Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017
Internacional | Martins publicaba en Instagram imágenes en la guerra y resultó que jamás estuvo ahí

La historia del falso fotógrafo de la ONU que engañó al mundo

Eduardo Martins publicaba en Instagram imágenes en Iraq y Siria y resultó que jamás estuvo ahí
La cadena BBC reveló que Eduardo Martins jamás estuvo en estos lugares y tampoco es la persona que sale en las fotos. ESPECIAL /

La cadena BBC reveló que Eduardo Martins jamás estuvo en estos lugares y tampoco es la persona que sale en las fotos. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (05/SEP/2017).- Las fotografías de Eduardo Martins cautivaban a cualquiera. El joven de 32 años, presuntamente de Sao Paulo, retrataba el sufrimiento en Iraq y Siria en su cuenta de Instagram, y contaba historias conmovedoras sobre lo que veía desde el campo.

La historia de Martins cautivaba todavía más cuando se conocía su historial: tras haber sufrido de abuso infantil y de leucemia en su natal Brasil, se había convertido en un fotógrafo de las Naciones Unidas en los campos de refugiados.

El diario BBC relató cómo se fue descubriendo la identidad. La cadena detalló que las imágenes de Martins iban acompañadas de episodios de su vida en las zonas de guerra, como aquella en la que salvó a un niño de la zona de fuego en Iraq.

En su cuenta de Instagram también aparecían imágenes de él junto a una tabla de surf, pues le gustaba ese deporte.

Martins hacía referencia a publicaciones suyas en la prensa y siempre mencionaba que era de la ONU con tal de aumentar la veracidad de su trabajo. De esta manera, el brasileño se ganó la confianza de sus miles de seguidores en la red social.

El "teatrito" se le empezó a caer en junio. Después de que BBC Brasil publicara una entrevista a Martins, una corresponsal de la misma cadena en Medio Oriente comenzó a sospechar mientras que periodistas brasileños señalaron que el fotógrafo no era conocido allí.

BBC Brasil comenzó entonces a preguntar por Eduardo Martins. Al consultar con gente del gremio brasileño y con periodistas en Medio Oriente, descubrieron que algunas de las historias que Martins contaba no se sostenían.

También descubrieron que ninguna de las fotos era suya. Plagió las imágenes de diversos fotógrafos, la mayoría del estadounidense Daniel C. Britt. Además, en las descripciones cambiaba los lugares y las fechas de la toma.

Para ocultar el plagio, Martins invertía en plano horitzas las fotos, por lo que incluso Britt se demoró en reconocer las imágenes como suyas cuando tuvo la oportunidad.

A finales de agosto, Martins se dio cuenta que había sido descubierto y desapareció. Borró su cuenta de Instagram y dijo que no usaría WhatsApp, argumentando que se lanzaría a una aventura: pasar un año en furgoneta recorriendo las playas de Australia.

Surfista británico, el rostro que usaba Martins

Resultó también que Martins no era quien aparecía en las fotos editadas, ni el joven de las fotografías con la tabla de surf. En realidad, se trataba del británico Max Hepworth-Povey.

Hepworth-Povey de 32 años relató a la BBC que sí era él quien aparecía en las fotos, pero que no es tan rubio como allí aparece. El surfista británico trabaja en una organización de viajes de surf precisamente.

Dijo que escuchó la historia gracias a un amigo y así descubrió que le habían robado su identidad.

Temas

Lee También

Comentarios