Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
Jalisco | Diversos factores que no se consideraron dispararon el presupuesto original

Construcción del Corona costó 90 MDP más de lo proyectado

Diversos factores que no se consideraron al hacerse el proyecto dispararon el costo original

Por: EL INFORMADOR

El tablestacado fue el principal problema, pues causó asentamientos de tierra, cuarteaduras y colapso del drenaje. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El tablestacado fue el principal problema, pues causó asentamientos de tierra, cuarteaduras y colapso del drenaje. EL INFORMADOR / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (02/OCT/2016).- La constructora Afronta Grupo México fijó en 470 millones de pesos el costo del Mercado Corona. Problemas con el tablestacado, el agua subterránea, el pago del estudio de mecánica de suelo y las afectaciones a los edificios de los alrededores dispararon el costo original.

En noviembre de 2014, una comisión especial del Ayuntamiento de Guadalajara, al anunciar a los ganadores de la licitación para construir el edificio, indicó que el consorcio haría una inversión de 380 millones de pesos en las obras. Sin embargo, el presidente de Afronta, Gabriel Pérez Gómez, indicó que invirtieron 90 millones más.

Explicó que muchos de los problemas durante la construcción fueron provocados por el tablestacado, pues éste causó asentamientos de tierra, cuarteaduras en fincas vecinas y colapso del drenaje.

“El problema del tablestacado es que ese tipo de lámina se clava a golpes con una grúa y produce vibraciones y se va rompiendo la portante del suelo”, precisó el constructor, e indicó que por las características “arenosas” del suelo en el Centro, no se debió someter a ese proceso.

La auditoría del Consejo Municipal de Participación Ciudadana de Guadalajara reveló que la tabla-estaca se realizó sin estudios de mecánica de uso de suelo y que la justificación para hacerlo de esa forma fue que “así se hacía en Francia”.

El presidente de Afronta indicó que se tomó la decisión de asumir la reparación de las afectaciones en el primer trimestre de 2015 pues dijo que “nadie se quería hacer responsable” y había “riesgo de colapsos”.

Señaló que la administración municipal de entonces tampoco les avisó de la existencia de agua en el subsuelo e indicó que no se especificó esa característica en las bases de la licitación. Según la auditoría ciudadana, el Ayuntamiento conocía de del líquido desde mayo del 2014.

El constructor dijo que continuaron con las obras pues cuando los problemas con la tabla-estaca alcanzaron su punto más álgido ya habían hecho una inversión de 200 millones de pesos.

Temas

Lee También

Comentarios