Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017
Internacional | Gobernadores declaran zona de emergencia

Estados de la Unión Americana se recuperan de las tormentas

Vecinos de las zonas afectadas por las lluvias han comenzado a recoger sus enseres y a evaluar los daños provocados en las viviendas

CHICAGO.- Al menos 100 mil usuarios permanecían anoche sin servicio eléctrico en condados del Medio Oeste estadounidense declarados en estado de emergencia por las fuertes tormentas del viernes, que dejaron un saldo de seis muertos.

Más de mil 200 trabajadores de la compañía que suministra electricidad en el sur de Illinois iniciaron el sábado y se espera que terminen mañana la restauración del abastecimiento a 63 mil 500 clientes, mientras que en Missouri 150 mil usuarios recuperan el servicio lentamente.

Los estados de Kansas, Kentucky y Virginia Occidental también reportaron daños en cientos de hogares y negocios por el sistema de tormentas y una serie de pequeños tornados que azotaron el Medio Oeste el fin de semana.

El sábado, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, declaró en estado de emergencia un condado; el mandatario de Illinois, Pat Quinn, tres condados del Sur; el de Virginia Occidental, Joe Manchin, seis condados, y el de Kentucky, Steve Beshear, áreas del centro y del Sureste.

En Missouri se confirmó la relación de tres muertes con el fenómeno natural: la de un hombre del condado de Dallas que sufrió un ataque cardiaco cuando un tornado lo sacó de su hogar y lo arrojó al campo, y de dos personas más en Kentucky.

Un hombre de 87 años murió en Murphysboro, Jackson, Illinois, cuando fue golpeado por la rama de un árbol que se introdujo al sótano de su casa, impulsado por los fuertes vientos.

En Illinois, el condado de Jackson reportó los mayores daños en las ciudades de Carbondale y Makanda, pero ayer concluyeron los trabajos de limpieza de calles, despejando el área inundada e invadida por troncos y ramas, según informaron las autoridades locales.

El oficial Mike O'Leary, portavoz del Departamento de Policía del condado, mencionó que se declaró toque de queda la noche del sábado, lo que permitió evitar saqueos en la zona afectada, “y la gente ha actuado de manera responsable. No hay registro hasta el momento de crímenes relacionados con las tormentas”.
En cambio, en el condado de Williamson, también en el Sur de Illinois, se reportaron robos en negocios y personas que ofrecen servicios a costos abusivos para realizar reparaciones, dijo el sheriff Tom Cundiff.

“La policía ha comenzado a patrullar el condado en vehículos no marcados”, expresó y advirtió a los habitantes de la región dañada ser cautelosos ante timadores que ofrecen cortar árboles y otros servicios de limpieza a precios exorbitantes y por anticipado. (NTX/EFE)

California
Aire ayuda a contener incendios

SANTA BARBARA, California.- Un manto de aire fresco y húmedo procedente del océano envolvió la costa del Sur de California, ayudando a contener incendios devastadores y permitiendo retornar a sus viviendas a algunos millares de evacuados.

Las personas que regresaron a sus hogares fueron advertidas que debían mantenerse en estado de alerta en caso de que vuelvan a empeorar las condiciones, pero no se espera que retorne el viento caliente y seco que avivó los incendios, al menos en las próximas horas.

El incendio que calcinó un área de más de 35 kilómetros cuadrados estaba controlado en 55% ayer, luego que el aire húmedo comenzó a soplar desde el océano Pacífico, bloqueando el viento seco.

Funcionarios del cuerpo de bomberos dijeron que el incendio destruyó 31 casas y dos cocheras separadas de viviendas y que dañó otras 47 viviendas. Añadió que un previo estimado de 80 edificios destruidos era incorrecto. (AP)

Brasil
Ya son 300 mil los damnificados por las lluvias

Una mujer se limpia la cara durante una lluvia en el desbordado Río Longa, en Piaui, Brasil, donde el número de damnificados por las inundaciones que azotaron el Norte subió a más de 300 mil, mientras en algunas de las áreas afectadas las aguas comenzaron a bajar gracias a una mejora en el clima.

Las más devastadoras lluvias en azotar el Norte de Brasil en al menos dos décadas inundaron 10 de los 26 estados brasileños, en una área que se extiende desde el bosque húmedo de la Amazonia hasta estados costeros acostumbrados a las sequías. REUTERS

Temas

Lee También

Comentarios