Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
Jalisco | Padilla López planteó la urgencia de invertir más en ciencia y tecnología y mejorar la cobertura educativa

Plantea urgencia de superar crisis de partidos políticos

José Trinidad Padilla López tiene interés en arribar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y ser presidente de la Comisión legislativa de Educación

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El ex rector de la Universidad de Guadalajara, José Trinidad Padilla López, aceptó que tiene interés en arribar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y ser presidente de la Comisión legislativa de Educación, como parte de las metas de su campaña como candidato a diputado federal en el Distrito 8.

Padilla López, quien se plantea conseguir entre 58 y 60 mil votos, en un escenario de 50% de abstencionismo en la jornada electoral del 5 de julio, diagnosticó que el país “está sumido en una turbulencia”, producto de la crisis económica “pero sobre todo, por un desencanto nacional del sistema político que podría llevarnos a una crisis del sistema de partidos, a causa de que cada vez más ciudadanos están desencantados e inconformes con la llamada clase política”.

En la Mesa de Redacción de EL INFORMADOR, Trinidad Padilla comentó sobre ésta, que ha sido su primera experiencia en una campaña partidista, “porque yo he estado haciendo política desde que tengo 16 años, pero es la primera vez que estoy en una campaña abierta”. A la vez, consideró que “es una experiencia enriquecedora” dialogar con los ciudadanos, tocar sus puertas y escuchar sus preocupaciones, sus necesidades. “Hay quienes claramente te muestran su desacuerdo con nuestra propuesta, pero también encontramos a mucha gente que simpatiza con nosotros”.

El ex rector universitario planteó que de llegar a la Cámara de Diputados, los temas en que trabajará serán educación, ciencia y tecnología, y economía.

En los temas relacionados con educación, planteó la urgencia “de invertir más en ciencia y tecnología, mejorar la cobertura educativa, incrementar el apoyo y la capacitación a los maestros y extender la oferta educativa en todos los niveles”.

Por otra parte, Padilla López se dijo preocupado por la crisis de credibilidad de los partidos políticos: “México está pasando por una turbulencia mucho más grave de lo que originalmente se creía, y esto no será reversible si la concordia nacional, o la armonía nacional, si la gobernabilidad no está sustentada en un esquema que sea practicable, que sea legítimo y que permita enfrentar los problemas económicos teniendo un buen andamiaje de la estructura de los liderazgos políticos nacionales, que pueden enfrentar cualquier problema o conflicto económico. Sí veo ese problema, por eso me preocupa tanto esa crisis anunciada de legitimidad del sistema de representación a través de los partidos políticos, aunque espero que podamos conjurarla. Debemos recordar que México está muy polarizado por asuntos poselectorales; todavía estamos en las estelas de las turbulencias de la última elección presidencial, de hace tres años.

“Es muy importante –remató– tener en cuenta todo esto, porque vamos a atravesar por una serie de desajustes si no logramos pactar, las distintas expresiones políticas del país, un asunto que ya es inaplazable: la reforma del Estado. Esta reforma medio se echó a andar, se detuvo, se ha estancado y se ha hecho una maraña, pero es esencial, e incluye en gran parte una reforma electoral, porque tiene que ver directamente con la legitimidad democrática del acceso al poder”.


Trinidad Padilla en sus definiciones:


“En lo que yo creo como principio de ética pública, el Estado no debe confundir papeles. O más bien, los funcionarios no deben confundirlos, porque no es función del Estado ni la caridad, ni el altruismo como función de Estado; la función del Estado es la justicia social y la redistribución del ingreso y para eso tiene instituciones que deben ser, además, fiscalizadas y monitoreadas por la ciudadanía”.

“La caridad, con ser un valor muy importante, que debe ser estimulado como parte del ‘equipaje ético’ personal de cada individuo, no es una función del Estado, y algunos gobernantes parecen confundir ese asunto, distorsionando además el sentido original de este valor ético que es la caridad”.

“El Estado tiene una responsabilidad importante en la regulación de muchos aspectos de la vida de una colectividad, empezando por el económico. El Estado no puede abdicar de algunas de las funciones para las cuales existe. Una fundamental es brindar seguridad a los ciudadanos y certeza jurídica; otra es regular los excesos que pueden producirse en una economía de mercado”.

Temas

Lee También

Comentarios