Viernes, 14 de Mayo 2021
Jalisco | Supone un aumento de 186.46 pesos en comparación con lo fue el cierre del año 2010

El tapatío requiere 3.3 salarios para comprar su canasta básica

Supone un aumento de 186.46 pesos en comparación con lo fue el cierre del año 2010

Por: EL INFORMADOR

Señalan que  las verduras, frutas y carnes están más baratas en mercados municipales y tianguis. ARCHIVO  /

Señalan que las verduras, frutas y carnes están más baratas en mercados municipales y tianguis. ARCHIVO /

GUADALAJARA, JALISCO (22/JUL2011).- El costo de la canasta básica en Guadalajara supone un gasto mensual de cinco mil 760 pesos, lo que supone 3.3 salarios mínimos para conseguirla, al final del primer semestre del año en curso. Esta cotización supone un aumento de 186.46 pesos en comparación con lo fue el cierre del año 2010.

Esta fue la conclusión del ejercicio del Centro de Investigación de Teoría Económica de la Universidad de Guadalajara, según lo señala el investigador, Héctor del Toro Chávez, quien refirió que el comportamiento de los precios en la zona conurbada tapatía al final del primer semestre del año en curso trajo consigo 4% en pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo. Este periodo, para el caso de nuestra ciudad, trajo consigo un aumento de inflación de 3.68 por ciento.  

Así las cosas, un salario mínimo mensual vigente de mil 743.00 (al día 58.10 pesos), debería ya tener a fines de junio pasado una cotización de mil 807.14 pesos (60.24 pesos diarios).

En la investigación se estudiaron 121 artículos clasificados en 23 grupos. Las muestras se obtuvieron en centros de venta de supermercados y mercados públicos.

La investigación arrojó información que señala que de 23 grupos de artículos de la canasta básica, 19 de ellos reportaron incrementos variables. Sólo en cuatro grupos se tuvieron bajas en sus precios.     

Entre los ejemplos de los movimientos en los precios, figuran los siguientes. Alzas en café (17%), Aceites comestibles (9%), frijoles (12%), huevo (6%), carnes de res (4%) y cigarros (2%). Aunque hubo productos con alzas muy marcadas, como limas (50%), chile ancho (23%), filete de cazón (22%).  

De los productos que bajaron sus precios, fueron pastas para sopa (10%), cerillos (19%), algunas  verduras y legumbres (6%) y los chiles (1%).

El académico refirió que en las conclusiones de la investigación (se hace cada bimestre) revelan que mientras el sector oficial se niega a reconocer las presiones inflacionarias en múltiples, éstas son reales por diversos factores, como las alzas en bienes ofrecidos por empresas públicas, como los energéticos, hasta los efectos de fenómenos climáticos y el intermediarismo en las cadenas productivas. Además, asegura que en algunos casos, los aumentos se derivan de los fenómenos climáticos y del aumento en cotizaciones internacionales de las materias primas, como sucede con los granos y los alimentos perecederos.  

PARA SABER


En la zona metropolitana la inflación acumulada al final del primer semestre del año fue de 3.51%, según lo informa el Sistema Estatal de Información con base en cifras oficiales.

La primera quincena de julio ya trajo un aumento adicional de 0.32% en el índice de precios al consumidor.

Las hazañas de una ama de casa

Rosina Almaraz es ama de casa. Vive en Jardines de San José en esta ciudad. Comenta que para hacer  rendir el ingreso familiar, hay que  recurrir a muchas cosas, como estar muy al pendiente de las ofertas de los supermercados y aprovecharlas. Dijo que cuando un producto se abarata, hay que comprarlo en volumen repetido. Cita el ejemplo, de que un detergente puede bajar a 15 pesos, en vez de más de 20 de su precio habitual, y entonces hay que comprar varios.

Asegura que por lo general, las verduras, frutas y carnes, están más baratas en mercados municipales y tianguis, por lo que hay que recurrir a estos lugares.

Para ir al cine el fin de semana, dice que hay que ingerir varios días comida recalentada, como caldos de res o pollo; o bien hacer tacos de frijoles, de papas y de la carne que no se terminó en la primera sentada. Con estos ahorros, hay que guardar el dinero para el cine u otra diversión. Cita que hay que llevarse en las bolsas algunas botanas y refrescos, dado que éstos adentro de los sitios de diversión tienen precios prohibitivos.    

También detalla que a lo largo del año hay que ir ahorrando para comprar ropa, para las vacaciones o las compras escolares o de fines de curso, para tener recursos cuando llegan las fechas de estos gastos.     

EL INFORMADOR / SALVADOR Y MALDONADO

Temas

Lee También