Jueves, 16 de Septiembre 2021
Jalisco | Ubican las 17 zonas con más árboles enfermos

Urgen a combatir muérdago con visión metropolitana

La alcaldía de Guadalajara propuso hace dos años una estrategia, pero fue ignorada por el Gobierno del Estado y los ayuntamientos de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá

Por: EL INFORMADOR

En Guadalajara hay 300 parques y jardines, pero se carece de estudios sobre la salud del arbolado en todos los polígonos. EL INFORMADOR / M. Vargas

En Guadalajara hay 300 parques y jardines, pero se carece de estudios sobre la salud del arbolado en todos los polígonos. EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (16/ABR/2015).- El muérdago es un enemigo claro que amenaza la vida de los árboles en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Las autoridades reconocen que entre 30% y 50% del arbolado sufre afecciones por este parásito que los debilita, impide su crecimiento y los hace más susceptible a diversas plagas.

La vida promedio de un árbol urbano es de entre 35 y 50 años, aunque hay especies que reportan supervivencias mayores. El problema es que, con la presencia del muérdago, el ciclo vital de un ejemplar puede agotarse en menos de 15 años. Y cuando la planta cubre toda la copa del árbol puede causarle la muerte en dos años.

A pesar de lo anterior, no existe un programa de manejo metropolitano para el arbolado, que sería indispensable para planear acciones de control contra las plagas. Hay un antecedente, en julio de 2013, que pretendía articular las primeras acciones oficiales a gran escala, pero ya pasaron dos años desde que el Ayuntamiento tapatío aprobó la Estrategia Metropolitana contra el Muérdago y su puesta en marcha no trascendió.

Por ello, funcionarios y especialistas admiten que este combate requiere de una estrategia que abarque a todos los municipios de la metrópoli.

El secretario de Ecología y Medio Ambiente de Guadalajara, Juan Carlos Vázquez Becerra, aceptó a inicios de este año que se requiere de una intervención metropolitana: “Parques y Jardines está haciendo un trabajo para hacer una gran campaña contra el muérdago. Lo que queremos es ver si involucramos a los demás municipios”.

El regidor y presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos de Guadalajara, Alberto Cárdenas Jiménez, señaló que desde 2014, el municipio aprobó recursos para dicho proyecto; sin embargo, no fueron ejercidos hasta este año: “Debe ser un trabajo metropolitano, de poco sirve un esfuerzo aislado si los demás municipios no hacen lo suyo. Es indispensable que los trabajos se implementen de manera simultánea entre los municipios que conforman la metrópoli”.

El año pasado, el legislador Jaime Ismael Díaz Brambila exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) y a los presidentes municipales, a ubicar geográficamente las superficies afectadas, también obtener datos estadísticos sobre la población evaluada y su grado de infestación para prevenir y combatir la plaga.

El Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara ha planteado, desde hace 15 años, la necesidad de poner en práctica medidas adecuadas para evitar la propagación de la plaga.

Pero hasta hoy, “la atención a este problema no está en las prioridades de los ayuntamientos, históricamente no ha ocurrido nada con este tema”, señaló Félix Fregoso, jefe del Departamento de Producción Forestal de la UdeG.

“La respuesta oficial ha sido reducida y aislada… dejaron crecer el problema, no se tomaron las medidas apropiadas y ahora el problema ha crecido, por lo que urge hacer un frente metropolitano”.

En ello coincide Georgina Orozco Medina, directora del Instituto de Medio Ambiente de la UdeG, quien participó en las mesas de trabajo para la estrategia metropolitana que promovió hace dos años la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Ayuntamiento de Guadalajara. Aunque sobre la estrategia desconoce el seguimiento que tuvo: “No fuimos (académicos y expertos) convocados nuevamente”.

Añade que la salud del arbolado se encuentra en un “franco deterioro”.

Las medidas

Entre las principales medidas que contemplaba la estrategia metropolitana aprobada por el Ayuntamiento tapatío se encuentran: ampliar la coordinación entre autoridades y sociedad; lanzar una campaña para concientizar y capacitar a la población para que participe en las acciones de detección y combate; diagnosticar los alcances del problema y, según el grado de afecciones y la variedad de muérdago, realizar podas controladas o aspersión de agentes biológicos para combatirlo, instalar un sistema de monitoreo y dar seguimiento para continuar con las acciones para proceder a la evaluación de resultados.

EL DIAGNÓSTICO ES PARCIAL
Se queda Guadalajara sin censo


A cinco meses de concluir la administración tapatía, la alcaldía se quedará, una vez más, sin tener un censo del arbolado urbano que le permita controlar y atacar de manera integral el muérdago a partir de la elaboración de un diagnóstico de todas las plagas.

