Lunes, 20 de Enero 2020
Internacional | El ejército se prepara para tomar el pueblo de Mingora

Pakistán: Ofensiva militar mata a más de mil presuntos rebeldes

El ministro del Interior, Rehman Malik, habló tras visitar un campamento de refugiados para miles de personas desplazadas por el conflicto

Por: EFE

ISLAMABAD, PAKISTÁN.- Más de mil presuntos rebeldes murieron en una reciente ofensiva militar contra el Talibán en Pakistán cerca de la frontera con Afganistán, que ``continuará hasta que los últimos talibanes sean eliminados'', informó el domingo un funcionario paquistaní.

El ministro del Interior, Rehman Malik, habló tras visitar un campamento de refugiados para miles de personas desplazadas por el conflicto.

Malik no especificó cuánto tiempo más durará la operación y tampoco descartó ampliar la operación militar, enfocada actualmente en el Valle de Suat y áreas circundantes, a otras partes del noroeste, donde al-Qaida y el Talibán ha estado desde hace mucho tiempo.

Washington quiere que Islamabad arrase con la presencia de al-Qaeda y el Talibán a lo largo de la región fronteriza para aliviar la presión que sufren las tropas de Estados Unidos y de la OTAN destacadas en la vecina Afganistán. Estados Unidos también quiere eliminar cualquier amenaza al propio gobierno de Pakistán, un país con armas nucleares.

La operación comenzó el mes pasado y ha llevado a enfrentamientos en los distritos de Dir Inferior y Buner, pero cobró su mayor intensidad a principios de mayo en Suat, el principal bastión del Talibán en el noroeste del país.

Casi un millón de civiles han tenido que desplazarse por la operación, de los cuales casi 100 mil permanecen en campos de refugiados. El ejército ha advertido que algunos insurgentes intentan escapar y algunos se llegan a cortar la barba para mezclarse con los refugiados.

El ejército se prepara para tomar el pueblo de Mingora, en el Valle del Suat, donde se cree que se esconden 4.000 combatientes talibanes.

Las zonas en las que se realizó la operación militar, incluyendo el Valle del Suat, en el noroeste del país, son demasiado peligrosas para los periodistas por lo que no fue posible verificar de forma independiente las declaraciones de Malik.

El ejército no especifica la forma en la que diferencia entre las muertes de civiles e insurgentes. Además de la cifra de milicianos no se presentó un número de muertes de civiles.

Temas

Lee También