Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Internacional | Lamenta que no se cumpla la Convención de los Derechos del Niño

Mayor atención a los niños migrantes, pide Benedicto XVI

El emigrante es una persona humana con 'derechos fundamentales inalienables que todos deben respetar siempre', dijo el Papa

Por: NTX

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Benedicto XVI advirtió hoy sobre el riesgo de abandono y explotación que sufren los niños emigrantes, cuyos derechos humanos no son protegidos adecuadamente por los gobiernos.  

El pontífice dedicó al tema 'Los emigrantes y los refugiados menores de edad' el mensaje de la próxima Jornada Mundial del Migrante (del 17 de enero de 2010), cuyo contenido fue dado a conocer este día por el Vaticano.  

En el texto, el Papa lamentó el incumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño, la cual 'afirma con claridad' que se debe salvaguardar siempre el interés del menor y reconocer sus derechos como los de un adulto.  

'Aunque en la opinión pública crece la conciencia de la necesidad de una acción concreta e incisiva para la protección de los menores, de hecho, muchos de ellos son abandonados y, de varias maneras, corren el riesgo de ser explotados', apuntó.  

Dijo estar además impresionado por el número de personas implicadas en el fenómeno de la migración, por sus problemáticas sociales, económicas, políticas, culturales y religiosas, así como por los 'desafíos dramáticos' que supone para la comunidad internacional.  

Benedicto XVI insistió en recordar que el emigrante es una persona humana con 'derechos fundamentales inalienables que todos deben respetar siempre'.  

Según el obispo de Roma, para los adolescentes emigrantes es fundamental el acceso con regularidad a la escuela y, posteriormente, al mundo del trabajo; que se facilite su integración social gracias a estructuras formativas y sociales oportunas.  

Asimismo calificó como 'categoría especial' a los menores refugiados quienes piden asilo tras haber huido por varias razones de sus países, donde no reciben una protección adecuada. Las estadísticas revelan que su número está aumentando, dijo.  

'Deseo de corazón que se dedique la debida atención a los emigrantes menores de edad, quienes necesitan un ambiente social que permita y favorezca su desarrollo físico, cultural, espiritual y moral', sostuvo.  

Añadió que 'vivir en un país extranjero sin puntos de referencia reales les genera innumerables trastornos y dificultades, a veces graves, especialmente a los que se ven privados del apoyo de su familia'. 

Temas

Lee También

Comentarios