Martes, 28 de Mayo 2024
Jalisco | Los voluntarios imparten clases de inglés y computación a menores

Alumnos del Tec realizan labor social en Chiapas

Los voluntarios revisan planes de emprendimiento social e imparten clases de inglés y computación a menores

Por: EL INFORMADOR

La Unión fue creada para apoyar el desarrollo de comunidades indígenas de Chiapas. En la foto, habitantes de Antonio de León. EFE  /

La Unión fue creada para apoyar el desarrollo de comunidades indígenas de Chiapas. En la foto, habitantes de Antonio de León. EFE /

GUADALAJARA, JALISCO (12/DIC/2010).- Por un mes, alumnos del Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara trabajaron en la revisión y aprobación de proyectos de emprendimiento social, e impartieron clases de inglés y computación a menores de las comunidades indígenas de Majumpepentic, Chenaló y Polhó en el Estado de Chiapas.

Paulina Amezcua Gómez, Juan Ramón Mercado Elicerio, Katerina Ulacia Illescas y Miriam Paola Velasco Magaña, estudiantes de la Licenciatura en Administración Financiera (LAF), trabajaron en dichas labores por medio de la Unión de Organizaciones Indígenas para el Bienestar Social, que estableció su base en San Cristóbal de las Casas. Son los primeros voluntarios del organismo en sus cuatro años de historia.

Durante los primeros 15 días, los universitarios se dedicaron a la evaluación de proyectos de negocios, a trabajar en la imagen de la organización, definir objetivos y dialogar con los líderes de las comunidades para detectar las necesidades más importantes.

También evaluaron planes de inversión en el sector apiario y artesanal que posteriormente  fueron enviados a la banca de desarrollo de la región, lo que implicó la elaboración de la proyección y análisis de viabilidad de los proyectos empresariales de los pobladores.

En la parte educativa, los estudiantes trabajaron con diversos grupos de niños indígenas de cuatro a 15 años de edad, en clases de tres horas diarias. Dos de los jóvenes estuvieron en Majumpepentic y los otros dos en Chenaló. Mientras unos niños practicaban con la computadora el manejo de software básico, a los otros les impartían clases de inglés.

Este proyecto de servicio en Chiapas fue iniciativa de Paulina Amezcua Gómez, quien buscó una asociación pequeña que trabajara en áreas indígenas. Luego se sumaron sus otros tres compañeros, a quienes conoció un día antes de partir. La única intención, afirmó, “es hacer voluntariado, ayudar a alguna asociación por un tiempo”.

Agregó que tal interés surgió al dar clases en los programas de la Incubadora Social que tiene el Instituto de Desarrollo Social Sostenible (Idess) del Tec campus Guadalajara.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones