Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Febrero 2019
Jalisco | Por: Juan Palomar Verea

Los retos del Macrobús

LA CIUDAD Y LOS DÍAS 15 DE MAYO 2009

Por: EL INFORMADOR

Es importante no perder la perspectiva de lo que está pasando en la ciudad. Es cierto que tenemos graves problemas, que hay insuficiencias, incluso injusticias urbanas. Pero también es cierto que existen esfuerzos reales y consistentes para mejorar el estado de las cosas. Un primer gran avance reside en el hecho de que cada vez más habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara son conscientes de la situación de la ciudad y expresan sus inquietudes y frecuentemente actúan en consecuencia. Esto debería ser matizado con la introducción de un tema fundamental: aparte de esas inquietudes, ¿qué tanto conocimiento objetivo y actualizado existe entre la población acerca de qué es una ciudad, cómo funciona y qué implica que ésta tenga una calidad adecuada?

Una reciente encuesta periodística pone de manifiesto un hecho significativo: el 70% de los entrevistados cree que la Línea 1 del Macrobús es una buena medida urbana. Esto es una excelente noticia para todos: se trata de un esfuerzo extraordinario por parte del gobierno del estado y del municipio (en sus labores correspondientes a este tramo) para modernizar la movilidad tapatía y comenzar a verle salida a este gravísimo problema que a todos nos atañe. Es una cuantiosa inversión social que debe encontrar respaldo y comprensión entre la ciudadanía. Sin ese convencimiento por parte de la gente es difícil continuar avanzando en una problemática que cada vez se vuelve más aguda.

Los retos, para este nuevo sistema de transporte, no han hecho más que comenzar. Se ha ido logrando tener una operación eficiente del equipamiento y su nivel de uso va en aumento. Falta perfeccionar algunos aspectos que ya están siendo contemplados por el Siteur y el Ocoit. Parece necesario que se haga el trabajo de difusión que permita a los usuarios comprender plenamente el sentido del nuevo sistema y las modalidades y características que permite su uso. Se trata de un esquema que establece líneas troncales alimentadas por rutas secundarias: esto supone un orden y una construcción mental e individual de las maneras como el transporte puede ser aprovechado. Es necesario fomentar esa comprensión entre el vasto universo de los usuarios. Ya se labora en este sentido. Queda pendiente un fuerte trabajo de arbolado a todo lo largo del eje Calzada Independencia-Gobernador Curiel.

Ahora se trata de proseguir las tareas con el establecimiento de la Línea 2 que unirá los centros tradicionales de Zapopan, Guadalajara, San Pedro Tlaquepaque y Tonalá. Se trata de un esfuerzo extraordinario.

Como toda gran obra de la ciudad, su realización habrá de implicar molestias, afectaciones, trastornos varios y modificaciones físicas en el ámbito de la urbe. Es indispensable, por lo tanto, crear entre la población, y particularmente entre los sectores afectados, una clara conciencia de los grandes beneficios colectivos que la Línea 2 aportará. Se requiere un cuidadoso y certero trabajo social para lograr esto.

Vivir en la ciudad supone un pacto básico e irrenunciable: todos sus habitantes estarán sujetos a la precedencia del bien común sobre los intereses particulares. Es tarea del gobierno encontrar los medios eficaces y sensibles para ir convirtiendo este principio en realidades al servicio de todos.

jpalomar@informador.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios