Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Noviembre 2017
Internacional | El objetivo es ampliar la cobertura de la asistencia médica

Obama logra acuerdo con industria de salud

Obama no ha querido desaprovechar el viento en favor de unas encuestas que le mantienen con elevados índices de popularidad

WASHINGTON, EU.- El presidente Barack Obama no ha querido desaprovechar el viento en favor de unas encuestas que le mantienen con elevados índices de popularidad (66% según sondeo de Gallup) para impulsar el más ambicioso proyecto de reforma sanitaria de los últimos tiempos.

Rodeado de aquellos mismos que frustraron los planes de reforma sanitaria del entonces presidente Bill Clinton, en 1993, Obama indicó que una poderosa coalición de grupos empresariales y especialistas en asistencia sanitaria acordaron poner en marcha un plan concertado para abaratar los costos del sector y ahorrar 2 billones de dólares en 10 años.

"Avanzamos por una ruta insostenible que amenaza la estabilidad financiera de las familias, de los negocios y del gobierno", advirtió Obama.

El objetivo es ampliar la cobertura de la asistencia médica en un país donde casi 50 millones no tienen acceso a un médico. "La reforma es algo imperativo que podemos, debemos y lograremos alcanzar antes de fin de este año. No descansaré hasta que el sueño de una reforma sanitaria sea una realidad en Estados Unidos", insistió Obama.

La súbita colaboración de un sector que ha sido capaz de obstaculizar y derrotar innumerables intentos de reforma en el sector salud, para extender la atención médica a todos los estratos sociales, no ha pasado desapercibida para los especialistas que han festejado el hecho de que las farmacéuticas y las aseguradoras se hayan sumado a la iniciativa del presidente Obama:

"No han tenido más remedio que sumarse a esta iniciativa, pero ello no quiere decir que van a colaborar con la Casa Blanca a lo largo del trayecto para sacar adelante una ambiciosa reforma legislativa", consideró Ezra Klein del grupo American Prospect.

Por el momento, los zares de la industria de la salud han confirmado su intención de ayudar a la administración a lograr un seguro médico para millones de ciudadanos que no pueden costear los elevados costos.

Aunque la oferta de la industria no resuelve algunos detalles problemáticos de un nuevo sistema sanitario, abre la posibilidad para facilitar grandes cantidades de dinero que financiarán los seguros. También coloca al sector privado en buena posición para poder influir a través de sus terminales en el Congreso para frenar una reforma del sistema sanitario que dañe sus intereses.

Temas

Lee También

Comentarios