/contenidos/2008/04/14/noticia_0095.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Junio 2018
Jalisco | Colonia Ojo de Agua, zona de “alta marginación”

Piden vecinos saneamiento de la presa El Chicharrón

Temen la llegada del temporal de lluvias, pues el mal estado del embalse provoca desbordamientos que causan severas inundaciones

Por: EL INFORMADOR

Colonia Ojo de Agua, zona de “alta marginación”

TLAQUEPAQUE, JALISCO.- Han pasado dos años desde que los vecinos de la colonia Ojo de Agua, en el Municipio de Tlaquepaque, vivieron una fuerte inundación por causa de las tormentas. Sin embargo, temen que la historia se repita y que el agua dañe sus hogares y destruya sus escasas pertenencias, como sucedió con algunas familias en julio de 2007, cuando las lluvias provocaron destrozos y muertes en diversas zonas del municipio.

La Dirección de Protección Civil y Bomberos de Tlaquepaque, considera a la colonia Ojo de Agua como una de las zonas de riesgo en temporada de lluvias. Y es que, como señalan informes de la dependencia, de 2001 a 2006 la colonia fue golpeada por inundaciones de tipo moderado a severo, principalmente durante junio, julio y agosto. En 2007 sólo se presentaron algunos encharcamientos.

Al no contar con servicios básicos como drenaje y energía eléctrica, así como calles sin pavimento, la colonia está clasificada como de “Alta Marginación y de Atención Prioritaria”, por el Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun).

Destaca que en el centro de la colonia se ubica el vaso regulador El Chicharrón; podría decirse que las viviendas están asentadas en los alrededores de la presa, a tan sólo unos pasos de distancia. Dicho embalse se encuentra en pésimas condiciones, rodeado de una gran cantidad de hierba crecida, escombro, montones de tierra y basura.

Uno de los vecinos indica que hace 15 días, por la madrugada, una llama encendió la hierba seca, lo que provocó que la casa más cercana quedara totalmente destruida.

Dentro de la presa, en lugar de agua se observa un tapiz de lirio seco y tierra, aunque los habitantes transitan por encima sin contratiempo alguno.

El problema, dicen vecinos, es que al llegar las primeras lluvias, el vaso se llena y rebasa su capacidad, lo que provoca que el agua llegue hasta las viviendas.

Otra situación es la aparición de zancudos y el mal olor que emana de la presa, lo que ha ocasionado alergias en la piel, gripes y otras infecciones entre los habitantes, principalmente en los niños.

Asentamientos humanos, problema de antaño

Los asentamientos irregulares en la Zona Metropolitana de Guadalajara han sido un “dolor de cabeza” para los gobiernos, pues con el paso de los años el problema ha crecido considerablemente, señala el investigador en Geografía y Ordenación Territorial de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Luis Valdivia Ornelas.

Este tipo de construcciones, ubicadas a las orillas de cauces de ríos, presas o arroyos, han proliferado sobretodo en los municipios de Tlaquepaque, El Salto y Tlajomulco.

“Las viviendas corren el riesgo de inundaciones, producto de insuficiencia en cuestiones hidráulicas de estos cuerpos de agua. Normalmente, las zonas más peligrosas son las que se encuentran en las partes bajas de las cuencas, como la de Arroyo Seco, que forma parte de la cuenca del Ahogado”.

En cuanto al vaso regulador El Chicharrón, Valdivia Ornelas menciona que las actividades de prevención que realiza el Ayuntamiento de Tlaquepaque, las cuales consisten básicamente en aumentar la capacidad de almacenamiento de agua por medio de desazolves, son acciones secundarias, pues el problema es el manejo hidrológico de las cuencas.

“Va mas allá de limpiar. Es un crecimiento urbano desordenado y un rezago de infraestructura. Es una zona de peligro por sus propias condiciones. Lo importante sería que el Ayuntamiento controle los asentamientos de este tipo”.


Según el investigador, sería prudente hacer un estudio detallado para lograr dar algunas soluciones, al menos de manera parcial, con el objetivo de disminuir el riesgo y la peligrosidad del fenómeno.

Viven en el peligro

Como su olor es su imagen. La presa El Chicharrón demuestra un notable descuido por parte de las autoridades. Vecinos confirman que el Ayuntamiento sólo realiza trabajos previos a la temporada de lluvias, pero durante el resto del año, “ni se aparecen”.

Uno de los habitantes de Ojo de Agua, Ampelio García Flores, considera “incongruente” que mientras la
Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) advierte del peligro que representa dejar botes con agua a la intemperie --puede presentarse el mosquito transmisor del dengue--, las autoridades no hagan nada por sanear El Chicharrón.

Los habitantes se han topado con diferentes problemas desde que llegaron a la zona, y uno de los más “preocupantes” es la falta de escrituras, pues sólo tienen un “papel” que los avala como propietarios del terreno.

Ofelia Alba, quien reside desde hace seis años en esta colonia, asegura que el Ayuntamiento les informó que no se puede hacer nada para obtener sus escrituras, “mientras que la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) no haga un estudio”.

A Jorge Aparicio, ese detalle “no le quita el sueño”. Pese al peligro que les representa, hace algunos años él y sus hijos compraron dos terrenos justo a la orilla de la presa, con el propósito de levantar sus viviendas.

Consciente de que compró en una zona de peligro, dice que no tuvo otra opción, pues les vendieron los predios a bajo precio.

Menciona que los terrenos deben rellenarse con tierra, y dejar que ésta se “asiente” en cinco años. A uno de ellos le falta poco tiempo para estar listo; al otro unos cuantos años.

“Cada que puedo, vengo y hago viajes de tierra y se la echo al terreno para irlo levantando. Ahorita nos están regalando la tierra que el Ayuntamiento saca de la presa de Las Pintas. Pedimos un préstamo y vamos a sembrar maíz, pues para mantenernos de ahí”.

VOCES
Queremos que limpien la presa porque andan muchos moscos y enfermedades
Ofelia Alba

Que limpien la presa, que saquen todo el lirio. Ahorita ya está muy amarilla el agua
Irma Gabriel

Me dijeron que iban a secar la presa, pero no han hecho nada
Jorge Aparicio

Ficha técnica
Colonia: Ojo de Agua.
Superficie: 293 mil 779 m2.
Población 2007: Tres mil 184 habitantes.
Viviendas: Mil 435.
Área susceptible de inundación: 12 mil 075 m2.
Escurrimiento anual: 31 mil 535 m3.
Riesgo de inundación: Alto.

Para saber

La presa de El Chicharrón es alimentada por la microcuenca denominada Los Gavilanes, que viene desde La Primavera, con una superficie de tres mil 185.95 hectáreas.

FUENTE: Coplademun Tlaquepaque

EL INFORMADOR 14-03-2008 JRMB

Temas

Lee También

Comentarios