Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
Internacional | Un proyecto de ley ofrece cambiarlas por permisos, lo que no tiene felices a migrantes

Nuevo México negaría licencias de conducir a indocumentados

Un proyecto de ley ofrece cambiarlas por permisos, lo que no tiene felices a grupos de inmigrantes
Susana Martínez ha pugnado varias veces para derogar las licencias a inmigrantes, pero había sido derrotada en congreso. EFE / ARCHIVO

Susana Martínez ha pugnado varias veces para derogar las licencias a inmigrantes, pero había sido derrotada en congreso. EFE / ARCHIVO

TEXAS, ESTADOS UNIDOS (22/ENE/2016).- Un proyecto de ley que pretende frenar la emisión de licencias de conducir para indocumentados que residen en Nuevo México, para comenzar a otorgarles a cambio permisos de conducir, comenzó a avanzar en la legislatura de esa entidad.
 
La iniciativa de ley HB 99, que tiene el apoyo de legisladores republicanos y la oposición de los demócratas, fue aprobada este viernes por el Comité de Asuntos Públicos de Regulación de la Cámara de Representantes, en una votación de cuatro a tres.
 
La propuesta de ley pretende alcanzar un compromiso para dar solución al problema que enfrenta Nuevo México, cuyas licencias de conducir no cumplen actualmente con los estrictos requisitos de la ley federal "Real ID".
 
La incapacidad de Nuevo México para cumplir con la ley "Real ID" ha dado lugar a una campaña contra el uso de las licencias de conducir de esa entidad por parte de dependencias e instalaciones federales.
 
Dentro de dos años, las licencias de conducir que no cumplan con la ley "Real ID" no podrán ser utilizadas como identificación para abordar aviones o realizar trámites a nivel federal.
 
Una ley aprobada en 2003 permite a los inmigrantes indocumentados tramitar y obtener licencias de conducir en Nuevo México. El estatuto ha impedido hasta ahora que ese estado pueda cumplir con los requisitos que marca la ley federal Real ID.
 
La gobernadora de Nuevo México, la republicana Susana Martínez, ha pugnado en repetidas ocasiones por derogar la emisión de licencias de conducir a indocumentados, pero sus iniciativas han sido derrotadas ya tres veces en la legislatura estatal.
 
Ahora, con el respaldo de legisladores republicanos, la gobernadora Martínez ha propuesto la iniciativa HB 99 que pondría fin a las licencias de conducir para los indocumentados, pero permitiría ofrecerles permisos o privilegios para conducir.
 
La iniciativa ha sido promovida como un compromiso que permita a Nuevo México cumplir con la ley federal "Real ID".
 
El representante estatal republicano, Paul Pacheco, uno de sus patrocinadores en la Cámara baja estadounidense, aseguró que la propuesta permitirá "dejar este asunto detrás", al referirse a la falta de cumplimiento de la ley federal "Real ID".
 
Sin embargo, los opositores al proyecto argumentan que los permisos de conducir que se emitirían con un diseño y color diferente al de las licencias marcarían automáticamente a los migrantes como indocumentados, lo que facilitaría que fueran víctimas de acoso o discriminación.
 
María Cristina López, integrante del grupo pro derechos de los inmigrante "Somos Un Pueblo Unido", sostuvo que la iniciativa HB 99 es "una bofetada en la cara de las familias inmigrantes trabajadoras de Nuevo México".
 
El eliminar las licencias de conducir a los indocumentados, les dificultará poder conseguir empleos, además de que los permisos de conducir requerirían de renovaciones anuales, por lo que tendrían una utilidad limitada.
 
Legisladores estatales demócratas favorecen un camino diferente para cumplir con la ley federal "Real ID".
 
Los demócratas están a favor de mantener la emisión de licencias de conducir a los indocumentados y ofrecer una licencia compatible con la ley federal a otros conductores que deseen una. Los residentes legales serían elegibles para cualquiera de las dos.
 
Una iniciativa en ese sentido fue presentada la víspera en el Senado estatal.

Temas

Lee También

Comentarios