Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Internacional | Las autoridades chinas acusaron al Dalai Lama de organizar las protestas

Tíbet: protestas se propagan; Dalai Lama denuncia régimen de terror

Desde su exilio el Dalai lama denunció la represión desencadenada por las autoridades comunistas chinas

Por: EL INFORMADOR

 PEKÍN.- Las protestas de tibetanos se propagaron hoy en China, con reportes de siete manifestantes muertos en Sichuan  (sudoeste), tras una represión que ya dejó decenas de muertos en Lhasa y llevó  al Dalai Lama a denunciar el "régimen de terror" impuesto por Pekín.
Lhasa, la capital de la Región Autónoma de Tíbet, seguía el domingo cerrada  a los turistas y cercada por las fuerzas de seguridad, tras las manifestaciones  del viernes que según el gobierno tibetano en el exilio dejaron 80 muertos,  muchos más que las diez víctimas señaladas por las autoridades de Pekín.
En la vecina provincia de Sichuan, la policía mató a tiros a por  lo menos siete personas que participaban en una marcha que había salido de un  monasterio budista del distrito tibetano de Ngawa, de acuerdo con la  organización Campaña Internacional por Tíbet.
Otro grupo identificado con la causa tibetana -el Centro Tibetano por los  Derechos Humanos y la Democracia- elevó a trece el número de víctimas mortales  en Ngawa.
Según otras noticias, el sábado también hubo protestas en el monasterio de  Labrang, en la provincia de Gansu (noroeste).
Desde su exilio en Dharamshala (norte de India), el Dalai lama, líder  espiritual de los budistas tibetanos, denunció la represión desencadenada por  las autoridades comunistas chinas y pidió una investigación internacional sobre  lo ocurrido en Lhasa.
Las autoridades chinas "se apoyan únicamente en la fuerza para lograr un  simulacro de paz, una paz conseguida por la fuerza usando para ello un régimen  de terror", declaró el Premio Nobel de la Paz en una rueda de prensa.
Las autoridades chinas acusaron al Dalai Lama de organizar las protestas y  juraron que reaccionarán con "firmeza" para mantener el orden en Lhasa.
"Los hechos muestran que las fuerzas separatistas y reaccionarias del  interior y exterior (de Tíbet) se orquestraron minuciosamente" con "el objetivo  de la independencia", indicó el oficialista Diario del Tíbet.
La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional  instó al gobierno chino a autorizar una investigación independiente de Naciones  Unidas, mientras Estados Unidos y la Unión Europea expresaron su inquietud por  la situación y llamaron a China a actuar con "moderación".
La ola de violencia provocó una multiplicación de llamamientos al boicot de  los Juegos Olímpicos de Pekín, que se inaugurarán en agosto.
Pero el Dalai Lama consideró que los Juegos deben celebrarse.
"Quiero esos Juegos. Los chinos necesitan sentirse orgullosos por ello.  China se merece ser anfitrión de los Juegos Olímpicos", afirmó.

En Dharamshala, un millar de tibetanos exiliados denunció el domingo el  "genocidio en Tíbet" y pisotearon banderas chinas.
El alcalde de Lhasa, Doje Cezhug, aseguró que "la situación en Tíbet es en  conjunto buena" y las autoridades emplazaron a los manifestantes a rendirse  antes del lunes a medianoche, prometiéndoles clemencia.
Los turistas extranjeros que llegaron el domingo a Chengdu (capital de  Sichuan) reportaron que el sábado oyeron numerosos disparos en Lhasa.

Temas

Lee También

Comentarios