Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Jalisco | Sin dinero, sin trabajo, sin libertad…

LA CRÓNICA NEGRA

Por: J. Martín Patiño Segura

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Tarde se les hacía para que cayeran los primeros (afectados) para sacarles buen provecho, aunque se pusieron de acuerdo, contactaron al cajero de un banco para hacer “negocios”, y ya llevaban un ilícito a su cuenta, todo les salió mal, los agarraron, “cantaron”, y ahora ya están encerrados en la cárcel.    

Jorge Alberto Santillán Gutiérrez, de 26 años, quien actualmente era policía municipal de Tlaquepaque, lideraba una “minibanda” de “conejeros”, es decir asaltantes de cuentahabientes.

En días pasados el ahora ex elemento municipal fue detenido junto con cuatro de sus cómplices para que –coludidos con un cajero bancario–.

“Pues contactamos primero a un cuate y éste nos llevó con el cajero, así que entre los cuatro nos decidimos a dar nuestro primer golpe juntos. Pero pues todo nos salió mal. Me quedé sin dinero, sin trabajo y sin libertad, porque ahora pues ya estamos (los cuatro) en el bote”, asintió Santillán Gutiérrez.

Junto con él, además, fueron detenidos Juan Marcos Melchor Uribe, quien también se hace llamar Alejandro Estrada Gómez, con 34 años de edad; Cristian Paúl Lara Martínez, de 28; y Néstor Iván Rosales Iñiguez, de 24, quien era cajero de una sucursal bancaria, ubicada en el barrio de San Juan Bosco.

Así pues, Rosales Íñiguez había estudiado todos los movimientos financieros de uno de sus clientes, la víctima que intentaron despojar de 50 mil pesos el pasado 9 de noviembre –por cierto propietario de una abarrotera–.

La víctima narró a las autoridades que ese día se dirigió a bordo de su vehículo “a la sucursal Bancomer que se encuentra en la calle Industria, casi esquina con la calle 58. Al bajar de la unidad y cuando iba a pie hacia la institución financiera me abordaron dos sujetos, uno de los cuales me puso un objeto en la espalda y me ordenó que le entregara el dinero que llevaba”.

Sin embargo, en ese momento patrullaba por la zona una unidad de la Policía Municipal de Guadalajara, por lo que los individuos se dieron a la fuga sin alcanzar a llevarse los 50 mil pesos que el cliente iba a depositar en el banco, pero los agentes municipales fueron tras los presuntos ladrones, a quienes interceptaron poco después, y a uno de ellos le aseguraron un tubo con gas lacrimógeno.

Luego de que fueron reconocidos por la víctima y entregados a la División de Robo a Bancos de la PGJE, señalaron que tenían días vigilando al hombre que iban a asaltar, pues sabían que constantemente hacía importantes depósitos de dinero en la sucursal bancaria de referencia, indicando que la información del cliente la obtuvieron por parte del cajero de la sucursal bancaria, Néstor Iván Rosales. Por lo que en total, los cuatro sujetos quedaron detenidos.

El cajero dijo que se enteró de que el cliente depositaba fuertes cantidades de dinero, por lo que en una plática con Cristian Paúl planearon el robo y éste se contactó con los otros dos detenidos para urdir el plan.

Lo peor del caso fue que, cuando los investigaron en la Procuraduría estatal, resultó que Melchor Uribe y Santillán Gutiérrez, el elemento en activo de Tlaquepaque, habrían cometido también otro robo a un cliente bancario en la misma zona, al que amagaron con dos pistolas calibre .9 milímetros y le quitaron 32 mil pesos.

Actualmente, el grupo de los cuatro “negociantes fracasados”, están a disposición del Juzgado Décimo Primero de lo Penal.

Por lo que el cuarteto se quedó sin dinero, sin trabajo y sin libertad.

Temas

Lee También

Comentarios