Viernes, 24 de Mayo 2024
null
Jalisco

La Primavera, el pulmón de Guadalajara en eterno riesgo

A pesar de los incendios forestales, el crecimiento inmobiliario y los asentamientos irregulares, no existen datos actualizados respecto al porcentaje en el que el Bosque de La Primavera se ha reducido 

FaustoSalcedo

El Bosque de La Primavera es un ecosistema frágil, amenazado por la mancha urbana y voraz de Guadalajara. Es uno de nuestros pulmones más grandes, y el que más descuidamos. Cada año, los tapatíos saben que por unos días verán los cielos de Guadalajara cubiertos por las columnas de humo de los incendios forestales, porque -otra vez- se estará quemando La Primavera. Habrá alertas atmosféricas, suspensión de clases, se dejará de ver el azul del cielo, y el sol, si alcanza a atisbarse, será una esfera sangrienta entre la borrasca del bosque incendiado. 

El gobierno condenará lo acontecido, y algunos meses más tarde, aparecerán condominios, parques industriales y tantas otras urbanizaciones de la impunidad en las praderas ennegrecidas donde alguna vez hubo árboles. Para este 2024 no nos encontramos siquiera en la mitad de la estación, falta todavía tiempo para las canículas, y La Primavera ya ha sufrido cinco incendios consecutivos. 

La Primavera, un pulmón para la ZMG

EL INFORMADOR/ ARCHIVO

La Primavera fue declarada Área Natural Protegida el 6 de marzo de 1980, hace cuarenta y cuatro años. Comprende 30 mil 500 hectáreas si tomamos por verídica la información del Gobierno de Jalisco, y abarca un perímetro de 102 kilómetros en los municipios de Zapopan, Tala, Tlajomulco, y El Arenal. Es hábitat de especies de flora y fauna, algunas endémicas; aporta una cantidad considerable de agua a la región, y además tiene una capacidad reguladora del clima en la ZMG.

Los tapatíos caen en la concepción equivocada de que La Primavera es un parque enorme, un Colomos mucho más extenso, cuando en realidad se trata de un ecosistema en toda regla, donde incluso se ha detectado la presencia de pumas. 

En sus entrañas boscosas existe actividad volcánica, y es por eso que de su tierra manan ríos de agua caliente, cascadas turquesas y aguas termales. Esta condición única llevó incluso a la creación de un proyecto geotérmico de la CFE, que lleva más de 40 años en el limbo, y que ha sido criticado, además de los daños medioambientales, por el desvío de recursos de millones de pesos. Que haya documentos y leyes estrictas respecto al bosque, no ha impedido que año con año sea víctima de la devastación.

Visto desde el satélite, La Primavera no es más que una mancha cada vez más reducida comparada al crecimiento desmedido de Guadalajara. 

El Bosque de la Primavera, cada vez más pequeño ante el crecimiento desmedido de la zona conurbada de Guadalajara. ESPECIAL/ Google Earth

Un bosque consumido por incendios 

Uno de los incendios más letales registrados en La Primavera aconteció en 2012. EL INFORMADOR/ ARCHIVO 

No ha habido año en que La Primavera no sufra un incendio. No hay año en que el humo no se vea desde cualquier rincón de Guadalajara, apareciendo por encima del cerro de Bugambilias, desde detrás del cerro del Colli. No hay año en que no lluevan cenizas, como plumas negras. No hay año en que la ciudad no se cubra de desencanto. Se recuerda en particular el incendio fatídico del 2012, donde cerca de 4 mil hectáreas fueron consumidas por las llamas, y que demoró tres días en ser controlado. 

Una imagen común en las primaveras y los veranos de Guadalajara; el cielo ensombrecido por el humo del bosque incendiado. EL INFORMADOR/ ARCHIVO 

Las experiencias anuales no han llevado a soluciones verdaderas, ni existen mecanismos que garanticen que las afectaciones al bosque no ocurran de nuevo. Se ha vuelto común, en la lógica tapatía, esperar que el año entrante La Primavera arda. Es una carrera contrarreloj. Según la información recabada por este medio informativo, durante el 2023, La Primavera sufrió 83 incendios forestales, lo que representó una afectación de 2 mil 451 hectáreas. Arturo Curiel, investigador de la UdeG, precisó que en general 2023 fue un año "atípico" para el bosque, pues los incendios comenzaron muy temprano -en el mes de febrero-, cuando la regla común es que ocurran más adelante en el año.

Este 2024 la situación no es muy distinta. EL INFORMADOR reportó, apenas el 5 de marzo, el primer incendio registrado en el bosque. Para el domingo 14 de abril, se tenían calculadas 411 hectáreas afectadas por los incendios sucesivos que no han hecho más que empezar.

En 2019, el Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco (IIEG) informó que, en un periodo de 21 años, el 80% del bosque había sufrido de incendios. Es decir, 24 mil 500 hectáreas de las 30 mil 500 que lo conforman:

Incendios registrados en La Primavera desde 1998 a 2019, según un estudio del Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco.
Guadalajara cubierta por el humo. EL INFORMADOR/ ARCHIVO

Se espera un año complicado, considerando el incremento en las temperaturas y la escasez de agua en la región. 

La urbanización del bosque y su futuro incierto

Los incendios no son las únicas amenazas a las que se enfrenta La Primavera. Es un campo de juegos para intereses encontrados. El Organismo Público Descentralizado (OPD) Bosque La Primavera confirmó, en octubre del 2023, que el Área Natural Protegida (ANP) había perdido mil 409 hectáreas -el 4% de su superficie- en juicios de amparo, tanto ejidales, como privados.

El Bosque de La Primavera, cercado por la mancha urbana. EL INFORMADOR/ ARCHIVO

Cada día hay más condominios y fraccionamientos que van reduciendo al bosque, que lo convierten en un punto minúsculo en nuestra geografía, y apenas una mancha en nuestros mapas, empequeñecido por el concreto. No obstante, al día de hoy, los medios oficiales del Gobierno de Jalisco siguen asegurando que la extensión del bosque es de 30 mil 500 hectáreas.

De acuerdo con el siguiente mapa del Organismo Público Descentralizado (OPD) Bosque La Primavera, más de la mitad del bosque corresponde a propiedad particular. 

ESPECIAL/ Organismo Público Descentralizado (OPD) Bosque La Primavera

Que los protectores de la naturaleza afirmen el peligro que corre La Primavera no son temores irrisorios. Basta con pensar en el Cerro del 4, que en algún momento de la historia pudo ser un Área Natural Protegida. Basta pensar en el Salto de Juanacatlán, que en algún momento se le llamó "el Niágara de México", y que hoy es un vertedero de podredumbre del Río Santiago. Basta pensar en el Río Santiago mismo, que en algún momento albergó vida, y que hoy es uno de los cauces más contaminados del país. Basta pensar en Chapala, que en algún momento los españoles pensaron que era un océano, y que muchas ocasiones ha rozado, peligrosamente, la sequía absoluta.

En este punto, no suena descabello pensar que dentro de algunos años en el futuro, se hable de cuando hubo un bosque en Guadalajara, un bosque llamado La Primavera, y que no logramos cuidar. 

ESPECIAL/ Gobierno de Jalisco

La Primavera se encuentra en riesgo; nunca ha dejado de estarlo. Su existencia es una lucha interminable contra nosotros mismos. 

Con información de Gobierno de Jalisco, Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco y Bosque La Primavera

Mantente al día con las noticias, únete a nuestro canal de WhatsApp

FS