Domingo, 03 de Marzo 2024
Internacional | Disposición a un diálogo entre iguales

Venezuela abre la puerta a Estados Unidos

América Latina y el Caribe ya no son el patio trasero de las elites estadounidenses, advierte, sin embargo, Nicolás Maduro

Por: EFE

ÍCONO. ''Chávez vive y vencerá'' es el nombre de una exposición de 20 cuadros que sobre el mandatario se exhibe en Caracas. AP /

ÍCONO. ''Chávez vive y vencerá'' es el nombre de una exposición de 20 cuadros que sobre el mandatario se exhibe en Caracas. AP /

CARACAS, VENEZUELA (18/ENE/2013).- El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que su país está dispuesto a tener las “mejores relaciones” con el Gobierno de Estados Unidos, y señaló que el propio presidente Hugo Chávez así se lo ha manifestado al nuevo canciller, Elías Jaua.

Cabe recordar que Estados Unidos es el principal socio comercial del país caribeño; sin embargo, los lazos entre ambos países atraviesan uno de sus puntos más bajos desde que a finales de 2010 se quedaron sin embajadores.

“El presidente Chávez nos ha dado órdenes precisas. Se las dio también al nuevo canciller, Elías Jaua, de que nosotros con el Gobierno de Estados Unidos siempre estamos dispuestos a tener las mejores relaciones sobre la base del respeto mutuo y en condiciones de relaciones de igualdad”, indicó el vicepresidente.

Maduro, quien dio el relevo a Jaua el pasado día 15 tras más de seis años al frente de la cartera de Exteriores, dijo que la “elite” mediática de Estados Unidos, así como sus gobiernos “más temprano que tarde” deben aprender a reconocer “la nueva independencia” de América Latina.

“América Latina y el Caribe ya no es más el patio trasero de estas élites estadounidenses. América Latina ya ha tomado su propio camino en lo económico, en lo político (...) Esto debe dar paso a un nuevo ciclo de relaciones de respeto”, consideró Maduro, que encabeza el Ejecutivo desde que Chávez viajó a Cuba para operarse hace más de un mes.

El pasado día 4 Maduro informó que a finales de noviembre hubo tres contactos entre Venezuela y Estados Unidos en los que los representantes venezolanos expresaron la necesidad de tener una relación de “respeto absoluto”.

Además del antecedente del retiro de los embajadores en el año 2010, entre Caracas y Washington hubo tensiones por las sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) por sus relaciones con la República de Irán y por la situación con el consulado de Venezuela en Miami, cerrado desde hace un año tras la decisión de Washington de expulsar a la responsable de esa oficina.

Sobre la salud del presidente, Nicolás Maduro, aseguró que Chávez está consciente de las fases de su postoperatorio y que el Gobierno evalúa y revalúa escenarios, aunque al día de hoy Chávez es presidente.

— ¿Cómo está el presidente?, ¿cuáles son las últimas novedades que tiene sobre el mandatario Chávez?

— El presidente de la República está en un proceso que ha sido prolongado del postoperatorio. La operación fue bastante compleja, difícil, hubo altos riegos producto de una hemorragia que fue controlada, pero, bueno, que produjo una situación digamos más difícil y compleja que la que se había estimado.  Yo lo he visto ya en varias oportunidades. Recientemente, el 14 de enero, parte del equipo político lo fuimos a visitar; estuvimos con él un rato, conversamos, lo actualizamos sobre las distintas situaciones del país. En términos generales lo veo muy tranquilo, muy sereno, muy consciente de todas las fases por las que ha pasado en el postoperatorio.

— ¿Ya superó la complicación respiratoria que estaba teniendo?

— Son detalles médicos. Los médicos están atendiendo ahorita las complicaciones respiratorias derivadas del postoperatorio y de la fase de infecciones que tuvo, que fueron muy agudas.

— En los días siguientes a la intervención quirúrgica y a finales de diciembre usted salió a informar sobre la situación del presidente en un tono un tanto compungido, daba la sensación de que esos fueron momentos particularmente complicados, ¿fue así?

