Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Internacional | Audiencia en Roma

El Papa lima asperezas con líder de la Iglesia Anglicana

En octubre, el Vaticano anunció un decreto mediante el cual permitirá el regreso de grupos organizados de anglicanos al catolicismo

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DEL VATICANO, ITALIA.- El arzobispo de Canterbury y el Papa Benedicto XVI concordaron en la necesidad de lazos más estrechos entre sus iglesias, en la primera reunión desde el sorpresivo ofrecimiento del Vaticano de recibir a anglicanos que quieran convertirse al catolicismo.

El arzobispo Rowan Williams tuvo una breve audiencia privada con el Pontífice y en su conversación reiteraron “la voluntad compartida de continuar y consolidar la relación ecuménica entre católicos y anglicanos”, dijo el Vaticano en un comunicado.

Las cordiales discusiones también “se enfocaron en eventos recientes que afectan las relaciones entre la Iglesia Católica y la comunión anglicana”.

Algunos anglicanos han criticado la insinuación del Papa a alienados miembros de la iglesia de Inglaterra, permitiéndoles unirse a la Iglesia Católica aunque mantendrían muchas de sus propias tradiciones.

Ellos ven el ofrecimiento como un intento para atraer a anglicanos que se oponen a ordenación de sacerdotes y obispos mujeres, algo que no está permitido en la orden católica.

La reunión de Williams con el Papa estaba programada antes de que la Santa Sede anunciase la aprobación de una Constitución Apostólica (norma de máximo rango) para permitir la entrada de los anglicanos. Desde entonces, entre 30 y 50 obispos y un centenar de parroquias han mostrado su deseo de incorporarse a la Iglesia de Roma. El Vaticano ha filtrado que calcula que medio millón de fieles anglicanos podrían volver a los brazos de Roma, una cifra que haría temblar los cimientos de las 16 iglesias hermanas de los anglicanos mantienen en los cinco continentes.

Polémico anuncio


La reunión entre ambas jerarquías es la primera tras el polémico anuncio del Vaticano, el 20 de octubre pasado, de abrir las puertas de la Iglesia Católica a todos los anglicanos que lo deseen, sacerdotes casados incluidos, un movimiento que ha sido juzgado por teólogos progresistas como una especie de “oferta de adquisición de almas”, hostil y ventajista, que amenaza con convertir al Vaticano en un búnker ultraconservador y con ahondar la división de la Comunidad anglicana.

Como contrapartida, dicen algunos analistas, el Vaticano deberá ser cuidadoso: el éxodo masivo de sacerdotes casados hacia Roma podría alentar las reprimidas reivindicaciones de los católicos partidarios de suprimir el celibato.

Según dijeron a la BBC fuentes cercanas al arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, éste habría aceptado las explicaciones del Papa, que señaló que la invitación a los tradicionalistas se hizo a petición de éstos, y no con la intención de atraer sacerdotes ni de minar las relaciones interreligiosas.

Benedicto XVI critica la ‘‘belleza hipócrita’’

El Papa Benedicto XVI criticó el uso de una “belleza hipócrita” que ensalza la transgresión y la obscenidad en el arte, durante un encuentro que sostuvo con artistas del mundo en la Capilla Sixtina.

Ante unas 260 personalidades de la escultura, la pintura, la danza, el teatro, el canto, la arquitectura y el cine, el Papa pronunció un largo discurso en italiano en el cual pidió recuperar la “auténtica belleza” inspirada en la trascendencia humana.

Constató que, a menudo, la belleza publicitada en los medios de comunicación “es ilusoria o mentirosa, superficial y deslumbrante hasta el aturdimiento”.

“(Estas imágenes) en vez de hacer salir a los hombres de sí mismos y abrirlos a horizontes de verdadera libertad, los aprisiona y los hace aún más esclavos, privados de esperanza y de alegría”.

Temas

Lee También

Comentarios