Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019
Jalisco | Prevén impartir diplomados y especialidades para formadores y docentes

Escuelas normales del Estado ofertarán maestría en educación

Prevén impartir diplomados y especialidades para formadores y docentes

Por: EL INFORMADOR

De izquierda a derecha, Ana Luisa, Lizeth, Ana Eugenia y Andrea, quienes este año se estrenan como maestras de primaria. EL INFORMADOR / A. García

De izquierda a derecha, Ana Luisa, Lizeth, Ana Eugenia y Andrea, quienes este año se estrenan como maestras de primaria. EL INFORMADOR / A. García

GUADALAJARA, JALISCO (31/AGO/2015).- Como parte de los recientes estándares que exige la Reforma Educativa, las escuelas normales de Jalisco están a punto de lanza un nuevo programa a nivel de posgrado, enfocado al formador de docentes y al profesor que ya labora frente a un grupo.

El director de la Escuela Normal Superior de Jalisco, Víctor Manuel Ponce Grima, explicó que el proyecto consiste en un paquete de diplomados, especialidades y una maestría para formadores de docentes y profesores, el cual se impartirá en los próximos meses.

“Una de las carencias y limitaciones nacionales es que carecemos de programas y políticas para formar al formador. Formamos en la espontaneidad, la idea es una oferta que atiende las competencias del formador, que es una profesión distinta al ser docente. La idea es hacerlo más profesional”, detalló Ponce Grima.

La segunda vertiente será la capacitación y actualización del profesor frente al grupo, quien de acuerdo a la Ley del Servicio Profesional Docente se enfrentará a evaluaciones periódicas.

“Queremos otorgarle a cada profesor que desee participar un conjunto de competencias; los profesores que tienen temor y miedo a la evaluación, que sepan que existe una oferta que les permitirá enfrentar con éxito las evaluaciones”, destacó.

Ponce explicó que el aspirante deberá tomar un diplomado, posteriormente cursará la especialidad y concluirá con la maestría. Se proyecta una oferta inicial para 200 formadores y de entre mil a dos mil profesores frente a grupo.

Por su parte, Víctor Manuel de la Torre Espinoza, director general de Educación Normal en Jalisco —acompañado de Pronce Grima—, José Abel Ascencio Mosqueda, director de la Escuela Normal Rural “Miguel Hidalgo” y Aníbal Huizar Aguilar, director de la Escuela Normal Experimental de Colotlán, relataron cómo se ha construido una red de escuelas normales en el Estado que caminan en colaboración por la transformación del sistema educativo.

Huizar Aguilar detalló que al iniciar el proceso se encontraron con escuelas paralizadas que operaban a un nivel de confort, por lo que se tuvo que reorganizar y focalizar los esfuerzos hacia la profesionalización del formador de docentes.

Además, Ponce Grima destacó que se han realizado congresos internacionales de investigación con la participación de las 11 escuelas normales, así como 10 publicaciones en revistas especializadas de investigación educativa.

NUEVAS DOCENTES PARA JALISCO


Se saben diferentes, innovadoras, capaces y están convencidas de la actualización permanente y la evaluación como eje rector de su carrera profesional.

Andrea, Ana Eugenia, Lizeth y Ana Luisa son profesoras normalistas, recién egresadas, que obtuvieron los primeros lugares a nivel estatal en la evaluación para ingresar al sistema educativo.

Tras una evaluación que tardó seis horas, las egresadas de la Bicentenaria y Centenaria Escuela Normal de Jalisco consiguieron el segundo, tercero, quinto y sexto lugar a nivel estatal en la lista de prelación.

Para llegar ahí formaron grupos de estudio liderados por los propios estudiantes, repasaron los programas de la Secretaría de Educación Pública ( SEP) y la legislatura en materia educativa al mismo tiempo que concluían su carrera, elaboraban sus tesis de titulación y daban clases en sus grupos de práctica.

Días después de aplicar su examen de ingreso al sistema, los normalistas también presentaron su examen de titulación profesional.

Pero más allá del esfuerzo empeñado para alcanzar su objetivo, las cuatro jóvenes jaliscienses coinciden en su aspiración de transformar al país a través de la educación.

