Viernes, 14 de Mayo 2021
Internacional | La última cifra muestra 18 muertos y 133 heridos

India promete juzgar a responsables de los ataques

Se trata del el peor atentado ocurrido en la capital financiera Mumbai desde los ataques del 2008, la policía ya interrogó a miembros de un grupo militante islamista

Por: REUTERS

MUMBAI, INDIA (147JUL/2011).- El primer ministro indio Manmohan Singh prometió el jueves llevar a la justicia a quienes están detrás del peor atentado ocurrido en la capital financiera Mumbai desde los ataques del 2008, y la policía interrogó a miembros de un grupo militante islamista.

Ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad por los tres artefactos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés) que explotaron casi simultáneamente, compuestos de una mezcla de nitrato de amonio, durante la hora punta del miércoles, causando la muerte a 18 personas e hiriendo a 133.

Las explosiones llegan cuando el atribulado primer ministro trata de superar varios escándalos de corrupción y una oposición que ha resurgido con fuerza, lo que ha llevado a una parálisis política en la tercera economía más importante de Asia.

"Los terroristas tienen la ventaja de la sorpresa", dijo Singh en inusuales comentarios públicos fuera de un hospital luego de reunirse con algunos de los heridos.

"Ahora nuestra tarea es encontrar a los culpables y resolver cómo vamos a trabajar juntos para llevarlos a la justicia", enfatizó.

El ministro del Interior, Palaniappan Chidambaram, afirmó que es demasiado pronto para apuntar a un grupo en concreto, pero destacó que "los ataques terroristas coordinados" podrían ser en venganza por varios atentados desbaratados por la policía o por varios arrestos, entre ellos de muyahidines indios.

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que la policía interrogaba a algunos miembros de los muyahidines indios que fueron arrestados unos días antes del ataque, pero que no tenía pistas específicas sobre quién podría ser responsable.

Los muyahidines indios son un tenebroso grupo extremista conocido por sus campañas de atentados con pequeños artefactos explosivos que colocan en restaurantes, paradas de autobús y calles frecuentadas.

Este grupo ha sido acusado de tener lazos con organizaciones integristas paquistaníes que combaten la presencia india en la dividida región de Cachemira.

"Estuvo muy probablemente coordinado por los muyahidines indios, teniendo en cuenta la gravedad y la escala de los ataques. En el pasado han utilizado cajas para comidas e IED", dijo el doctor Rohan Gunaratna, un experto en Al Qaeda que vive en Singapur.

Los atentados son los peores en Mumbai desde el 2008, cuando casi dos decenas de hombres armados mataron a 166 personas durante tres días, lo que elevó la tensión con el país vecino y rival nuclear, Pakistán, y dejó a la ciudad en estado de alerta.

Ahora India y Pakistán están tratando de normalizar sus relaciones.

Dirigentes paquistaníes condenaron los atentados rápidamente, al igual que el presidente de Estados unidos, Barack Obama. Su secretaria de Estado, Hillary Clinton, tiene previsto viajar a India para mantener conversaciones la próxima semana.

Cualquier sugerencia de culpar a Islamabad podría complicar unas relaciones muy delicadas pues las dos antiguas colonias británicas han ido a la guerra tres veces desde su independencia por Cachemira.  

 El barrio más difícil del mundo

"Vivimos en el barrio más difícil del mundo. Pakistán y Afganistán están en el epicentro del terrorismo", dijo Chidambaram, añadiendo que Pakistán todavía no ha dado apoyo a India para perseguir a los cerebros de los atentados del 2008.

Los ataques estuvieron centrados principalmente en los distritos de mercados de joyería del sur de Mumbai, con 20 millones de habitantes, llenos de vendedores de diamantes y metales preciosos y artesanos.

La explosión más fuerte tuvo lugar en la zona de la "Opera House", un frecuentado centro para los joyeros; la segunda fue en el bazar Zaveri, el mayor mercado de oro en lingotes del país, y la tercera fue en la céntrica calle Dadar, donde hay tiendas de musulmanes e hindúes.

"Estos IED no eran dispositivos ordinarios, sino que parece que fueron hechos con un grado de sofisticación. Los que los hicieron tuvieron entrenamiento previo", dijo el secretario del Interior Raj Kumar Singh, el máximo funcionario público del Ministerio, a periodistas.

La policía investigaba si unos cables eléctricos que se encontraron pegados a un cuerpo tuvieron algo que ver con las bombas, agregó.

U.K. Bansal, el principal funcionario de seguridad interna del país, no descartó la posibilidad de que el responsable haya sido un atacante suicida, pero dijo que aún no había evidencias firmes.

Temas

Lee También