Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | Salud. Las nuevas tecnologías resultan dañinas

Abuso de celular afecta desarrollo de niños

Aumentan consultas médicas entre menores de edad con problemas del sueño por el uso de teléfonos hasta altas horas de la noche
Se trata de comprobar la hipótesis de que el abuso en el uso del celular afecta en la interacción social y el peso de los niños. NTX / ARCHIVO

Se trata de comprobar la hipótesis de que el abuso en el uso del celular afecta en la interacción social y el peso de los niños. NTX / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (06/AGO/2016).- Jorge se despertó a las dos de la mañana para ir al sanitario. La sorpresa fue encontrar a su hijo Octavio enviando mensajes y viendo videos en YouTube. “Lo reprendí muy fuerte, no puede ser que todo el día estén pegados al celular. Él y mi otro hijo, César, ya tienen la costumbre de dormirse muy tarde por estar en el teléfono viendo tonterías… el problema es en las mañanas cuando están en clases: nunca se despiertan temprano y siempre llegamos tarde a la escuela”.

Octavio tiene 15 años; César 11. Hace dos años, en sus cumpleaños pidieron celulares de regalo, pero hoy Jorge se arrepiente de haberlos consentido. “Los teléfonos son necesarios para estar en contacto, pero tendré que recogérselos a las 10 de la noche para conseguir que se duerman temprano. No veo otra opción”.

Recuerda que hace dos meses se cambió de compañía de internet y se quedaron sin el servicio dos semanas, aunque ni así dejaron de usar el aparato. “Se acababan sus saldos enviando mensajes y hasta viendo videos que se envían entre sus amigos. Nomás los veo con audífonos y me hacen enojar”.

La historia de Jorge se multiplica en los hogares. Lo grave son los efectos negativos que se provocan entre los niños y adolescentes. Según la Clínica del Sueño del Antiguo Hospital Civil, de cada 10 menores de edad que llegan a revisión hasta cuatro tienen un problema de desfase en el sueño por los abusos de los celulares. Insomnio, problemas para despertar, somnolencia diurna, irritabilidad e intolerancia son las principales consecuencias entre los que le “roban” horas al sueño para seguir pegados a los dispositivos. Y cuando llegan a la consulta es porque el problema para conciliar el sueño es severo, afirma la responsable de la clínica, Marisela Durán Gutiérrez.

El Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS) coincide en que, en años atrás, se atendían 150 jóvenes mensuales con problemas de sueño; hoy la cifra creció a 220 casos, según el director Reyes Haro Valencia.

La alerta es para los padres, que ni siquiera saben qué hacen sus hijos por las noches cuando cierran las puertas de sus cuartos.

En el Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme) ya realizan un estudio en seis escuelas de la metrópoli para medir entre estudiantes el uso de las tecnologías y aparatos electrónicos, con la hipótesis de que abusar de éstos afecta en su interacción social y peso. Sobre este último, no dormir entre nueve y 10 horas por día afecta el desarrollo de los menores.

Temas

Lee También

Comentarios