las investigaciones se presume que la niña es víctima de algún delito, se difiere al área especializada, o se continúa con la búsqueda. Esta fase no se desactiva hasta encontrar a la mujer o niña. 

El Cladem detectó que en algunos casos aún se pide a las familias que esperen de 24 a 72 horas. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Desapariciones son indicadores del crimen organizado

Jorge Tejada, (investigador del ITESO)

Las desapariciones, tanto de hombres como de mujeres, son un claro ejemplo de las operaciones del crimen organizado en el Estado, por lo cual las autoridades deberían estar cada día más atentas a este fenómeno, explicó Jorge Tejada, investigador del ITESO.  

“La violencia contra la mujer en la variante de mujeres desaparecidas, significa una presencia e impunidad del crimen organizado. Esto, porque no es normal que un delincuente común, como puede ser un asaltante, decida desaparecer a su víctima, pero sí lo es de aquellos que están inmiscuidos en el crimen organizado”.

Para Tejada, uno de los pilares del Protocolo Alba debe ser la ciudadanía como tal, ya que sin ella, a pesar de que las fichas de las mujeres se difundan, no es posible dar con su paradero tan fácilmente.

“Además, debería aclararse cómo se encontraron estas mujeres, si fue por algún dato que dio un familiar o alguien del público en general se acercó a reportar o fue una cuestión de acciones de inteligencia. Realmente no lo sabemos y eso nos ayudaría mucho a saber cómo están funcionando y si realmente se están haciendo trabajos de inteligencia”.

Por último, resaltó la urgencia de que Jalisco tenga una coordinación con otros estados para poder saber si están encontrando ellos a personas de aquí y viceversa o, en caso de encontrar fosas, se dé a conocer la información para revisar si alguna de esas personas está dentro de los casos de nuestra Entidad.

Municipios con más reportes de mujeres desaparecidas
Guadalajara 535
Zapopan 437
Tlajomulco 266
Tlaquepaque 237
Tonalá 177
Estados con más desaparecidos sin localizar
Tamaulipas 5 mil 943
Estado de México  3 mil 832
Sinaloa 2 mil 852
Jalisco 2 mil 782
Nuevo León  2 mil 567
Chihuahua 2 mil 2
Puebla Mil 633
Coahuila  Mil 626
Guerrero  Mil 294
Sonora 1Mil 288

TELÓN DE FONDO

Sin logros en refuerzo de investigaciones

En mayo, este medio publicó que nueve de cada 10 mujeres desaparecidas eran encontradas por la pronta activación del Protocolo Alba. Hasta marzo de este año, se habían recibido mil 206 casos, de los que mil 040 resultaron en la localización de la mujer con vida y siete fallecidas, que dejaba unas 159 aún desaparecidas.

Además, se detalló que las adolescentes, de entre 11 y 17 años, eran las más reportadas como desaparecidas. Hasta marzo se habían denunciado 518 casos de mujeres entre 11 y 15 años; mientras que las que se encontraban entre los 16 y 17 años representaban 290 casos.

El entonces fiscal de Derechos Humanos y hoy Fiscal de Desaparecidos, Dante Haro Reyes, aseguró que esto se debía a múltiples causas, pero que la mayoría se iba de casa por su cuenta, ya fuera por una situación de pobreza, drogas o violencia intrafamiliar.

Con la entrada en funciones de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, en agosto de 2017, se planteó reforzar las investigaciones para encontrarlas a todas. Sin embargo, a tan sólo dos meses su fiscal, María Teresa Medina renunció y esta fiscalía pasó a manos de Haro Reyes.

Los especialistas aseguraron que esto revela que, seguramente, la anterior fiscal no sentía un apoyo claro por parte de otras autoridades para poder lograr su trabajo.

TENÍA ORDEN DE RESTRICCIÓN

Asesinada por su ex pareja

Una mujer asesinada fue encontrada el pasado 30 de octubre en Huentitán, a un costado de la Comisaría de Guadalajara. La mañana de ese día se reportó un cuerpo tirado en un lote baldío sobre la calle Barranca de Huentitán. 

La Fiscalía informó que era una mujer de entre 30 y 35 años de edad que presentaba “huellas de violencia, entre ellas, cortes y desprendimiento de piel de la cara y cuero cabelludo, además de indicios de agresión sexual por lo que se recabaron las diligencias correspondientes”. 

Elementos estatales averiguaron que la mujer era buscada por sus familiares desde el domingo 29 de octubre; la última vez que fue vista se encontraba en compañía de Martín Alejandro “N”, quien fue su pareja. Se fueron en una motocicleta al parecer al domicilio de éste.

Además, se descubrió que la mujer había solicitado antes una orden de restricción contra Martín Alejandro “N” por violencia, la cual había vencido el 23 de octubre, por lo que se siguió esta línea de investigación.

Con los testimonios e indicios las autoridades lograron localizar al señalado el 31 de octubre, quien fue puesto bajo resguardo. 

El juez octavo de Control, Juicio Oral y Juicio de Penas del Distrito 1 giró una orden de aprehensión, que ya se cumplimentó, y el hombre fue vinculado a proceso, según informaron ayer las autoridades. 

La Fiscalía explicó que el señalado tiene 47 años de edad, vivía en la colonia San Miguel de Huentitán y se desempeñaba como policía municipal.