Viernes, 14 de Mayo 2021
Jalisco | El tiroteo se llevó a cabo entre los límites de Jalisco y Zacatecas

Se enfrentan policías estatales y sicarios; hay un detenido

El tiroteo, que duró más de dos horas, se llevó a cabo entre los límites de Jalisco y Zacatecas

Por: EL INFORMADOR

Durante el operativo, los gendarmes lograron la detención de un veracruzano,de 19 años de edad. O. RUVALCABA  /

Durante el operativo, los gendarmes lograron la detención de un veracruzano,de 19 años de edad. O. RUVALCABA /

SAN CRISTÓBAL DE LA BARRANCA, JALISCO (12/JUL/2011).- Ante la falta de policías estatales zacatecanos, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Jalisco patrulla territorio vecino por la presencia de grupos armados.

La tarde de ayer, se dio un tiroteo entre policías jaliscienses y un grupo armado del cártel del Golfo, sobre la carretera que conduce de García de la Cadena, Zacatecas a San Cristóbal de la Barranca, Jalisco a la altura del kilómetro cinco, en las inmediaciones de un rancho conocido como Los Laureles.

Fue alrededor de las 17:30 horas, cuando un grupo de policías estatales realizaban recorridos de vigilancia en dicho municipio zacatecano, ante la complacencia de las autoridades vecinas debido a que la Policía estatal de Zacatecas, sólo cuenta con 200 elementos.

En dicho punto, los policías de Jalisco se vieron rodeados por al menos 40 sicarios quienes les dispararon a larga distancia y cuyo enfrentamiento se prolongó por al menos dos horas.

Sin embargo, los sicarios, al verse superados, decidieron retirarse y dejar tres camionetas abandonadas.

Al final del tiroteo, un policía estatal recibió un balazo en la mano; pero la herida no es de gravedad. Además la patrulla blindada PR-296 recibió más de 30 impactos de bala que afortunadamente no penetraron la cabina.

Cabe mencionar, que se desconoce que por parte de los sicarios alguno fue herido o muerto.

Durante el operativo, los gendarmes lograron la detención de un veracruzano de nombre Sergio Campechano Domínguez, de 19 años de edad.

A él, le aseguraron tres mil 100 balas del calibre 7.62x39, utilizadas para el fusil AK-47, 114 cargadores, cinco fusiles AK-47, mejor conocidos como “cuerno de chivo”, un AR-15, tres chalecos antibalas, un chaleco táctico y cuatro fornituras.

El detenido confesó que sus jefes le pagaban seis mil pesos a la quincena por ser sicario y que pertenecía al cártel del Golfo.

Agregó que su misión era enfrentarse con sus rivales, Los Zetas, para quedarse con “la plaza” y poder traficar libremente la droga al norte del país.

Campechano Domínguez y las armas decomisadas fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República para su investigación, aunque se presume que el individuo puede estar relacionado con varias ejecuciones y enfrentamientos.

EL INFORMADOR/ OMAR RUVALCABA

Temas

Lee También