Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | El Hospital San Juan de Dios cuenta con un área para atender niños y adolescentes

Prejuicios frenan atención psicológica para menores

El Hospital San Juan de Dios cuenta con un área para atender niños y adolescentes
Especialistas. De izquierda a derecha; los médicos José Miguel Alvarado, Miriam Aceves, Fabiola Sánchez y Luis Shigeo Cárdenas. EL INFORMADOR / A. Camacho

Especialistas. De izquierda a derecha; los médicos José Miguel Alvarado, Miriam Aceves, Fabiola Sánchez y Luis Shigeo Cárdenas. EL INFORMADOR / A. Camacho

GUADALAJARA, JALISCO (29/ABR/2017).- A los niños sí les da depresión y  los adolescentes trastorno de ansiedad. A estos grupos sí se les detecta bipolaridad y esquizofrenia.

Ante esta realidad, el Hospital San Juan de Dios abrió la Unidad de Niños y Adolescentes (UNA), que este mes cumple dos años con el objetivo atender y promover la salud mental y el bienestar físico y psicológico de este grupo poblacional.

Desde que abrió sus puertas y hasta la fecha, las 22 camas de hospitalización para los pacientes que llegan en una fase aguda mantienen una ocupación entre 85 y 95%, lo que habla de la gran demanda de servicios de este tipo.

Son la depresión y la ansiedad, ocasionados por diversos factores como el acoso escolar y la violencia intrafamiliar, las principales causas de atención a niños y adolescentes, advierte el coordinador del la UNA, José Miguel Alvarado Infante.

Sin embargo, pese al aumento de casos de estos trastornos, continúan siendo un prejuicio en la sociedad, pues se piensa que todos los niños y adolescentes son felices y no pueden estar tristes por ningún motivo.

“De entrada, la salud mental es un estigma (...) tenemos que estar luchando con todo esto; a veces es más sencillo que se acepte el proceso psicoterapéutico a que se acepte el proceso farmacológico”.

Algo con lo que también se lucha es con el falso concepto de que sólo con “echarle ganas”, un niño o adolescente puede salir de su estado, lo cual es erróneo, ya que en un trastorno mental está inmerso el factor genético y el entorno en que se envuelve la persona.

Estas ideas hacen que muchas veces no se voltee a ver a este grupo de edad, se les subestime en lo que sienten o piensan, lo que hace que no se tenga un apego al tratamiento o no se reciba atención adecuada y oportuna.

Los estigmas muchas veces vienen de sus propios padres, quienes en la mayoría de los casos también requieren de atención.

Es por eso que en la UNA se atiende a toda la familia para ver de dónde puede venir la causa principal de la aparición del trastorno del nido o adolescente.

El promedio de estancia hospitalaria de los pacientes es de entre 12 a 14 días, dependiendo de cada trastorno. Se atiende a niños desde los cinco a los 17 años con 11 meses.

Factores que causan males

Más de la mitad de las enfermedades de salud mental se deben a una cuestión genética y pueden aparecer en algún momento de la vida o no. Pero el entorno en que se desenvuelve la persona, el ambiente en su escuela y su familia, o un suceso inesperado o pérdida, pueden desencadenarlo en cualquier momento.

El paidopsiquiatra de la Unidad de Niños y Adolescentes (UNA) del Hospital San Juan de Dios, Luis Shigeo Cárdenas Fujita, señala que temas como el divorcio de sus padres y el vivir en extrema pobreza o riqueza, pues no se tienen límites y la mente se desborda, son factores determinantes. También vivir en zonas de guerra y lugares con altos índices de violencia pueden ser detonantes de un trastorno mental.

Por parte del departamento de psicología, su coordinadora, Miriam Aideé Aceves García, habla de que mucho de lo que se observa en los niños y adolescentes que llegan a hospitalización, es la disfuncionalidad en las familias, el propio desarrollo, abandono y negligencia en la crianza, así como el acoso escolar.

EN MENORES
Servicio en el San Juan de Dios

• La mayoría de los niños y adolescentes atendidos son mujeres (61 por ciento).
• Las edades más comunes son de los siete a 17 años.
• Se atienden personas de Jalisco, Nayarit, Zacatecas y Michoacán.
• El servicio es subrogado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Temas

Lee También

Comentarios