Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Jalisco | El río alcanzó el punto más grave de contaminación: Semades

Modificarán siete plantas de tratamiento en el Santiago

El Gobierno estatal pretende poner el ejemplo a los industriales de que en menos de un año y medio se pueden cambiar los procesos de saneamiento

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Para cumplir con el nuevo estándar de calidad de agua que debe llegar hasta el Río Santiago, el Gobierno de Jalisco deberá modificar el proceso de siete plantas de tratamiento.

Esta acción, que también será obligatoria para los industriales, se desprende de la aprobación que hiciera el Senado de la República a la Ley Federal de Derechos, en donde se reclasificaron las aguas que son vertidas al río. Es decir, el Santiago, catalogado como cuerpo de agua tipo “A” y “B”, pasará a tipo “C”, que es la norma más exigente.

Héctor Castañeda, coordinador de Cuencas y Sustentabilidad de la Comisión Estatal del Agua (CEA), aseguró que ya están trabajando en la modificación de la infraestructura porque la nueva normatividad entra en vigor en enero del próximo año.

“Nosotros como Gobierno del Estado ya lo estamos haciendo y es el compromiso de la Comisión Estatal del Agua cumplir y ser los primeros que cumplamos con una descarga al río como cuerpo de agua tipo ‘C’”.

El funcionario admitió que si bien los trabajos van adelantados, es posible que se lleven alrededor de seis meses en concluir con las nuevas adaptaciones, pero no un año y medio como lo planteó la Asociación de Industriales de El Salto, que reprocharon la falta de gradualidad en la aplicación de esta normatividad.

En total, las siete plantas de tratamiento limpian 326 litros de aguas negras por segundo, que van a parar hasta el cauce. Hasta el momento se desconoce la cantidad total de recursos que erogarán por estos cambios.

La encargada de establecer los plazos para que tanto el Gobierno de Jalisco como los empresarios y municipios cumplan, será la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pues es la responsable de emitir los permisos de descarga, que también serán actualizados para que sean compatibles.

“Al modificarse a cuerpo tipo ‘C’, lo que tiene que suceder en la parte administrativa, es justamente la modificación de los títulos de descarga que tiene registrados o autorizados la Comisión Nacional del Agua, para luego modificar el límite máximo permisible de contaminantes en el sitio. En ese sentido, hay un trabajo que la autoridad debe hacer para modificarlos y que sean vigentes a la nueva reclasificación del río”, subrayó Héctor Castañeda.

Es tal la contaminación que prevalece en el Río Santiago, que no es posible que en este cauce puedan sobrevivir los peces, lo que significa un preocupante foco de infección para los pobladores de El Salto y Juanacatlán, sitio donde se concentra la mayor parte de los contaminantes. Incluso, el pasado fin de semana se registró la muerte de cientos de peces que al llegar a la confluencia de estas dos localidades, no lograron sobrevivir por la baja cantidad de oxígeno que había y que disminuye por el alto grado de contaminación.
 
Punto máximo…
 

Martha Ruth del Toro Gaytán, titular de la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) de Jalisco, sostuvo que la contaminación en el Río Santiago ha llegado a su punto más elevado, a su punto “clímax”, lo que ha evitado que existan nulas posibilidades de reproducción de los ecosistemas naturales.

La funcionaria avaló el que se hayan modificado las descargas de agua que llegan hasta el río, porque admitió, “es un sitio donde ni siquiera puede sobrevivir la fauna”, lo que también afecta a los vecinos sobre las márgenes del cauce.
“No es apta para que exista vida acuática, por eso se está recatalogando para descargas a cuerpo de agua tipo ‘C’, justamente para lograr que el cuerpo receptor recupere la flora y la fauna que debería tener y que se ha perdido por la intensa contaminación en el sitio; esto es así, no podemos pensar que fuera de otra manera. 

“Es una contaminación de décadas que ha tomado su punto clímax, que se espera que en los siguientes años empiece a retroceder este nivel de contaminación y a generarse las condiciones adecuadas para recuperar la zona”.

A la par de la reclasificación del Santiago, también se modificaron las descargas de aguas negras que van a para a los ríos Verde y Zula, con lo que se pretende garantizar de nueva cuenta la vida acuática.

Con estas modificaciones, la Conagua tendrá la posibilidad de establecer sanciones económicas a quienes incumplan con las descargas establecidas en la norma 001-SEMARNAT-1996, que establece como límites máximos permisibles 30 miligramos por litro de Demanda Bioquímica de Oxigeno (DBO), y de 40 miligramos por litro de Sólidos Suspendidos Totales (SST), con lo que los niveles de tolerancia bajaron hasta 400 por ciento.

La DBO es la cantidad de oxígeno requerida para la descomposición de la materia orgánica e inorgánica, mientras que los SST son las partículas más gruesas de las aguas residuales.
 
Para saber:
 

1: Originalmente, en la propuesta que publicó la Secretaría de Hacienda el pasado 8 de septiembre, no se incluyó una modificación en la Ley Federal de Derechos para 2009 para los ríos Santiago, Zula y Verde.
 
2: Fue hasta el pasado 3 de noviembre cuando el Senado de la República aprobó que estos cuerpos de agua fueran reclasificados, para recibir aguas de mejor calidad y, con ello, comenzar con su recuperación.
 
3: Una vez que entre en vigor esta nueva normatividad, el Río Santiago podría llevarse hasta 10 años en recuperarse, por el alto grado de contaminación que prevalece.
 
4: Con estas modificaciones, los industriales estarán obligados a cambiar sus procesos de tratamiento, pero advierten que no cumplirán el próximo año porque requieren de recursos para mejorar su infraestructura.
 
5: Los cuerpos de agua se clasifican en las categorías de tipo “A”, “B” y “C”.
El tipo “A” es el más permisible para recibir contaminantes, mientras que el rango “C” es el más estricto.

Restringen descargas:
 
Niveles de contaminantes que se podían descargar sin la reclasificación:
 
150 miligramos por litro de Sólidos Suspendidos Totales.
150 miligramos por litro de Demanda Bioquímica de Oxígeno.
 
Niveles de contaminantes que establece la reclasificación:
 

40 miligramos por litro de Sólidos Suspendidos Totales.

30 miligramos por litro de Demanda Bioquímica de Oxígeno.
 
Fuente: Ley Federal de Derechos.
 
Plantas de tratamiento que serán modificadas:
 
El Salto.
Juanacatlán.
Cuitzeo.
Parque Industrial.
Ocotlán.
Poncitlán.
Atequiza-Atotonilquillo.

Fuente: Comisión Estatal del Agua.

Industriales de El Salto advierten a la autoridad que no cumplirán con la reclasificación, por lo que piden más de un año y medio para cumplir con la norma.

Temas

Lee También

Comentarios