Jueves, 27 de Enero 2022
Jalisco | Los alcaldes consideran que el BRT traería un impacto negativo a la actividad económica

Declaran inviable la Línea 2 del Macrobús

Los alcaldes consideran que el BRT traería un impacto negativo a la actividad económica, al tránsito vehicular y al patrimonio edificado de los centros históricos

Por: EL INFORMADOR

Héctor Vielma, Aristóteles Sandoval y Miguel Castro dieron a conocer su postura. E. PACHECO  /

Héctor Vielma, Aristóteles Sandoval y Miguel Castro dieron a conocer su postura. E. PACHECO /

GUADALAJARA, JALISCO (28/OCT/2010).- Los presidentes municipales de Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque (Aristóteles Sadoval, Héctor Vielma y Miguel Castro, respectivamente) decretaron el día de ayer la cancelación de la Línea 2 del Macrobús, y rechazaron de manera categórica los 952 millones de pesos que tenían a su disposición del Gobierno federal, para continuar con la ampliación de este sistema de transporte público masivo.

El Macrobús debe ser sólo una modalidad de transporte “accesoria” y alimentadora a las rutas troncales de un tren, pero no debe llevar esa función central; lo declararon, de esta forma, no viable, a dos días de que venciera el plazo final del Banco Nacional de Obra y Servicios Públicos (Banobras) para aceptar su inversión en modernización de ese servicio público.

“No es posible que hoy en 2010 equivoquemos el debate y regresemos sobre los pasos que ya otros anduvieron, este debate ya se había superado hace 30 años, ya se había determinado y definido en esta ciudad hacia dónde transitaría, cómo y cuál sería el transporte para hacerlo más eficaz; hoy la inmediatez nos lleva a la disyuntiva de aprobar o rechazar un sistema de transporte (el BRT) que va a contracorriente con la visión de los especialistas, los que hace décadas concluyeron que el tren eléctrico ecológico subterráneo era la opción más viable para esta ciudad”, dijo el presidente municipal de Guadalajara, Aristóteles Sandoval Díaz.

Concluyeron que la Línea 1 trajo impactos negativos en la Calzada Independencia (puntos de conflicto vial y demérito a la actividad económica) y, por lo tanto, dijo: “No podemos exponer a nuestros centros históricos a un impacto tan grande y de largo plazo, como el que podría causar el BRT-Macrobús”.  

Guadalajara, afirma su alcalde, no merece un BRT: “En qué momento perdimos el rumbo de este debate, en qué momento regresamos a más de tres décadas del tiempo, en qué momento asumimos que el BRT-Macrobús puede ser un sistema de transporte troncal a la altura de la segunda ciudad más importante del país, una de las de mayor proyección de América del Norte”.

Sin embargo, mientras Sandoval Díaz aseveraba que la definición de esta postura surgía principalmente de un análisis técnico del proyecto de movilidad, el munícipe de Zapopan, Héctor Vielma Ordóñez, hacía afirmaciones con esta contundencia:
“Es importante que se entienda que la decisión que estamos tomando hoy de no permitir la construcción de la Línea 2 del Macrobús, está basada única y exclusivamente en la gente, es un compromiso que hicimos en campaña de luchar a favor de que se comience a construir la siguiente línea de Tren Ligero”.

Organismos como el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo en México (ITDP) habían advertido con anterioridad los riesgos de politizar la modernización del servicio de transporte público; que cuando los intereses partidistas prevalecen sobre los criterios técnicos, las cosas se “empantanan” en una “politiquería de conflicto” (EL INFORMADOR 26/7/2010).

Vielma Ordóñez diría en otra de sus intervenciones: “Todas las decisiones que hasta hoy hemos tomado como alcaldes y las acciones que nos faltan por tomar, van a tener un costo para nosotros, lo más importante es quedar bien con la gente, quedar bien con los que nos eligieron y quedar bien con aquellos que creen que es posible el Tren Ligero, como lo creyeron desde 1974 muchos jaliscienses, y es por eso que hoy el Tren Ligero es una realidad”.

Con el rechazo de los recursos federales para el reordenamiento del transporte público, la concentración de 125 rutas en el Centro Histórico de Guadalajara permanecerá, aun así, Sandoval Díaz declararía: “Lo peor sería no hacer nada”.

Se refirió a cuatro instituciones para presentar argumentos técnicos en contra del BRT:  Metrorey, la instancia encargada de ese sistema en Monterrey (indica que optaron por el metro pues en 30 años hubiera resultado 500 millones de dólares más caro un BRT); la Universidad de Guadalajara (señala que por cada peso invertido en material rodante para un Tren Ligero, se tendrían que dirigir tres al BRT); la empresa francesa Alston (en un periodo de 30 años el BRT de Bogotá será 162 MDD más caro que el tranvía de Barcelona), y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, también sobre un mejor rendimiento del tren que el BRT).