“No hemos tenido recurso. Desafortunadamente la Dirección de Parques y Jardines no tiene dentro de su techo presupuestal alguna figura para este rubro… somos una dirección operativa”, justifica Gerardo Ruvalcaba Salazar, coordinador técnico.

Félix Fregoso, jefe del Departamento de Producción Forestal de la UdeG, asegura que la casa de estudios propuso, desde hace 15 años, desarrollar un censo y diagnóstico del arbolado urbano, “la idea era conocer las condiciones físicas de los árboles para hacer una estrategia de control de lo que es el muérdago y otros problemas sanitarios”.

La propuesta sigue en pie, pero ahora el Ayuntamiento está rebasado en recursos humanos, materiales y económicos. Para contar con información de cada especie, los especialistas proponen hacer un diagnóstico puntual del arbolado, para saber qué especies hay, de qué dimensiones y en qué lugares están.

Ruvalcaba Salazar explica que sí hubo un acercamiento con la Universidad de Guadalajara, pero “no se ha llegado a un acuerdo en relación con los costos que establecerían para realizar el censo de todo el arbolado”.

Félix Fregoso, por su parte, asegura que la UdeG llegó a calcular un monto de seis millones de pesos por la realización del censo, “pero el año pasado propusimos que las diferentes dependencias municipales y estatales, y otras instancias, nos articulemos para desarrollar el estudio, para abaratar su costo y conocer en dónde están los núcleos más fuertes”. No pasó nada. La consecuencia es que el Ayuntamiento desconoce el número de árboles con muérdago, “hemos hecho estimaciones y aproximadamente entre 12” y 14% del arbolado tiene afectaciones (alrededor de 100 mil)”.

Respecto a los cerca de 300 parques y jardines que se localizan en Guadalajara, apuntó que carecen de estudios sobre la salud del arbolado en esos polígonos.

A la fecha, el municipio sólo ha identificado los 17 cuadrantes con mayor presencia de muérdago, “esos sí los tenemos ubicados, originalmente detectamos esas áreas como las más importantes para su control”.

Mientras corre el tiempo y ante la falta de recursos, el municipio centrará sus esfuerzos en socializar el proyecto de control de muérdago con las asociaciones de colonos, “que nos hagan favor de hacerlo en sus colonias”.

Optan por la concesión

Primero fue la recolección de basura, luego las papeleras, fuentes y puentes peatonales. Después las áreas verdes y camellones, parquímetros, estacionamientos, cementerios, nomenclaturas y alumbrado público. Ahora el combate al muérdago. La lista forma parte de los servicios públicos concesionados por el Ayuntamiento de Guadalajara.

El problema es que la alcaldía reduce sus responsabilidades, mientras el gasto corriente, los salarios y la plantilla burocrática están en constante aumento. Tan sólo la Dirección de Parques y Jardines tiene asignados poco más de 900 empleados.

En julio de 2013, la estrategia de combate al muérdago aprobada por el Ayuntamiento contemplaba certificar y capacitar a los funcionarios, comprar equipo y producto para que el personal iniciara las acciones de combate.

La estrategia también consideraba solicitar apoyo y establecer coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aprovechando las labores de poda que realizan en el mantenimiento del cableado de energía eléctrica. Al final se concesionó la tarea a la empresa “Todo para su vivero e invernadero”.

Ruvalcaba Salazar justifica la decisión y dice que el personal no se da abasto: “Están en otras áreas, como en la producción de planta en viveros, en los sistemas de riego, reparación de maquinarias, control forestal y otras”.

EL DF
El ejemplo


Una excepción en el combate de esta plaga es la capital del país, que presentaba un problema mayor al que afecta a Guadalajara, ya que entre 83% y 95% de los árboles llegaron a manifestar presencia de muérdago.

Para enfrentar el problema, las autoridades elaboraron un programa de control de la plaga basado en un diagnóstico. Así, se elaboró un listado razonado que clarificó las especies afectadas, las variedades de muérdago presentes, los niveles de afectación y la detección de los agentes dispersores.

A partir de allí se articuló una estrategia de manejo metropolitano para el problema, con resultados ya apreciables. Hoy se considera que la proporción bajó a 40% del arbolado afectado. La mitad.

El año pasado, el Ayuntamiento tapatío apenas eliminó 1% del muérdago en el arbolado del municipio. Se destinaron 460 mil pesos y se aplicaron en Huentitán, Los Colomos, Rubén Darío, La Primavera, Parque Solidaridad y Silvano Barba.

