Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
Internacional | En Madrid, en el Congreso de los Diputados, los representantes de todas las fuerzas políticas guardaron cinco minutos de silencio

Miles de españoles demuestran su repulsión a ETA

El acto más simbólico fue el celebrado ante el consistorio de Azpeitia, localidad vasca donde ayer fue asesinado el magnate Uría

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA.- Miles de ciudadanos expresaron hoy su repulsa a la organización terrorista ETA por el asesinato del empresario vasco Ignacio Uria en las concentraciones silenciosas celebradas a mediodía en numerosos ayuntamientos e instituciones de toda España.

El acto más simbólico fue el celebrado ante el consistorio de Azpeitia, localidad vasca donde ayer fue asesinado Uria, en el que se congregaron un millar de personas, entre ellas trabajadores de la empresa Altuna y Uría que dirigía el fallecido, y familiares.

También asistió el presidente regional vasco (lehendakari), Juan José Ibarretxe, varios de sus consejeros y representantes de los partidos políticos y colectivos empresariales.

En Madrid, en el Congreso de los Diputados, los representantes de todas las fuerzas políticas guardaron cinco minutos de silencio encabezados por el presidente de la Cámara, José Bono.

En silencio también manifestaron su repulsa miles de ciudadanos congregados ante ayuntamientos y otras instituciones en todo el país.

En esas manifestaciones de rechazo a ETA no estuvieron los representantes de la izquierda independentista vasca aglutinada en las formaciones políticas Acción Nacionalista Vasca (ANV) y Partido Comunista de las Tierras Vascas, ilegalizadas por la Justicia española al considerarlas instrumentalizadas por la banda terrorista.

Ambos partidos, aunque tienen suspendida su actividad política, están presentes en muchos ayuntamientos del País Vasco, como el de Azpeitia, donde fue asesinado Uria, a través de sus concejales que siguen en los cargos.

El Partido Popular, de centroderecha y el principal de la oposición en España, anunció que hoy presentará una iniciativa en el Parlamento para que los ayuntamientos vascos gobernados por ANV sean disueltos.

Los seis concejales de Acción Nacionalista Vasca que gobiernan el consistorio de Azpeitia se negaron ayer a condenar el atentado.

Tras esa negativa, la formación Aralar, que apoyaba a ANV en ese ayuntamiento, anunció hoy su decisión de abandonar el equipo de gobierno, que compartía también con Eusko Alkartasuna, que tras el asesinato de Uria anunció también su salida.

Estas dos formaciones vascas, Aralar y Eusko Alkartasuna, son de tendencia independentista pero a diferencia de Batasuna y sus formaciones satélites (ANV y Partido Comunista de las Tierras Vascas), condenan la violencia de ETA.

La banda terrorista asesinó este miércoles a tiros al empresario Ignacio Uria, de 70 años, cuando se encontraba en su vehículo y se disponía a entrar al restaurante de Azpeitia al que acudía cada día a jugar una partida de cartas con sus amigos.

El fallecido era consejero de la empresa constructora Altuna y Uría que participa en la obra ferroviaria, conocida como "Y" vasca, para el Tren de Alta Velocidad, amenazada directamente por ETA que considera que es un proyecto "ajeno a los intereses" del País Vasco.

El asesinato de Uria es el cuarto de ETA este año y el primero de un empresario desde agosto del año 2000 cuando acabó con la vida de José María Korta.

La organización terrorista, que surgió hace 40 años, busca por las armas la independencia del País Vasco, una de las 17 comunidades autónomas que forman España, y asesinó en las cuatro décadas de actividad a más de 850 personas.

Temas

Lee También

Comentarios