Recordó datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) que refieren que luego de la puesta en marcha de la Línea 1 del Macrobús en la Calzada Independencia, se originó el cierre de 93 establecimientos y se redujeron las ventas entre 10 y 30% en 71% de los comercios de la ruta.

Luego, presentó los resultados de la encuesta que realizó la empresa Berumen a petición del Ayuntamiento tapatío (a la población en general, a vecinos y comerciantes de lo que sería la Línea 2), con los que mostraba que los cambios y el reordenamiento del transporte público que implica el Macrobús no es, efectivamente, popular.

 “El 58% considera que el Tren ligero. y 21% el camión. son los mejores sistemas de transporte de pasajeros de la ciudad, sólo 8.8% señaló al Macrobús; 41% dijo que no lo acepta como nuevo sistema de transporte y 28.8% dice que sí lo acepta; entre los  vecinos de la pretendida ruta, 67% rechaza al BRT-Macrobús y de los propietarios de negocios de la zona, lo rechaza 76.4 por ciento”.

Decisión política


Se le preguntó al alcalde de Zapopan, Héctor Vielma Ordóñez, si recurrir a una promesa de campaña para cancelar la continuación del BRT no daba por sentado que la determinación se fundaba, en realidad, en una postura política, y no técnica, a lo que contestó:
“Quiero decir lo que la gente nos dice: —si se va a usar ese recurso para hacer más difícil nuestra vida en las colonias, mejor que no se use—, lo que la gente quiere es una solución que les sirva a su familia, a su colonia, que le sirva (para) ir al trabajo, que le permita poder establecer su vida entera  en esta ciudad (…); con el tema de la campaña, todo en esta vida es político…”

Se preguntó también si la cancelación de un proyecto con un financiamiento asegurado, para ofrecer ningún otro a cambio con ese nivel de avance (Zapopan sigue buscando una modalidad sobre rieles en Phoenix; Guadalajara uno de levitación en Atlanta), a lo que respondería Sandoval Díaz:

“Estamos tomando esta determinación respaldada por la población, estos son gobiernos diferentes, democráticos completamente que con la participación ciudadana en la incidencia de las decisiones que tiene que ver con el actuar y la orientación de la toma de decisiones de los gobernantes (…) con una gran responsabilidad, por el contrario, una gran responsabilidad que es pensar cómo vemos a nuestra ciudad en 25 ó 30 años”.

Un reportero le insistía a Vielma Ordóñez para cuándo habría algo nuevo, para cuándo se preveía una inversión en transporte público conforme a sus planes, luego de una primera respuesta vaga, respondió: “Ya hay algo nuevo, es la idea que la gente quiere y que nos comprometimos en campaña, y que inició en 1974 con la construcción de la Línea 1 (del tren)”.

A cambio de la cancelación de la Línea 2 del Macrobús, los alcaldes ofrecen su “primer paso” para ampliar el Tren Ligero, pues presentaron un proyecto en el mismo trazo de la primera (omitiendo a Tlaquepaque), ante la Cámara de Diputados y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que requiere siete mil 652 millones 209 mil 873 pesos.

FRASES

“No podemos exponer a nuestros centros históricos a un impacto tan grande y de largo plazo, como el que podría causar el BRT”.
Aristóteles Sandoval, alcalde de Guadalajara.


“No debemos perder de vista que lo importante es mantenernos del lado de la gente, debemos atender a los comerciantes y habitantes de la zona”.
Miguel Castro Reynoso, alcalde de Tlaquepaque.


“La idea es que a partir de marzo comencemos a buscar los recursos necesarios para iniciar los proyectos ejecutivos de lo que serán las soluciones”.
Héctor Vielma, alcalde de Zapopan.


“Se puede generar la percepción de que en Jalisco no hay una visión clara de hacia dónde caminamos, y creo que eso sería lo más terrible”.
Enrique Alfaro,alcalde de Tlajomulco
.

“Con la negativa al Macrobús, los presidentes municipales defienden lo que siempre ha sido su planteamiento de campaña.
Rafael González Pimienta, presidente del PRI Jalisco.

“Quien vaya en contra de la opinión de la población, gobierna para otros intereses; quien vaya en pro de la población, hace eco de su representatividad”.
José Antonio Magallanes, presidente del PRD Jalisco
.

“Considero que no hay costo político, porque se está tomando una decisión que es la más conveniente para los ciudadanos”.
Roberto Marrufo Torres, coordinador de los diputados del PRI.

“Es una decisión afortunada, por un lado son congruentes con sus posturas en campaña y, por otro, presentaron elementos técnicos”.
Raúl Vargas López, coordinador de los diputados del PRD.


“Comparto que el Tren Ligero es viable, pero se debe explorar con el gobernador del Estado. Debemos revisar si podemos redireccionar el recurso”.
José María Martínez coordinador de los diputados del PAN

“Se dice que se pierde un recurso, pero no hay que aprobar las cosas por aprobarlas”.
Enrique Aubry, coordinador de los diputados del Partido Verde

Temas

Lee También