TRABAJOS DE SANIDAD Y NUTRICIÓN
Destinarán 3.6 millones contra otras plagas


Además de los cinco millones 783 mil pesos para combatir el muérdago, como parte de la licitación ganada el mes pasado por la empresa “Todo para su vivero e invernadero”, el Ayuntamiento tapatío contempla otros tres millones 600 mil pesos para la sanidad y nutrición del arbolado, a los que se añaden 250 mil pesos para combustibles alternos, confirmó Verónica Flores, regidora presidenta de la Comisión de Adquisiciones en Guadalajara.

La licitación “Servicio de control de muérdago, sanidad y nutrición en el arbolado de Guadalajara” enlista 20 polígonos más para implementar un esquema operativo de atención y control de otras plagas y enfermedades: barrenador del fresno, mosquita blanca, chinche apestosa, chinche café, conchuela del eucalipto, escama algodonosa, escama de San José, pajarilla, fumagina, entre otras.

Originalmente se aplicarían 10 millones de pesos para combatir a los 24 cuadrantes con mayor presencia de muérdago, explica Gerardo Ruvalcaba Salazar, coordinador técnico de Parques y Jardines, “pero era necesario nutrir y darle vigor al arbolado, por lo que la estrategia contra el muérdago se redujo a 17 cuadrantes”.

Para Georgina Orozco Medina, directora del Instituto de Medio Ambiente de la UdeG, “lo valioso será que el proyecto sea permanente y sólido, que los esfuerzos no sólo se concentren en el muérdago sino también en la salud del arbolado”.

FOCOS ROJOS
Plagas y enfermedades más comunes


Barrenador del fresno.

Mosquita blanca.

Chinche apestosa.

Chinche café.

Conchuela del eucalipto.

Escama algodonosa.

Escama de San José.

Pajarilla.

Fumagina.

Enfermedad

Los daños que causa el muérdago

Efecto negativo del crecimiento en diámetro y altura.

Pérdida del vigor general.

Disminución de la capacidad de fotosíntesis y transpiración.

Llegan a cubrir totalmente la planta.

Inducen muerte prematura.

Afectan la cantidad y calidad de la madera.

Disminuyen la cantidad y calidad de la semilla.

Predisposición al ataque por otros agentes.

Tlaquepaque es autosuficiente

A diferencia del Municipio de Guadalajara, el personal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Tlaquepaque se encarga de combatir el muérdago y otras plagas.

La titular de la dependencia, Rita de la Rosa Soberano, detalló que los trabajos se iniciaron el año pasado con cuadrillas operativas fijas.

Primero se hizo un censo en las zonas más afectadas, el cual arrojó que 27% del arbolado estaba contaminado en las colonias de Miravalle, Fovisste Miravalle, Infonativ Miravalle y Terralta.

De esa forma se detectó la presencia de esta plaga en 575 ejemplares, de un total de tres mil 920 estudiado.

“El foco rojo del municipio está en toda esta Zona de Miravalle, principalmente, que tiene colindancia con el Municipio de Guadalajara”, apunta Rita de la Rosa.

El censo del arbolado lleva un avance de 60 por ciento. Hasta el momento, los resultados revelan que 1% del arbolado es afectado por la plaga del muérdago.

“Hablamos de unos 949 árboles dañados de más de 64 mil ejemplares contabilizados”.

Detalló que el objetivo es que la afectación no se extienda, “se trabaja en la poda mecánica, la cual que registra un avance de 30%, ya que en la aplicación de químicos directos a la planta no se ha tenido el resultado óptimo. Se han tratado químicamente, pero no hemos tenido los resultados deseados”.

CLAVES
El problema


Dañino El riesgo que corren los ejemplares del arbolado urbano, si no son sometidos a un tratamiento oportuno contra la plaga del muérdago, es la reducción de su periodo de vida.

Vida Mientras un árbol puede vivir hasta 50 años, con la planta parásita se reduce a 15.

Déficit El Ayuntamiento de Guadalajara no está en condiciones de desatender el arbolado infectado porque padece un déficit: la Organización Mundial de la Salud recomienda que en las ciudades existan tres árboles por cada persona, pero Guadalajara está a la inversa, hay al menos tres personas por cada árbol.

Nacional El muérdago se encuentra presente, según estudios de la Conafor, en áreas naturales de prácticamente todo el país. A escala urbana, las ciudades del Occidente y Centro de México son algunas de las más afectadas. Urbes como Tepic, Colima, Cuernavaca y, desde luego, la Ciudad de México, tienen presencia de numerosas especies de la planta parásita.

Sigue: #debateinformador

¿Qué colonias o avenidas considera que son las que tienen más árboles enfermos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También