 VOCES

Con el oficio en la sangre

Cuando Andrea consultó los resultados de su examen de oposición, asombrada le llamó a una compañera y le hizo la pregunta más ingenua que había hecho alguna vez: “¿Qué significa número de prelación 2?”. Andrea sabía la respuesta, había conseguido el segundo lugar a nivel estatal, pero simplemente no lograba creerlo.

“Ahí valió la pena todo”, comparte Andrea, pues cuenta que para llegar a ese resultado pasó largas semanas dividiendo cada segundo de sus días entre las actividades de su escuela, sus prácticas profesionales y la asistencia a grupos de estudio para el examen de ingreso al sistema educativo.

“Fue una etapa muy pesada pero muy enriquecedora. En la mañana hacía mis prácticas, en las tardes trabajaba en una escuela, en la noche llegaba a hacer mi tesis, estudiar para el examen y estudiar para el examen de titulación. Creo que gracias a todo este proceso crecí mucho como maestra”, expresa Andrea Berumen Ontiveros, quien desde el pasado 24 de agosto se convirtió en una docente frente a un grupo de primer año de primaria.

La mamá de Ana Eugenia sólo cursó hasta el sexto año de primaria. Mientras su hija habla sobre sus nuevas metas de especialización, cursar una maestría y promover el respeto como valor esencial entre sus alumnos, ella la observa sonriente desde lejos; no puede ocultar su orgullo.

Lo joven, que obtuvo el tercer lugar estatal en la evaluación de oposición, se dice defensora de la educación pública, ese mismo sistema que la formó y que hoy le permitirá apostarle a un cambio generacional.

“Me considero una profesionista con calidad y quiero esa calidad ofrecérsela a mis alumnos. Es el medio que tenemos como país para salir adelante y puede sonar muy trillado pero sí es la educación. Cuando estás frente al aula y ves que un niño tiene un pequeño cambio que tú se lo dejaste, sabes que ese niño va a ser un adulto diferente”, expresa.

Con aspiraciones de especializarse en estudios de género para la no discriminación, Ana Eugenia Copado Espinoza comenzó su proyecto de transformación desde un segundo año de primaria, en una escuela que ella pudo elegir gracias a sus resultados en la evaluación de oposición.

Un maestro culto, autodidacta, con enfoque humanista y con un proyecto de vida enfocado en la profesionalización, así describe Ana Luisa a la generación de normalistas de la que forma parte.

La joven que consiguió un sexto lugar estatal en la evaluación de oposición está consciente de que el sistema ha cambiado, y lo aplaude.

“La filosofía educativa está cambiando. Antes te preparabas para defender tu chamba, hoy te preparas para que la profesionalización sea tu proyecto personal. Lo que está pasando en Jalisco es una depuración del maestro que buscaba recibir beneficio y no dar beneficios. Nosotros somos autodidactas, somos un maestro diferente, no nos conformamos con lo que te deja la Normal, vamos a seguir preparándonos”, enfatiza Ana Luisa Curiel Flores.

Profesora de una escuela que se ubica justo enfrente de su casa, porque así lo pudo escoger, a sus 23 años Ana Luisa sigue planeando y ya proyecta especializar sus estudios en psicología.

Lizeth está convencida de que en su aula tiene 38 oportunidades de educar a estudiantes creativos y futuros profesionistas de éxito y con valores; para ello, asegura que deberá comenzar con un arduo trabajo para estar siempre actualizada.

La normalista, que obtuvo el quinto lugar estatal en su examen de ingreso al sistema educativo de Jalisco toma con entusiasmo la evaluación permanente, pues considera que además de beneficiar al profesor, se eleva la calidad de la educación que se le ofrece al alumno.

“Nos enfrentábamos a casos de personas que ni siquiera habían cursado una licenciatura de educación, ni siquiera ser un normalista; llegaban y daban clases como Dios les daba entender, los niños no estaban bien preparados. Esta evaluación elimina a las personas que no tienen esta vocación y este oficio en la sangre porque es lo que se tiene que hacer”, destaca Lizeth Gallardo Hernández, quien se desempeñará este ciclo escolar frente a un tercer año de primaria.

Temas

Lee También

Comentarios