— Si; nosotros hemos informado a nuestro pueblo de manera reiterada con la verdad y, bueno, son situaciones difíciles que se han vivido los días finales del año.

— ¿Cuánto tiempo calculan ustedes que puede estar el presidente convaleciente en Cuba’, ¿hay algún tipo de fecha de referencia?

— En este momento no sería posible establecerla porque va evolucionando el cuadro clínico en un estado de estabilidad, ha superados distintas expresiones del postoperatorio y, bueno, el tratamiento médico se concentra en este momento en superar los estragos de la insuficiencia respiratoria.

— El martes usted anunció que el ex vicepresidente Elías Jaua fue nombrado canciller por decisión de Chávez. ¿Cómo se hizo la firma del decreto?, ¿lo firmó personalmente Chávez o se hizo uso de la firma electrónica del presidente?

— El presidente Chávez ha dado una orden y ha firmado un decreto.                                         

FRASE

"
En términos generales lo veo (a Hugo Chávez) muy tranquilo, muy consciente de todas las fases por las que ha pasado en el postoperatorio "

Nicolás Maduro,
vicepresidente de Venezuela.

NICOLÁS MADURO AGRADECE EL GESTO DEL PRESIDENTE RICARDO MARTINELLI
Panamá destituye a su embajador en la OEA por criticar a Caracas

PANAMÁ/CARACAS.- El embajador de Panamá en la Organización de Estados Americanos (OEA), Guillermo Cochez, fue destituido ayer tras el rechazo que generaron sus críticas a Venezuela y al secretario general del organismo interamericano, José Miguel Insulza, de las que, no obstante, dijo no arrepentirse.

La decisión de Panamá motivó la reacción de Caracas, quien en voz del vicepresidente Nicolás Maduro agradeció el gesto.

Cochez, quien venía representando a Panamá ante el organismo continental desde 2009, pidió en la sesión del miércoles que la OEA no ignorara la “potencial violación” de su Carta Democrática que supone la situación política en Venezuela y acusó a Insulza de haberse precipitado a convalidarla.

“La OEA entera se ha visto cómplice involuntaria de una potencial violación de claros preceptos de la Carta Democrática Interamericana”, señaló Cochez el miércoles.

El embajador se refería al comunicado de prensa que la OEA emitió la semana pasada, en el que Insulza indicó que el organismo “respeta cabalmente, como no podía ser de otra forma”, la decisión de los poderes públicos venezolanos de postergar indefinidamente la toma de posesión del reelegido presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Fue el propio Guillermo Cochez el encargado de dar la noticia de su destitución, aún no confirmada por el Gobierno, en entrevistas telefónicas con medios panameños e internacionales.

“Me acaban de destituir”, declaró al diario panameño La Prensa en su versión por internet el funcionario, que habrá de permanecer en su puesto diplomático de la OEA hasta que el Gobierno nombre a un sustituto.

La destitución de Cochez tuvo su origen en las críticas que hizo el miércoles sobre la situación interna de Venezuela en una sesión del Consejo Permanente de la OEA, una intervención que el presidente panameño, Ricardo Martinelli, calificó de “opiniones muy personales” del diplomático que “no comparte el Estado”.

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, agradeció también las excusas dadas por Panamá al desautorizar las críticas de Cochez.

QUE YA APREZCA

CARACAS.- El Gobierno venezolano insistió en que Hugo Chávez, al que no se le ve desde que fue  hospitalizado hace más de un mes en Cuba, sigue al mando del país, mientras la  oposición exige su aparición pública.

“No tenga la menor duda de que (Chávez) está al frente del poder y tomando  decisiones. Si no, yo no fuera el canciller de Venezuela”, afirmó a la radio colombiana Blu Radio el nuevo titular de Exteriores, Elías Jaua.

La designación fue confirmada en un controversial decreto publicado el miércoles con fecha en Caracas y con la firma estampada del presidente venezolano.

