Martes, 21 de Enero 2020
Internacional | La aparición de este supuesto testigo ha enrarecido más la situación generada por el asesinato del abogado

CICIG recibe pruebas de supuesto testigo del asesinato del abogado Rosenberg

El sicario Juan Ordónez fue quien dio muerte al jurista

Por: EFE

GUATEMALA.- La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala ( CICIG) ha recibido pruebas de un supuesto testigo del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, que desvinculan al presidente Álvaro Colom del crimen e implican al principal partido de oposición.

El pasado 10 de mayo el abogado fue asesinado a tiros en un elegante sector del sur de la capital guatemalteca y cuando eran inhumados sus restos, el día 11, salió a luz pública un vídeo que había grabado días antes y en el que responsabilizaba a Colom de cuanto le pudiera ocurrir.

Rosenberg también implicó en su asesinato a la primera dama de Guatemala, Sandra Torres de Colom, al secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, y al empresario Gregorio Valdez, entre otros.

Sin embargo, un supuesto testigo que apareció ayer, identificado como Juan Pérez León, desvincula al mandatario y sostiene que los autores intelectuales del asesinato del abogado fueron miembros del Partido Patriota (PP), el principal de la oposición en Guatemala.

Como prueba, Pérez León entregó a la CICIG en una provincia del departamento noroccidental de San Marcos, fronterizo con México, un teléfono móvil en el que supuestamente recibió mensajes de texto que implican a un diputado del PP, identificado como Armando Paniagua, en el crimen de Rosenberg.

El portavoz de Colom, Fernando Barillas, confirmó a periodistas locales que la Presidencia prestó un helicóptero para que los miembros de la CICIG se movilizaran hasta San Marcos y recibieran las pruebas de Pérez León, quien tras dar su versión salió del país rumbo a México.

Según el supuesto testigo, Paniagua lo contrató para pagar a una banda de sicarios de la ciudad occidental de Quetzaltenango y dar así muerte al abogado.

A decir de Pérez León, el sicario Juan Ordónez fue quien dio muerte al jurista.

El pasado 26 de mayo, el líder del PP, el general Otto Pérez Molina, denunció la existencia de un complot para asesinarlo a él y a la diputada Roxana Baldetti, y reveló que por ese plan había sido detenido Juan Ordónez.

El plan para matar a Pérez Molina y a la diputada fue revelado por el Procurador guatemalteco de los Derechos Humanos, Sergio Morales.

Pérez León aseguró, según medios locales, que le han ofrecido un vehículo y 200.000 quetzales (unos 24.660 dólares) para que niegue la participación de Paniagua en el crimen de Rosenberg.

Según los medios locales, el supuesto testigo indicó que en una fecha sin especificar mantuvo una entrevista con el diputado en un restaurante de Quetzaltenango, donde le ofreció la paga y el general le comunicó por teléfono que a Paniagua podía pedirle lo que quisiera.

Paniagua explicó hoy a periodistas locales que tres personas lo buscaron para decirle que tenían información sobre el plan para matar al militar y que lo querían extorsionar.

La aparición de este supuesto testigo ha enrarecido más la situación generada por el asesinato del abogado.

El general Pérez Molina, quien en 2007 perdió la presidencia frente a Colom, todavía no se ha pronunciado sobre la versión de Pérez León.

La diputada Baldetti, por su lado, se ha limitado a decir que ahora que la CICIG tiene en su poder las supuestas pruebas "se esclarecerá esta farsa".

El asesinato de Rosenberg, que Colom atribuye a una conspiración para desestabilizar a su Gobierno, ha provocado uno de los mayores escándalos políticos de la historia reciente de Guatemala.

Días después del asesinato, amigos y familiares del abogado movilizaron en la capital a miles de personas, incluidos empresarios y políticos, para exigir la renuncia del presidente para que la justicia lo procese.

Temas

Lee También