Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Internacional | Según los organizadores unos 120 mil estudiantes acudieron a la protesta

Marcha de estudiantes en Chile revive demandas educativas

La multitudinaria y variada convocatoria recordó el estallido de las primeras protestas estudiantiles a inicios de 2011, las más importantes en dos décadas

Por: AFP

SANTIAGO, CHILE (11/ABR/2013).- Cientos de miles de estudiantes  volvieron a copar las calles de Chile para pedir un cambio en la educación  pública, a un sistema gratuito y de calidad, en un año electoral en el que se  ha vuelto a poner en debate qué modelo educativo y de país quieren los chilenos.

Las clases de escuelas y universidades quedaron vacías una vez más este  jueves, cuando 120 mil estudiantes según la Confech - la Policía no ofreció  cifras-, acudieron al llamado de manifestarse por un cambio en el modelo  educativo tanto en Santiago como en otras capitales del país, como Temuco o  Valparaíso.

La multitudinaria y variada convocatoria recordó el estallido de las  primeras protestas estudiantiles a inicios de 2011, las más importantes en dos  décadas, con las que consiguieron hacer tambalear el gobierno del derechista  Sebastián Piñera y cambiar a dos ministros de Educación.

"No reencantamos a nadie, evidentemente el 2012 fue un año de reflujo, pero  este año salimos con mucha fuerza porque es un año importante", dijo Andrés  Fielbaum, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

A través del 'hashtag' de Twitter îNosVemosEl11 la convocatoria se expandió  por las redes sociales.

Miles de estudiantes universitarios y escolares vestidos con su uniforme  repetían los cánticos de protesta escuchados en las 44 manifestaciones del 2011  y la decena de marchas del año pasado, en los que se pedía el fin del modelo  educativo heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

"La lucha continúa", decían varias pancartas.

Desde la Plaza Italia, la marcha recorrió con música y bailes la avenida  Alameda, la principal arteria de la capital chilena, y concluyó con un acto  cultural en la Estación Mapocho, tras el cual se produjeron algunos  enfrentamientos entre la policía y grupos de encapuchados.

El recorrido aprobado por la Intendencia de Santiago (gobernación) evitó el  paso de los manifestantes por delante del palacio de La Moneda y todo el  trayecto estuvo resguardado por cientos de policías y personal de fuerzas  especiales.

Una vez más, la marcha mostró el malestar de varios sectores sociales, como  el sindicato de trabajadores bancarios, los trabajadores del Servicio de  Impuestos Internos o los profesores de escuelas primarias, además del respaldo  de la principal central sindical del país, la Central Unitaria de Trabajadores  (CUT).

"Son más de 120 mil personas acá en Santiago y tenemos que sumar las  movilizaciones del resto del país, lo que demuestra que nosotros podemos  cambiar la realidad que estamos viviendo de una latente injusticia en educación  donde seguimos siendo el segundo país del mundo más segregado  educacionalmente", dijo Diego Vela, presidente de la Federación de Estudiantes  de la Universidad Católica.

Piñera ha puesto en marcha una serie de reformas, como una rebaja en los  créditos usados para pagar los aranceles universitarios y la entrega de becas,  pero no ha accedido a cambiar los pilares del sistema educativo.

Precisamente esta semana, la expresidenta de Chile y precandidata de  oposición a las próximas elecciones de noviembre Michelle Bachelet, prometió  que en caso de volver al gobierno el primer proyecto que enviaría al Congreso  sería uno que pusiera fin al lucro en la educación.

"Lo importante es sincerar posturas y no sacar aprovechamiento político del  movimiento", dijo Vela.

Según el dirigente estudiantil, los candidatos deben "buscar cambios  concretos y estructurales que realmente beneficien a todos, y no solamente  'aspirinas' para revivir a esta educación moribunda que nos tiene a todos  enfermos y finalmente segregados en castas sociales en el país".

En Chile, producto de las reformas liberales impuestas por la dictadura,  cada vez menos escolares asisten a colegios públicos gratuitos. La mayoría,  asiste a escuelas privadas en las que las mensualidades se pagan de forma  compartida entre los padres y el Estado.

A nivel universitario no existe la gratuidad ni siquiera en las  universidades estatales, que en la práctica funcionan como entes privados, al  tener un muy bajo aporte público.

Temas

Lee También