Miércoles, 01 de Diciembre 2021
Internacional | Critica el desvanecimiento de la figura paterta como consecuencia del autoritarismo

Padres ausentes provocan desviaciones, advierte el Papa

Sostene que los muchachos son ''huérfanos en su propia familia'' porque no dialogan, no son acompañados con las palabras y los ejemplos

Por: NTX

El Papa critica a los padres que, por su trabajo o realización personal, olvidan a sus familias, dejando solos a los niños. EFE / M. Brambatti

El Papa critica a los padres que, por su trabajo o realización personal, olvidan a sus familias, dejando solos a los niños. EFE / M. Brambatti

CIUDAD DEL VATICANO (28/ENE/2015).- El Papa Francisco advirtió que la ausencia de los padres en las familias puede producir "lagunas y heridas que pueden ser muy graves" e, incluso, "verdaderas desviaciones de los niños y de los adolescentes".
 
Durante su catequesis semanal, ante miles de personas en el Aula Pablo VI del Vaticano, el Papa lamentó que la sociedad moderna haya desvanecido la figura paterna como consecuencia del autoritarismo y, en ciertos casos, el atropello del pasado.
 
Reconoció que décadas atrás los padres a menudo trataban a sus hijos como siervos, no respetaban sus exigencias personales, a ellos se les veía como "representantes de la ley", censores de la felicidad de los hijos y obstáculos a la autonomía de los jóvenes.
 
Pero advirtió que ahora se pasó al otro extremo, con una ausencia de los progenitores que se encuentran tan concentrados en si mismo, en sus trabajos y en su realización personal que olvidan a sus familias, dejando solos a los niños.
 
"Ya como obispo de Buenos Aires advertía el sentido de orfandad que viven hoy los chicos. Y a menudo les preguntaba a los papás si jugaban con sus hijos, si tenían la valentía y el amor de perder tiempo con los hijos. Y la respuesta era fea", dijo.
 
"En la mayoría de los casos era: 'No puedo porque tengo tanto trabajo'. El padre estaba ausente con ese hijo que crecía y no jugaba con él, no pasaba tiempo con él", añadió.
 
Sostuvo que los muchachos son "huérfanos en su propia familia" porque no dialogan, no son acompañados con las palabras y los ejemplos, porque a veces pareciera que los papás no supieran qué lugar ocupan y buscan ser compañeros "a la par" de sus hijos.
 
Un fenómenos que se refleja, constató el Pontífice, también en la sociedad civil donde sus instituciones no les ofrecen caminos a seguir ni esperanzas de futuro.
 
"Son llenados, tal vez, de ídolos, pero se les roba el corazón; son empujados a soñar diversiones y placeres, pero no se les da trabajo; son ilusionados con el dios dinero, y se les niegan las verdaderas riquezas", estableció.
 
Tras la audiencia general, Francisco se entretuvo en un espectáculo realizado por artistas del Circo Medrano compuesto por un mago y varios malabaristas. Uno de ellos le dio tres pelotitas verdes al Papa y este devolvió una arrojándola divertido.

Temas

Lee También