Domingo, 21 de Julio 2024
Internacional | Los jefes de Estado de América Latina, España y Portugal comenzaron la sesión de clausura de la Cumbre Iberoamericana

Iberoamérica busca en Estoril una posición conjunta sobre Honduras

La sesión fue abierta por el presidente de Portugal y anfitrión, Aníbal Cavaco Silva y con la ausencia del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva

Por: EFE

ESTORIL, PORTUGAL.- Los jefes de Estado de América Latina, España y Portugal comenzaron la sesión de clausura de XIX Cumbre Iberoamericana en la que aprobarán una Declaración sobre la Innovación tecnológica y preparan algún tipo de posición conjunta sobre la crisis de Honduras.

La sesión fue abierta por el presidente de Portugal y anfitrión, Aníbal Cavaco Silva y con la ausencia del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que hoy viaja a Ucrania, y Rafael Correa, que abandonó Portugal en las últimas horas.

Estas ausencias se suman a las de los ocho mandatarios que no asisten, por diferentes motivos a la cumbre, como es el caso de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales; Paraguay, Fernando Lugo; Uruguay, Tabaré Vázquez; Cuba, Raúl Castro; Guatemala, Álvaro Colom; y Nicaragua, Daniel Ortega.
Honduras, debido a su crisis interna, está representada por Patricia Rodas, la canciller del Gobierno derrocado por el golpe de estado.

Al igual que ocurriera ayer, lunes, hoy tampoco se pueden seguir los discursos de los mandatarios en directo, ya que fue interrumpida la transmisión del circuito interno de televisión después de la intervención de Cavaco Silva, que se limitó a enumerar el programa de la sesión.

Se espera que la cumbre concluya con algún tipo de declaración sobre la situación en Honduras, en cuyo borrador trabajan los asesores técnicos de los países a partir de una propuesta de la Presidencia de la cumbre, que ejerce Portugal, y sobre la que todavía no hay acuerdo, según señalaron fuentes diplomáticas.

Los comicios hondureños han dividido a los países iberoamericanos, entre aquellos que reconocen el proceso y los resultados, como es el caso de Colombia, Panamá y Costa Rica, y los que han anunciado que no lo harán o prefieren esperar a ver la evolución de la situación tras la victoria de Porfirio Lobo.

Aunque Colombia y Panamá han reconocido ya las elecciones hondureñas, países como Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela están en contra de legitimar los comicios.

España, que condenó el golpe y exigió la restitución de Zelaya, aboga por un "gran acuerdo nacional" en Honduras como único camino para lograr una "paz democrática" en ese país, según dijo el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones