Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Internacional | El líder cubano de 81 años no hizo mención de su cargo como primer secretario del Partido Comunista.

Renuncia Fidel Castro a la Presidencia de Cuba tras medio siglo en el poder

Fidel Castro anunció este martes su renuncia a la Presidencia de Cuba tras casi medio siglo en el poder, abriendo una era de cambios en la que el legendario dirigente comunista mantendrá la influencia de su liderazgo histórico

Por: EL INFORMADOR

LA HABANA.- Fidel Castro anunció este martes su renuncia  a la Presidencia de Cuba tras casi medio siglo en el poder, abriendo una era de  cambios en la que el legendario dirigente comunista mantendrá la influencia de  su liderazgo histórico.
"No aspiraré ni aceptaré el cargo de Presidente del Consejo de Estado y  Comandante en Jefe", afirmó Castro en una carta publicada en el diario oficial  Granma, cinco días antes de que el Parlamento electo en enero lo postulara para  la reelección.
El líder cubano de 81 años no hizo mención de su cargo como primer  secretario del Partido Comunista (PCC), lo que significa una amplia cuota de  poder, por ser la fuerza gobernante y única legal en el país.
Ultimo líder histórico del comunismo, Fidel dio el paso al costado tras  casi 19 meses de convalecer de una enfermedad intestinal que lo llevó a ceder  el mando provisionalmente a su hermano Raúl, ministro de Defensa de 76 años, el  31 de julio de 2006.
Ahora deja el camino despejado a Raúl para asumir definitivamente la  Presidencia, sin que se descarte una sorpresa en caso de que el vicepresidente  Carlos Lage, de 56 años, asuma como cabeza del Estado instalando a la nueva  generación en el poder.
"Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja  guardia", otros algo más jóvenes como altos oficiales del Ejército, que  "cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo".
Además de otra "generación intermedia", como la de Lage, que no participó  en la guerrilla pero aprendió a "organizar y dirigir una revolución", dijo, al  sugerir el posible escenario que será definido el domingo, muy probablemente  con Raúl al frente.
En diciembre, escribió en un mensaje que no estaba aferrado al poder ni  obstruía el paso de nuevas generaciones, pero en enero, electo diputado, quedó  habilitado para la reelección presidencial, aunque reconoció estar incapacitado  para salir en público.
"Traicionaría (...) mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere  movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo  explico sin dramatismo", afirmó este martes.
La última vez visto en público fue el 26 de julio de 2006, tras lo que sólo  ha aparecido en fotos y videos, y desde hace un año escribe sus artículos  titulados "Reflexiones del Comandante en Jefe", ahora más de 80.
"No me despido de ustedes. Deseo sólo combatir como un soldado de las  ideas. Seguiré escribiendo bajo el título 'Reflexiones del compañero Fidel'.  Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se  escuche. Seré cuidadoso", manifestó.
Castro advirtió a los cubanos que "el camino siempre será difícil y  requerirá el esfuerzo inteligente de todos". "Prepararse siempre para la peor  de las variantes", aconsejó.
Tras la renuncia, Venezuela y China, principales aliados de Cuba,  ratificaron los vínculos, Brasil mostró satisfacción de que produjera "en un  proceso muy tranquilo", y Bolivia la calificó de "dolorosa".
Impactados, los cubanos apenas se reponen de la noticia. "¿Que Fidel  renunció? ¡Imposible!", exclamó el joven Dayron Clavellón.
Castro es el único líder que conocen siete de cada diez cubanos, por lo que  su enfermedad abrió enormes interrogantes sobre el futuro de la isla, ahora  bajo la expectativa de cambios que Raúl prometió para enfrentar los graves  problemas del país.
"A mí la política no me interesa, lo que quiero es que (...) acaben de  llegar las medidas que anunció Raúl", dijo René, un zapatero de 59 años.
En la isla, la oposición reaccionó entre la apatía y la esperanza, y en  Miami, capital del exilio cubano, celebraron en calles de la Pequeña Havana.
"Es la consolidación de Raúl (...) eso abre más expectativa de que se  empiecen a hacer los cambios que tanto queremos", dijo en La Habana el  economista opositor Oscar Espinosa.
Según la oposición en Cuba y el exilio, las dificultades económicas y la  falta de libertad marcan "el fracaso del régimen" y acusan al Gobierno de  Castro de hostigamiento, violación de las libertades, y de mantener a unos 240  presos políticos.
Cuatro fueron liberados el fin de semana y salieron al exilio en Madrid, en  vísperas de la llegada el miércoles del número dos del Vaticano, cardenal  Tarcisio Bertone. Ello, no obstante, fue visto insuficiente por la oposición,  que exigió más liberaciones.
Analistas creen que la renuncia llevará a reformas económicas, dirigidas  por Raúl, sin cambios políticos. Pero Estados Unidos y la OEA dicen esperar una  "transición pacífica a la democracia".
"Podría ser el comienzo de la transición democrática para el pueblo en  Cuba", dijo el presidente estadounidense George W. Bush.
Para el ex analista de la CIA, Brian Latell, ahora "Raúl pasará a tener  fuerza política para realizar cambios que antes no conseguía por ser apenas  interino". Aún así muchos estiman que Fidel reservará el poder de veto, además  de "guía" y "guardián" de la revolución.

AFP 18:35 19/02/08 CCMS

Temas

  • Renuncia Fidel
  • Cuba

Lee También

Comentarios