“Si el presidente de la República puede firmar decretos, yo lo llamo a que aparezca, le hable a Venezuela y le diga qué es lo que está pasándole a ese gobierno porque en Venezuela lo que hay es desgobierno”, criticó el líder opositor Henrique Capriles, gobernador del Estado de Miranda.

El diputado opositor Carlos Berrizbeitia afirmó tener una “duda razonable” de la autenticidad de la firma y exigió “al gobierno que enseñe el decreto con la firma original del presidente de la República”.

La controversia por el decreto sobre Jaua se suma a los motivos esgrimidos por la oposición para convocar a una manifestación en contra del aval del Tribunal Supremo de Justicia a la postergación de la investidura de Chávez —reelecto en octubre—, y a la  continuidad en funciones del gobierno más allá del 10 de enero.

CRÓNICA
La “casa” de Chávez en La Habana


Es un edificio cuadrado, sólido, rodeado de árboles. No hay periodistas acampados en las inmediaciones, ni fotógrafos al acecho, sólo una garita policial con un joven oficial vestido de verde olivo. Si el presidente venezolano Hugo Chávez esperaba mantener hermetismo sobre las condiciones su internación o su estado de salud, habría dado con el lugar ideal.

Ubicado en el Oeste de la capital, el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), donde el presidente venezolano se repondría de una cuarta operación de un cáncer, es considerado la joya de la corona del sistema de salud público cubano.

Administrado por autoridades civiles y militares, allí son atendidos tanto grandes personalidades como cubanos que comunes y corrientes o son derivados desde otros hospitales. La vigilancia es estricta y en las inmediaciones de la zona hay carteles que advierten que está prohibido sacar fotos.

“(El Cimeq) Le garantiza mucha privacidad”, dijo Sergio Díaz-Briquets, un analista que vive en Virginia y autor de La Revolución de la Salud en Cuba. “Han sido muy buenos en la protección de los asuntos privados de los líderes de la Revolución Cubana, y ahora vemos que están haciendo lo mismo con Chávez”, agregó.

El Cimeq está acostumbrado a las grandes personalidades. Allí se atendieron Fidel Castro, los mandatarios de Ecuador y Bolivia, Rafael Correa y Evo Morales; la dirigente chilena Gladys Marín, el legendario boxeador Teófilo Stevenson y en general la plana mayor del gobierno de la isla.

Quienes logren atravesar la garita de la entrada verán un estacionamiento a su izquierda y el edificio con un sobretecho blanco. Tras pasar la amplia puerta notará los salones de techos altos lleno de sillones de cuero para las esperas, laberínticos y anchos pasillos y maderas con mamparas decorativas por todos lados.

El hospital se encuentra en una barriada de hermosas mansiones pre-revolucionarias de altos muros y ocupadas por embajadas, diplomáticos y centros de investigación.

Pero entre las batas blancas, el tráfico escaso de esa zona y las arboledas no hay mucho que confirme la presencia de Chávez, de 58 años de edad, en el lugar.

“Hace rato que dicen eso que Chávez está aquí, desde que empezó con la enfermedad, pero yo me trato aquí desde hace mucho y no veo nada”, dijo Bárbara Ramírez, una cubana de 62 años paciente del nosocomio.

“Realmente dentro del hospital no se nota nada diferente”, agregó un joven que se identificó como Roberto y quien se atiende con regularidad en el lugar.

Se cree que Chávez se ubica en un sector totalmente independiente, fuera del alcance del personal habitual, en un sitio al que pocos tienen acceso, salvo sus médicos, familiares y algún funcionario de muy alto rango.

El propio Fidel Castro, de 86 años de edad, fue presumiblemente tratado allí por una enfermedad intestinal no especificada que lo tuvo al borde de la muerte y lo obligó a alejarse del poder en 2006.

En el lugar hay automóviles con chapas diplomáticas de Venezuela, algo tampoco inusual si se considera que muchos representantes de otros países o familiares hacen consultas allí.

A menos de un kilómetro al oeste del Cimeq se encuentra la residencia del ex presidente Fidel Castro, también amigo personal de Chávez y su mentor político.

Con información de AP

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones